JR Anime ~ La cultura del animé adaptada al Rock.
Bienvenido a J-Rock Animé, donde tu diversión va al compás de la música.

Te invitamos a registrarte para que participes en nuestro foro, además, la publicidad es suprimida a nuestros usuarios registrados.

¡Te vemos pronto en J-Rock Anime!


Animé, manga, música, fics... Todo en un solo lugar.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse
Aquí Saaaku -w- , cambieee el tema nuevamente, ahora de colooor NARANJA FUERTE, espero que les guste! Very Happy

Comparte | 
 

 Day and Night.

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
Saaku
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 821
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 23
Localización : In the Abyss . . .

MensajeTema: Re: Day and Night.   Dom Mar 17, 2013 11:09 am

*-* siiiii un nuevo caapituloooo ! :3
te quedó geniaaaaaal y y y el poder de solet dioooos *-*!!!!
asdñasd quiero ya el próximo capitulooooooooooooooooo
Se pone cada vez más geniaal estoooo
definitivamente si lo publicas tendrás exito
DEMASIADOOO!!!!
quiero más más quiero el final
quiero otra temporada quiero más!!!!! owo
MAS ! ahrre
bueno ya sabes me encantan tus historia
soy tu fan numero 1 *saca una banderita con tu cara y la mueve*
te amo mucho mucho mi cielo ~<3!!!!
espero el próximo capítuloooooo con mucha emoción >_____________________<

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


No importa la muralla que nos divide, yo la escalaré sin obstaculos ~
 L&B ♥️  15/07/08
Vocaloid Fangirl ♫ The Virtual Idol (°ω°)/ !
Nyan Nyan ♫
Mi Deviantart   :3
Volver arriba Ir abajo
http://xsaakux.deviantart.com/
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Dom Mar 17, 2013 12:59 pm

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=4fRaWZji_Co ]

Nocte, con catorce años, justo después del torneo de Magikyu, fue a los vestidores a cambiarse. Mientras se quitaba el casco, un hombre entra. Era Hazzel.

Nocte: M-Maestro Hazzel… ¿Qué hace aquí?
Hazzel: Quería hablar contigo…
Nocte: Es sobre mi retiro, ¿No?
Hazzel: En efecto… ¿Por qué?
Nocte: Tengo otras cosas en la cabeza…
Hazzel: Sabes que puedes confiar en mí, Nocte
Nocte: … Profesor Hazzel, ¿Es posible crear vida de la nada?
Hazzel: ¿Otra vez esa pregunta? Te he dicho que si es posible o no, no es algo de lo que debas preocuparte… Deja la vida fluir.
Nocte: Mi padre… Hizo un extraño experimento hace unos años… Usted debe saberlo… Son buenos amigos…
Hazzel: …
Nocte: ¿Por qué lo encubre? ¿Es normal que haga crímenes como ese? Aparte de, por supuesto, asesinar a mi madre.
Hazzel: ¿¡Cómo te enteraste de eso!?
Nocte: Y asesinar a los padres de Ryo… Profesor Hazzel, ¿Por qué lo hace? ¿Por qué no dice nada?
Hazzel: … Yo… Le prometí algo a tu abuelo.
Nocte: Hmph. Ya veo. Le prometió algo a Aurelius… Nunca lo conocí… Y estoy seguro de que mi padre tiene algo que ver en su muerte… Profesor, sé lo que oculta en el sótano del castillo… Y algún día vendré por eso… Recuérdelo.

Nocte se fue con su casco en la mano, sin terminar de cambiarse, y dejó a Hazzel solo en los vestuarios.

Day and Night
El día y la noche

Capítulo 15: Enmendando el pasado

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=SpWclabjS7c ]

Mientras todo lo demás había pasado… Las peleas entre Organize y Krirhim, Generate y Angerhim, Destroyer y Hairhim, Absorb y Fairhim, el equipo de Solet y el equipo de Kenta, y Garmull y Monique contra King y Queen, Nocte y Hazzel habían combatido duramente. Así que explicaremos qué pasó en este segundo cruce entre maestro y alumno.

Nocte lo veía fijamente con cara de odio, y Hazzel también estaba molesto. Kaiosera estaba detrás de Nocte, a la expectativa.

De un momento a otro, Kaiosera soltó una fuerte llamarada hacia Hazzel. Éste se cubrió con una pared de hielo que se derritió justo al instante, pero le dio la oportunidad de frenarla. Casi sin darle respiro, Nocte saltó hacia él con una esfera de gravedad en la mano, y la disparó antes de caer al suelo, mandando a Hazzel a volar contra la pared de la cúpula mágica, haciéndose un grave daño, y más aún con las heridas de la última vez, que lo mantenían frágil a su edad.

Nocte: Hazzel, no tengo todo el día. Dame la piedra filosofal.
Hazzel: No le daré nada al asesino de mi familia…
Nocte: Te diré algo… *Lleva su mano a su túnica y saca una bola de cristal, que, tras aplicarle cierta magia, muestra la figura de su hermano, su cuñada y su sobrina*
Hazzel: ¡Eso es…!
Nocte: No los asesiné. Los tengo justo aquí… Dame la piedra y te los regresaré sanos y salvos.
Hazzel: Maldito… Encerrarlos en una celda mágica esférica…
Nocte: ¿Y bien?
Hazzel: No caeré en tus trucos *Su cuerpo se convierte en hielo y se parte en pedazos*
Nocte: ¿Eh?

Hazzel apareció desde el cielo, sobre Nocte. Kaiosera le avisó a tiempo, así que Nocte se quitó en medio para no recibir un potente ataque de Hazzel, con un puño lleno de energía gélida que mandó a volar gran parte del terreno.

Nocte: Será así, entonces *Se guarda la esfera*

Nocte y Kaiosera se vieron fijamente, y luego de un rato, Nocte tomó forma de reptil, como la anterior vez contra Lucius, y Kaiosera disminuyó su tamaño para convertirse en un semi-humano con alas de dragón.

Ambos se combinaron para golpear a Hazzel a una velocidad que no era perceptible para sus ojos. Estaba siendo apaliado por ambos.
Tras un rato, pararon de golpearlo, tirándolo fuertemente al suelo, y Nocte puso su pie sobre él.

Nocte: Dime dónde está la piedra.
Hazzel: Prefiero estar muerto…
Nocte: ¿¡En serio prefieres proteger a Dragon que a tu familia!?
Hazzel: ¡Tú no entiendes nada! ¡No es Dragon a lo que protejo! ¡Es a ti!
Nocte: ¿¡A mí!? ¡No seas ridículo! *Patea a Hazzel y lo hace rodar por el suelo*

Kaiosera se sentó sobre Hazzel, sin dejarlo levantarse.

Kaiosera: Nocte… Este viejo no va a hablar, es demasiado terco.
Nocte: Hmph…
Kaiosera: De todas formas, ¿Has estado bien últimamente?
Nocte: ¿Y a ti qué te importa?
Kaiosera: *Piensa: Lo suponía. Aquella vez cuando escapamos del castillo, él estaba mucho más amigable… Pero de nuevo está corrompido por esa mujer*
Hazzel: Mátenme de una vez si eso quieren.
Nocte: Si te matamos no podríamos saber dónde está la piedra… *Ve a los alumnos y maestros que permanecen dormidos gracias a la técnica que usó Nocte para descartarlos* Ya sé, juguemos a algo…Ya que no te importa tu vida, y por lo visto no es tan importante salvar a tu familia ahora mismo… ¿Qué te parece si pongo en desprestigio a tu querida academia? Matemos a unos cuantos alumnos, ¿No?
Hazzel: No… Ellos no tienen la culpa de esto.
Nocte: ¿Quieres decir que tu familia sí? ¿Qué tienen ellos que decirme? Los interrogué miles de veces, pero no soltaron una sola palabra.
Hazzel: Nada… Quizás… Se lo diría a Nocte, pero tú sólo eres ese espíritu maligno que lo posee…
Nocte: ¡Silencio, maldito! *Le patea la cara* ¡Dime dónde está! Si no lo haces, te mataré y comenzaré a torturar a tu familia para interrogarlos.
Hazzel: No te lo diré…
Kaiosera: Nocte…
Nocte: Kaiosera, destruye.
Kaiosera: ¿Estás seguro?
Nocte: Sí, no quiero ni mancharme las manos con ese pedazo de basura
Voz: ¡Espera!

El equipo de Solet llegó en ese momento y se puso del otro lado de la barrera.

Solet: ¡Nocte! ¡No lo hagas!
Nocte: ¿Eclipsis…? No… ¿Solet? Ah… Agh… *Se agarra la cabeza*
Hazzel: ¿Eh?
Kaiosera: ¿Nocte?

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=9DvRCykzHy4 ]

El escudo de fuerza que protegía la pelea comenzó a desaparecer, mientras que Solet se dirigía a Nocte.

Nocte: *Pone una voz chillona, como la de una mujer* ¡NO TOMARÁS EL CONTROL DE NUEVO! ¡MATARÉ A ESTE VIEJO DE UNA VEZ! *Apunta su mano derecha a Hazzel mientras que con la izquierda se toma la cara*

A punto de disparar un ataque final, Nocte fue empujado por Solet, quien, rodeada de una energía pura, brillante como el sol, lo tiró al suelo, evitando que el ataque matara a Hazzel. Kaiosera se levantó de la espalda de Hazzel, preocupado por lo que acababa de pasar.

Solet abrazaba a Nocte por la cintura, y éste gritaba en diferentes tonos de voz, diferenciando a un hombre y a una mujer, que posiblemente era Lunaris. El cuerpo de Nocte soltaba chispas de color negro que intentaban matar a Solet, pero ésta no se veía afectada, simplemente lloraba abrazada a él, intentando que parara.

Solet: ¡Debes vencerla! ¡Tus Dark-Slayers me dijeron todo!

---- Recuerdos de Solet---

Luego de la batalla contra Kenta, Generate, Organize, Destroyer y Absorb aparecieron frente a Solet y sus amigos.

Azark: ¡Ustedes! ¡Dark-Slayers!
Absorb: Cálmense. No vinimos a hacer daño…

Luego de un rato, los Dark-Slayers habían explicado la nueva situación a Solet y a sus amigos.

Solet: Así que ahora mismo está en completo control de esa cosa…
Absorb: Nocte tiene que pagar por sus crímenes, sí… Pero debe hacerlo enmendando todos ellos. Sin embargo, no podrá sin nuestra ayuda, o mejor dicho, tu ayuda, Solet… Tú eres la única que puede quitar la influencia de Lunaris en su cuerpo…

--- Fin de los Recuerdos ---

Solet: ¡Tu reino te necesita! ¡Tus amigos te necesitan! ¡Aquellos a quien les hiciste daño injustamente, te necesitan! ¡Necesitas volver! ¡No los abandones!
Nocte: ¡Aghhhh! *Sus ojos se ponen completamente blancos*

El colgante que Nocte tenía en su cuello, el colgante que contenía a Lunaris, poco a poco, se convirtió en piedra, y quedó sellado donde estaba. Nocte cerró los ojos por un momento, y luego, los abrió lentamente. Solet se apartó para dejarlo levantarse.

Nocte lucía una cara totalmente distinta, una cara desconcertada, de inocencia. Vio a Hazzel en el suelo, maltratado, vio a Kaiosera, y vio a los amigos de Solet. En un instante, comenzó a llorar.

La esfera con la familia de Hazzel salió de su túnica, rodando, y fueron liberados, justo al lado de él, abrazándolo y ayudándolo a recomponerse.
Azark ya estaba curando las heridas de Hazzel en ese momento.

Nocte: ¿Qué he hecho…? ¿Qué…? No puedo perdonármelo…
Solet: Quizás no puedas perdonártelo… Pero puedes arreglarlo, Nocte…
Nocte: Solet… Muchas gracias… Te debo mi vida.
Hazzel: Nocte… Has vuelto *Dice mientras se sienta en posición de indio con su familia*
Nocte: Profesor Hazzel… Yo… Lo siento mucho…
Hazzel: Descuida… Lo entiendo…
Nocte: De todas maneras, usted…

En ese momento, llegaron las hadas y los Dark-Slayers, sin embargo, los ojos de los Dark-SLayers y de Nocte, se encendieron en una luz roja, y vieron la imagen de Research matando a Lucius.

Nocte: Lo ha hecho otra vez… Debe estar destrozado…
Kaiosera: ¿Qué sucedió? ¿Research mató a otra persona?
Nocte: Sí… A Lucius.

Los que conocían a Lucius se sorprendieron, y Kaiosera tomó su forma original, abriendo vuelo.

Kaiosera: Iré a ver cómo está.
Nocte: Será lo mejor.

Tras unos instantes de charla, las hadas explicaron la situación sobre el dragón Athonugia y el modo de resucitar a las hadas. Nocte entendió el caso, pero también entendió que no estaba listo.

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=Rj3JqFBpo98 ]

Luego de un rato, Research había vuelto con Kaiosera, y Murn. Azark aplicó la curación a Murn, y lo obligaron a sentarse a hablar y a escuchar razones. Además, despertaron a los profesores y alumnos, y les explicaron todo, para que oyeran a Nocte. Éste empezó a hablarles, levantado, a toda la multitud, que permanecía sentada.

Nocte: Dragon ha cometido muchísimos crímenes… Más allá de los que pude cometer yo mientras estuve poseído por Lunaris… Él… Asesinó a sus padres y tomó el control del reino
Organize: Así es… Estuve presente en ese momento y…
Krirhim: Dragon maldijo a este oso de felpa, que en realidad se llama Ommaru, con un hechizo que convierte su sangre en fuego, por lo que tuvo que abandonar su cuerpo real.
Hazzel: No puede ser… Tu padre mató a Aurelius…
Nocte: Así es, Hazzel… Además, con una piedra filosofal, creó vida artificial, en un experimento cruel, para crear a un chico que sería un artefacto de guerra…
Destroyer: Lamentablemente me escapé de sus manos…
Nocte: No sólo eso. Mucho después, revivió a Galioth, uno de los alumnos de Kaltenhertz.
Hazzel: ¿¡Galioth!?
Generate: Ese soy yo, maestro Hazzel.
Hazzel: ¡No puede ser! ¡No te pareces en nada a lo que eras, por eso no te había reconocido! ¡Qué atrocidad! ¡No puedo creer que hiciera eso!
Murn: Yo estoy impactado desde hace un buen rato…
Nocte: Mató a los padres de mi amigo, Ryo, mientras él aún era un niño. Pues quería adoptarlo, y al final lo logró…
Research: Viví con Nocte primero en el orfanato, mientras ambos estudiábamos en Kaltenhertz… Luego su padre llegó, recién convertido en rey, y nos llevó al castillo… Pero sólo quería mi poder.
Nocte: Creó una Adjuntione Ánima que tarda un día en cargar, pero junta el alma de otra persona a su cuerpo sin su consentimiento.
Absorb: Casi me absorbe dentro de él.
Nocte: Atacó Methril hace unos años en un golpe de falsa bandera, disfrazando soldados ligados a la corte, como Dark-Slayers, para hacer creer a la multitud que yo los había enviado a salvarme y matar a todos.
Takuma: Y se llevó a mi familia…
Nocte: Para terminar, mató a mi madre injustamente, quemándola en la hoguera. Según él, mi madre era la heredera de Lunaris, pero no es así. Lo que ha ocultado la familia real durante años, es que Lunaris fue la segunda reina de Urr, luego del Sabio de la Estrella. El heredero de Lunaris debe estar siempre en la sangre real… Y debe ser el descendiente con mayor edad que se encuentre vivo… Ese no es nadie más que…
Solet: Dragon…
Nocte: Es por eso que Solet pudo liberarme del poder de Lunaris. Ella no puede tomar completa posesión de mi cuerpo… Pero me temo que mientras no estemos cerca, ella seguirá tomando control de mí. Necesito a mi madre para que me diga cómo derrotar a Dragon… Es la única que lo conoce lo suficiente. Hazzel, Murn… ¿Qué opinan, entonces?
Hazzel: Creo que hablo por todos los profesores cuando digo que no nos esperábamos todo esto… Estuvimos cegados durante años… Y la verdad, es que te debo una disculpa.
Murn: Cuentas con lo que queda del ejército, lamentablemente tus hombres mataron a más de la mitad, pero creo que la mayoría de los asesinos están muertos.
Hazzel: Te daré la piedra filosofal…
Nocte: ¿¡En serio!?
Hazzel: Sí… Necesitamos a tu madre, tú lo has dicho.
Generate: Al principio estaba en contra de esto, pero no hay otra opción…
Nocte: Bien… Entonces…

Hazzel hizo aparecer una extraña piedra en su mano. Era azul, con rayas rojas brillantes que pasaban sobre ella. Se podía ver su interior cristalino, y se veía algo sucia. Se la entregó entonces a Nocte, quien sacó de su túnica un pañuelo de su madre.

Tras juntar los dos en el aire, éstos comenzaron a brillar. Nocte puso toda su energía en la piedra. Todos vieron esto con gran expectativa.

Nocte: ¡Marriet Eclíptica! ¡Vuelve!

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=k6LCykRfXL8 ]

La piedra se apagó. Dejó de emitir luz, y luego, se hizo gris poco a poco, destruyéndose en mil pedazos.

Todo el mundo exclamó por la intriga. No entendían lo que acababa de pasar.

Nocte: ¿¡Qué…!? Se rompió…
Hazzel: no puede ser…
Nocte: Hazzel… ¿Me diste una falsa?
Hazzel: No, claro que no.
Nocte: Entonces… No entiendo.
Generate: Nocte… Eso sólo significa una cosa…
Nocte: … No me digas eso…
Generate: En efecto… Tu madre ha sido revivida por otra persona…
Nocte: Maldito Dragon… *Aprieta su puño fuertemente*
Kaiosera: Nocte…
Murn: Uhm, entonces… ¿Para qué la habrá revivido? ¿Manipulación?
Nocte: Es lo más probable… Hazzel, ¿No quedan otras piedras?
Hazzel: Las demás las tenía tu padre… Esa me la regaló tu abuelo.
Nocte: Mierda…
Solet: Nocte… Tranquilo, saldremos de esto…
Fairhim: Lo importante, Lunaet Nocte, es que debes empezar a entrenar.
Nocte: ¿Eh?
Fairhim: Tu padre, al ser heredero de Lunaris, debe ser un fuerte domador de dragones. Por lo que has dicho de él, es posible que haya hecho atrocidades con su dragón… Y tú debes estar preparado para ello. Además, para domar al dragón Athonugia, ambos, Solet y Nocte, deben entrenar al máximo. Yo me encargaré de entrenar a Solet, puesto que su magia se basa en la de las hadas… Pero tú, Nocte, debes buscar un maestro que dome dragones…
Nocte: No hay tal cosa… Sólo mi padre y yo…
Azark: Te equivocas.
Todos: ¿Eh?
Nocte: ¿A qué te refieres? Te llamabas Azark, ¿No es así?
Azark: *Piensa: Aún no puedo decirle que Dragon es… * Escucha, cuenta la leyenda que en la punta de la montaña de Agnastar, vive un Monje Dragón, que ha entrenado el arte de domar a los dragones durante décadas. Dicen que su dragón murió hace años, y que perdió la vista, pero él aún sigue practicando el arte de las bestias… Su nombre es Koji Shigyaku.
Nocte: Entonces… Iré allí a entrenar. Es lo mínimo que puedo hacer para enmendar lo que hice.
Azark: No tan rápido. Debes creer que será fácil subir porque tienes un dragón… Pero no puedes subir volando.
Nocte: ¿¡Qué!? ¡Es la montaña más alta de Urr!
Azark: Los espíritus de los dragones caídos vigilan la montaña, y si llegases a levantar un vuelo muy alto cerca, tu dragón perdería la capacidad de volar, y caerían miles de metros hacia abajo. Tampoco debes usar ningún tipo de magia para subir… Debes hacerlo… A pie.
Nocte: Mierda…

Todos se quedaron callados, a la expectativa de lo que diría Nocte.

Azark: ¿Y bien?
Nocte: Iré.
Azark: Bien… Una última cosa… Tu dragón debe tomar forma humana mientras vayan a subir… Y… Hay que solucionar el problema de Solet. Si estás lejos de ella te convertirás, pero ella no puede ir, debe quedarse aquí.
Solet: Ya pensé en ello.

Solet sacó de su cartera una bufanda de color rojo, y se la entregó a Nocte. Ésta estaba impregnada de su esencia mágica.

Solet: No sé mucho sobre transferir mi magia a objetos… Pero convertí esa bufanda en un contenedor de mi magia… Puedes llevarla puesta, y así, pues…
Nocte: Entiendo… *Toma la bufanda* Muchas gracias, Eclip-… Solet.
Solet: *Oye lo que dijo, pero no le presta atención, y hace un gesto de ternura* De nada n_n.

En ese momento, los gemelos Cynder y Winder fueron corriendo hacia Nocte, ya curados y revitalizados. Así, se aferraron a sus piernas.

Nocte: ¡Oigan!
Cynder/Winder: ¡Nocte-sama! ¡No nos deje!
Organize: Es cierto, ahora que no están Kenta y Uguchi… Esos dos se quedaron solos…
Azark: Podrías llevarlos…
Nocte: ¡No! ¡Ni de coña! ¡Puede ser peligroso! ¡Además, estarán estorbando!
Cynder/Winder: ¡Por favoooor!
Nocte: ¡Que no! *Se los sacude de las piernas con una cara de molestia algo chistosa*
Takuma: Mientras Nocte va allá… ¿Qué deberíamos hacer nosotros?
Phoenix: Es verdad…
Organize: Estaba esperando que preguntaran. Al Norte de Urr, existe un reino llamado Atraska. Durante las últimas guerras, los reyes de Urr se habían apoderado de Atraska, pero sólo para explotar a su gente y a sus recursos. Nocte liberó una parte de Atraska, y ahora tenemos un pequeño ejército de respaldo allí, que lucha como una resistencia contra el ejército de la corte de Dragon, que intenta tomar de nuevo ese espacio. Nosotros iremos allí y ayudaremos a liberar Atraska.
Solet: ¿En serio liberaste una parte de ese país?
Nocte: Fue antes de ser poseído temporalmente… Esa gente realmente necesita ayuda. Envié un ejército de Dark-Slayers de primera generación a que ayudaran…
Murn: ¿Primera generación?
Absorb: Se refiere a los que fueron reclutados los primeros años de la guerra, como nosotros. Son Dark-Slayers de buenas intenciones que sólo quieren lo mejor para nuestro mundo…
Destroyer: ¡Pero están los de segunda generación! ¡Como Kenta y los demás! Se unieron en el momento en que Nocte comenzó a actuar diferente, así que ellos no quieren nada bueno, sólo buscan un líder rudo que los represente!
Organize: No queríamos reclutarlos, pero debíamos obedecer a Nocte.
Nocte: Lo siento…
Generate: El caso es que, ese tipo de personas, ahora que sepan que Nocte volvió a ser lo que era antes, posiblemente se pongan en nuestra contra… Así que habrá que eliminarlos.
Solet: Entendemos.
Krirhim: Bueno, podré descargar mi furia en algo.
Fairhim: Entonces… Mañana comenzaremos el viaje.
Nocte: Se me olvidaba algo… *Saca un cubo de color rojo, pequeño, de su túnica, y se lo da a Hazzel* Este cubo contiene la esencia mágica de muchas personas que los Dark-Slayers asesinaron… Obviamente, entre ellos contamos, en mayoría, a miembros del ejército. Los alumnos que deberían haberse graduado este año, pueden tocar ese cubo y éste les asignará una magia al azar… Pero intenta no tocarlo.
Hazzel: *Toma el cubo con su ropa y lo guarda en una bolsa de tela* Gracias…
Fairhim: Hay que descansar entonces, mañana será un día largo…
Nocte: Research, no has dicho nada durante todo el día…
Research: Nocte, ustedes saben lo que soy, ¿Verdad? Pero no me lo han querido decir.
Nocte: En efecto… Lo siento, pero Lunaris también me impidió decirlo, e igual a los demás.
Research: Entonces respóndeme… ¿Por qué tengo este poder?
Nocte: Antes de decírtelo, necesito que madures más… En este tiempo que estaré entrenando, entrena tú también, y aprende a controlar ese poder. Matar a quien sea preciso, y no al inocente, será muy útil en el futuro.
Research: Pero…
Nocte: Te prometo que te lo diré al volver. Somos amigos, y hace mucho te dije que confiaras en mí siempre… Se lo dije a todos ustedes, ¿No es así?
Research: Sí…
Nocte: Entonces recuérdalo. Confía en mí, te lo diré… Pero necesitas un tiempo antes de eso.
Research: … Está bien, Nocte.
Nocte: Bien, vayan a descansar… Yo partiré en mi viaje de una vez…
Fairhim: ¿Ya?
Nocte: Con todo lo que he hecho, realmente no podría dormir. Debo irme de una vez. Organize, quedas a cargo de los Dark-Slayers, el castillo se moverá hacia Atraska, así que asegúrate de llevarlos a dormir allí, junto con los miembros del ejército y los profesores, y mantenerlos seguros y bien atendidos.

Nocte se subió sobre Kaiosera, y se puso la bufanda roja que le dio Solet.

Nocte: Adiós… Nos volveremos a ver… Y muchas gracias por todo, Solet. *La mira fijamente con una sonrisa*
Solet: De nada *Se sonroja*

Kaiosera comenzó a mover fuertemente sus alas, levantando vuelo y alejándose del sitio. Todos se quedaron viendo a Nocte, hasta que desapareció como un pequeño punto.

Solet: *Piensa: Buena suerte… Nocte-kun*

¡Continuará en la siguiente temporada!

¿¡Qué le esperará a Nocte en Agnastar!? ¿Darán los demás la talla en Atraska?
¡Muy pronto!

Day and Night: La travesía del Monje Dragón.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Miér Abr 10, 2013 8:42 pm

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=bILkdH6h0z4 ]

Anteriormente, todo capítulo de Day and Night comenzaba con un recuerdo, pero a partir de esta temporada, ese hecho se dejará atrás, pues, desde ahora, cada capítulo estará dividido en dos partes no precisamente del mismo tamaño: Sol y Luna.

Resumen de los capítulos anteriores:
Tras la ayuda de Solet, Nocte vuelve a ser quien era antes de la guerra, y se disculpa con las hadas. La situación es explicada a Nocte, y para enmendar todo lo que hizo, debe ayudar a resucitar a las hadas. Las hadas, el colegio y el ejército, se unen al ejército de Nocte para derrotar a Dragon.
Pero para poder resucitar a las hadas y además poder enfrentar a Dragon, Nocte necesita entrenarse para convertirse en un domador completo. Por eso, se dirige a la montaña de Agnastar, donde deberá ver al único domador de dragones (aparte de él y su padre) que sigue vivo, para poder entrenar.
Mientras tanto, el resto de su ejército, incluyendo a las hadas, al colegio, al ejército de Urr y a sus Dark-Slayers, se dirigen a Atraska, para emprender una guerra de liberación.


Day and Night
La travesía del Monje Dragón

Capítulo 16: Athu

Luna

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=I5PTDZM_9ZY ]
Nocte volaba en medio de la noche sobre Kaiosera. La luna era lo único que alumbraba su camino, pues aquel que recorrían era la parte superior del sendero de un bosque, totalmente oscuro.


Kaiosera: Nocte…
Nocte: …
Kaiosera: Nocte…
Nocte: …
Kaiosera: ¡Nocte!
Nocte: Ah, perdón, ¿Qué pasa? Estaba pensando…
Kaiosera: Ehm… Tenemos dos pasajeros.
Nocte: ¿De qué hablas?
Winder: ¡Nocte-samaaaa!

Los gemelos Cynder y Winder venían colgados de la cola de Kaiosera.

Nocte: ¿¡Qué!? ¿¡Qué hacen aquí!?
Cynder: Queríamos estar con Nocte-sama… ¡Así que nos escabullimos y tomamos la cola de Kaiosera!
Nocte: ¡Santo cielo! ¡Les dije que era peligroso!

Nocte ayudó a los dos niños a subirse al lomo de Kaiosera, donde no estuviesen en peligro de caerse.

Cynder: Gracias, Nocte-sama.
Nocte: Hmph… Me desobedecieron totalmente…
Winder: Es que… Organize-san es muy cruel con nosotros… ¡No nos queríamos quedar allí!
Nocte: Pfft… No se puede hacer nada… Habrá que regresar.
Kaiosera: ¿¡Qué!?
Nocte: No podemos llevarlos, Kaiosera…
Cynder/Winder: ¡Por favor, Nocte-sama! ¡Llévenos con usted! ¡No lo notará siquiera!
Kaiosera: Déjalos ir… No creo que nos pase nada.
Nocte: ¡Kaiosera!
Cynder/Winder: ¡Poorfiiiiiiiiis!
Nocte: Agh… ¡Está bien, pero no me molesten!
Cynder/Winder: ¡Síiii!
Kaiosera: *Piensa: Pfft… Por poco me toca hacer el viaje de regreso*

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=jTIJMq_Fo_Q ]

De un momento a otro, la felicidad espontánea que había surgido, se desvaneció. Kaiosera empezó a caer al suelo, en medio de aquel bosque.

Nocte: ¡Kaiosera! ¿¡Qué te pasa!?
Kaiosera: ¡No lo sé, Nocte! ¡Es como si mis alas hubiesen perdido la capacidad de levantarme! ¡No puedo volar!
Nocte: ¡No puede ser! ¡La montaña está aún a algunos kilómetros de aquí! *Señala la enorme montaña, que se nota no tan lejos, pero sí a una enorme distancia*
Kaiosera: ¡Es posible que este bosque tenga algo que ver con la montaña! ¡No puedo volar!
Cynder/Winder: ¡Ahhhh!

Kaiosera llevó sus alas a su lomo, cubriendo a Nocte y a los gemelos, ya que no las podía usar para volar y el choque contra el suelo era inminente. De esa manera, él amortiguó el daño y los protegió.

Ya habiendo caído, Kaiosera retiró sus alas, y se levantó lentamente en cuatro patas, adolorido.

Nocte: ¿¡Estás bien!?
Kaiosera: Sí… Tranquilo... ¿Te molesta si voy en tu espalda? No puedo caminar por ahora
Nocte: No hay problema, es lo mínimo que podría hacer.

Kaiosera disminuyó increíblemente su tamaño, al pequeño tamaño que tenía cuando invadieron Sieblein (antes de tomar su forma verdadera). Éste era más o menos el tamaño de un gato.
Nocte lo tomó entre sus manos y lo subió a su hombro.

Nocte: ¿Dónde estamos exactamente?
Cynder: Nocte-sama…
Nocte: ¿Eh?
Cynder: Winder se rompió la muñeca izquierda…
Nocte: ¿¡Winder!? ¿¡Y por qué no ha llorado!? ¿¡Por qué no ha dicho nada!?
Winder: Winder tiene que ser un hombre fuerte… Para estar en el ejército de Nocte-sama…
Nocte: ¡Agh! ¡Idiota! ¡Hay que solucionar eso de inmediato!

Nocte le pidió a Winder que no gritara, aunque eso iba a ser imposible. Con unos movimientos bruscos, torció la muñeca del niño y empujó los huesos, de modo que se juntaran en su posición original, para curarse poco a poco. Los gritos de Winder sonaban por todo el bosque, y se oía a los animales que ahí habitaban, agitándose sobre los árboles.
Kaiosera luego escupió una enorme cantidad de saliva sobre su brazo, muñeca y manos, y luego escupió fuego en cantidades menores de su nariz. Como en otras ocasiones, este fuego no solía lastimar a quienes Kaiosera no quería lastimar. Simplemente calentó su saliva, que era como un pegamento, y ésta poco a poco fue tomando una consistencia dura, como la del yeso sólido. Posiblemente una propiedad que sólo tendría la baba de un dragón.

Nocte: No fuerces el brazo y tampoco se te ocurra correr. Yo te cargaré.

Nocte subió a Winder a su espalda, y éste se las arregló para sostenerse, aunque Nocte le sostenía sus piernas con los brazos. Kaiosera se subió entonces a la cabeza de Winder.

Cynder: ¿Qué haremos, Nocte-sama?
Nocte: No estoy seguro… Lo más lógico sería caminar hacia la montaña… Pero… Siento algo raro en éste bosque.

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=HdSyYISenWA ]

Los árboles comenzaron a agitarse más, y se pudieron oír los chillidos de diversos pájaros que acababan de despertarse alarmados por algo.
Nocte se preparó para lo peor, pero desde los matorrales, apareció un pequeño ser, de un tamaño menor al de Cynder, con aspecto de reptil. Efectivamente, parecía la mezcla entre un dragón y un niño. Tenía escamas verdes, y los ojos entrecerrados, dándole un aspecto torpe. Unos pequeños cuernos surgían de su cráneo, justo sobre sus ojos, precipitándose hacia atrás, y, a los lados de sus ojos, había una especie de “orejas”, que se dividían en tres partes cada una, terminando en pequeñas partes callosas, sin embargo, era obvio que esto no eran orejas, pues los reptiles no las poseen. En su espalda tenía una pequeña cola que no llegaba ni al suelo, y en su torso, llevaba puesta una camiseta de color negro.

Éste extraño ser corría de algo, y se chocó contra las piernas de Nocte.

Nocte: ¿Eh?
¿?: ¿Uh?
Nocte: ¿¡Y quién eres tú!?
¿?: ¡Y-Yo soy Athu! ¿¡Quiénes son ustedes!?

La voz del pequeño reptil era bastante chistosa. Era chillona y congestionada.

Nocte: Uhm… No parece peligroso.
Kaiosera: Nocte… Huele exactamente como un dragón.
Nocte: ¿Eh? ¿Estás seguro? ¿Pero por qué habría un dragón de este tamaño en un bosque como éste? Ni siquiera tiene alas.
Kaiosera: No estoy seguro…
Athu: ¿¡De qué hablan!? ¡Claro que soy un dragón! ¡El dragón más poderoso de todos los tiempos! ¡Con una inigualable fuerza, un sentido de la justicia único, y un gran potencial para atraer chicas!

Todos se quedaron estupefactos por la sarta de cosas que acababa de expulsar el pequeño dragón por su boca.

Todos: ¡Buajajajaja! ¡Claro!
Athu: ¿¡Se atreven a subestimarme!?
Nocte: A ver pequeñín, soy Nocte. Estos dos niños de acá son Cynder y Winder. El pequeño dragón a mi espalda es Kaiosera.
Kaiosera: Te advierto que mi forma verdadera es muchísimo más grande que esto.
Athu: ¡No tan grande como yo, te lo aseguro!
Nocte: ¿Vives en este bosque?
Athu: ¿Eh? ¿Yo? ¿Vivir aquí? La verdad es que… No lo recuerdo.
Nocte: ¿¡Qué!? ¿¡Cómo que no lo recuerdas!? ¿¡Estás jugando con nosotros!?
Athu: No, no es eso… Es que en realidad no recuerdo nada. Sólo sé que me llamo Athu.
Kaiosera: Entonces efectivamente todo lo que dijiste antes lo inventaste.
Athu: ¡No! ¡Simplemente vi mi reflejo en el agua y supe que era maravilloso! ¡Es cosa que se nota a simple vista!
Kaiosera: Qué autoestima…
Nocte: ¿Sabes siquiera algo sobre este bosque?
Athu: Bueno, he estado durante meses aquí… Y la verdad es que he averiguado cosas… *Pone voz aún más chistosa* Cosas terriiiibleeeeeees.
Nocte: … Ajá, ¿Qué averiguaste?

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=7BtqHONuv0U ]

Athu: Este bosque está poseído por unos espíritus malignos… Los espíritus de los domadores de dragón caídos en la guerra de la Reina Lunaris… Y caídos aún luego de eso…
Nocte: ¡Espera, espera, espera! ¡Detente ahí! ¿¡Y tú cómo sabes sobre todo eso!?
Athu: Me lo dijeron ellos.
Nocte: ¿¡Cómo que te lo dijeron ellos!? ¿¡No eran malignos!?
Athu: No atacan a los dragones, sólo a los humanos que pisan el bosque.
Nocte: En fin… Qué importa… Los enfrentaremos.
Athu: No puedes…
Nocte: ¿¡Cómo que no!?
Athu: Son los domadores de dragón más grandes de la historia… Su poder es tan sorprendente que pueden matar a un humano… Viéndolo a los ojos. Literalmente. Por supuesto que ningún domador de dragones puede hacer eso, sólo ellos porque están malditos, jiji…
Nocte: ¿Hay otros dragones como tú en este bosque?
Athu: ¡No hay ningún dragón que se parezca al inigualable Athu!
Nocte: Agh… ¡Me refiero a otros dragones, en general!
Athu: No. El único dragón que he visto aparte de mí, en mi vida, ha sido ese que llevas en tu espalda.
Nocte: Hmph… Es cierto… Se me olvidaba preguntar… ¿¡De qué demonios corrías hace un rato!?
Athu: Bueno, sintieron una presencia humana en el bosque y se enfadaron, así que comenzaron a destruir todo a su paso… Perdieron la cordura… Y comenzaron a perseguirme.
Nocte: O sea que…
Kaiosera: Mierda…

Nocte comenzó a correr con Winder y Kaiosera en su espalda, mientras Cynder iba corriendo a su lado.

Cynder: ¡Nocte-sama! ¿¡Cree que nos encuentren!?
Nocte: ¡No sé! ¡Sólo corre!
Athu: ¡Son muy rápidos corriendo! ¡Pero no tanto como Athu-sama!
Nocte: ¿¡Y tú por qué nos sigues!?
Athu: No sé, hay algo en ti que me hala. Una fuerza mágica o algo así, no estoy seguro.
Nocte: Lo que me faltaba…
Kaiosera: Posiblemente su alma se pegó a tu cadena de doma-dragones.
Nocte: No hace falta que me lo digas, ya lo deduje hace rato. Ahora dejen de hablarme, que se me va el aire más rápido.
Kaiosera: Eso pasa porque siempre te transportas con esas nubes negras o sobre mi lomo… ¡No haces ejercicio, holgazán!
Nocte: ¡Que te calles!

Luego de un rato, Nocte, Kaiosera y los gemelos, pudieron ocultarse junto con Athu en lo profundo de una cueva. Kaiosera inició una fogata débil con su fuego, para que no se distinguiera a lo lejos con el reflejo de las paredes de la cueva. Necesitaban calentarse, aunque Cynder lo hacía por su cuenta con su propio fuego.

Nocte: Será mejor que duerman. Yo me quedaré despierto para vigilar.
Kaiosera: Nocte… Será mejor que duerman ustedes… Athu y yo podemos quedar despiertos sin cansarnos… Somos dragones, ¿Recuerdas?
Nocte: Esta vez te haré caso… Pero recuerda despertarnos si pasa algo…
Kaiosera: Tranquilo, si llegase a pasar algo no hará falta que te despierte.
Nocte: Idiota. Cuento contigo.

Apagaron la fogata y fue así como se fueron a dormir. Pasadas unas horas, Nocte abrió sus ojos, y vio a Kaiosera. Seguía siendo de noche, y no se veía ni una mínima señal del Sol saliendo.

Kaiosera: Nocte…
Nocte: ¿Qué pasa? ¿No debería ya ser de madrugada?
Kaiosera: Athu me dijo algo…

Los niños se despertaron también por las voces de los demás.

Nocte: ¿Qué pasa?
Athu: Pues… Aquí siempre es de noche…
Nocte: ¿De qué hablas?
Athu: El tiempo se detuvo en este bosque hace muchos años, una noche… Así que… Siempre será de noche.
Kaiosera: Es un hechizo de congelamiento. Con el tiempo, los seres que se quedan en un sitio así, pierden su memoria, y además, dejan de crecer… Una vez afuera del bosque, el ser puede seguir creciendo, pero su memoria no volverá.
Nocte: Entonces Athu…
Athu: Es posible que ustedes pierdan la memoria como me pasó a mí.
Nocte: No puede ser…
Cynder: ¡No quiero perder la memoria!
Winder: ¡Yo tampoco!
Nocte: ¿Cuánto tiempo nos queda?
Kaiosera: No estamos seguros. Como Athu no puede recordar, no nos puede decir cuándo perdió la memoria, es lógica…
Nocte: Demonios… Debemos salir de este sitio lo antes posible…
Athu: …
Nocte: Athu…Esa montaña que se ve a lo lejos es Agnastar… ¿No es así?
Athu: Eso dijeron los espíritus…
Nocte: Entonces hay que llegar allí, sin perder más tiempo…
Kaiosera: Pero por ahora será mejor que ustedes sigan descansando. Los despertaremos en un rato.
Nocte: Está bien… Buenas noches…

Sol

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=1uLPjiITqqY ]

El sol salía fuera de aquel bosque, en los límites de Urr y Atraska. Allá, arriba, en el Témpano Errante, habían dormido todos los miembros del nuevo ejército de Nocte. Hacía tiempo no dormían así, pues las estancias de aquel castillo, aparte de inigualablemente grandes, al punto que Kaltenhertz se quedaba pequeño, también eran increíblemente cómodas.
Como ya se habrán imaginado, era obvio que el Témpano Errante se había movilizado a Atraska en el tiempo en el que habían estado durmiendo, por lo que ya estaban a punto de llegar. Para ello, debían entrar a Atraska desde una zona específica que Nocte había tomado como punto de control, pues, si llegaban normalmente, lo más normal sería que los atacaran los cañones.

Atraska era un continente árido, desértico, donde el Sol no daba tregua. La gente vivía en lo que eran pequeñas casas circulares, como madrigueras, en el suelo. Todos los tripulantes para ese momento, que se encontraban en el Témpano Errante, corrieron a asomarse por los balcones y ventanas de los cuartos. La mayoría nunca había salido de Urr.

A lo lejos se podía ver una nube negra de humo, justo donde la guerra por el control se precipitaba con más fuerza. Para su suerte, la zona de Atraska en la que estaban estaba despejada de cualquier tipo de guerra pues, entraron desde la ciudad de Fort One, una ciudad rodeada por una barrera gigantesca, casi indestructible, que se encontraba en Urr, y que Nocte tomó desde Atraska. El Témpano Errante comenzó a descender lentamente hacia un cañón. La profundidad del cañón era completamente compatible con la tierra que yacía debajo del Témpano Errante (Recordemos que al ser una estructura voladora, necesita una base para que el castillo se mantenga firme).

Todos se apresuraron a vestirse y se encontraron en el salón principal del Témpano Errante.

Organize: Como pudieron darse cuenta, ya estamos en nuestro destino. La guerra se precipita en al menos 60% de este territorio. Estamos en el 40% que no ha sido tocado por la guerra desde que Nocte lo liberó. Es la capital de Atraska, Mansurge, y a diferencia de Gareish, se encuentra casi en los límites del país, por lo que ha sido muy difícil protegerla. Aquí, los Dark-Slayers más antiguos se encargan de liberar a Urr desde “otro punto”.

Solet: ¿Entonces nos encontraremos con otros Dark-Slayers?
Absorb: Efectivamente. El General Genryusai, el séptimo Dark-Slayer que se unió, vendrá a recibirnos, ya que le he avisado.
Generate: Les recordamos que, aunque en el interior del Castillo se mantiene una temperatura más o menos fría… Atraska es un reino caliente y el Sol no tendrá clemencia. Si no tienen ropa ligera puesta, es recomendable que se la cambien ahora mismo.

Algunos miembros del ejército y del profesorado de Kaltenhertz fueron a las habitaciones a cambiarse nuevamente.

Fairhim: He oído relatos míticos sobre las tierras áridas de Atraska. Nunca pensé que estaría aquí.
Krirhim: Más importante, ¿Es verdad la leyenda sobre el Atraskumm?
Organize: ¿Qué? ¿El monstruo de acero que vive en las profundidades del volcán de Atraska? Es sólo eso, una leyenda, pero a los nativos les parece muy real, así que no intenten convencerlos de nada.

Los que faltaban llegaron nuevamente, y las puertas del castillo se abrieron de par en par para dar paso al exterior. Un hombre vestido de negro, de cabello negro en picos y un bigote largo que llegaba a su mentón, estaba ya allí, parado.

Genryusai: Un gusto conocer a los nuevos miembros del ejército. Soy el General Genryusai, a sus órdenes.
Organize: ¡Genryusai, viejo amigo!

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=EyAe9asrDrU ]

Los Dark-Slayers fueron a saludar y abrazar a su amigo, y luego presentaron a los miembros primordiales del nuevo ejército.

Genryusai: Entonces tú eres Solet… Es un honor conocerte.
Solet: Muchas gracias, el gusto es mío.
Genryusai: Y la reina Fairhim… ¡Es increíble que esté viviendo esto!
Fairhim: Tranquilo, no es para tanto n_n
Genryusai: Disculpen la brusquedad, sé que acaban de llegar, pero necesito pedirles algo. Necesito un grupo de personas que vaya al volcán de Atraska.
Fairhim: Uhm, justo hablábamos de eso.
Azark: ¿Qué fue lo que pasó?
Genryusai: Algo muy raro está pasando allí. No sabemos exactamente lo que es, pero nuestras tropas están ocupadas. ¿Puedo contar con algunos de ustedes?
Solet: Iremos nosotros.
Fairhim: ¿Segura?
Solet: Sí. Ustedes ayuden al ejército en la frontera.
Genryusai: Estoy muy agradecido. Los aldeanos están muy preocupados por la situación.
Takuma: ¿Entonces, iremos?
Phoenix: ¿Qué tal si es esa extraña criatura de la que hablaban adentro?
Azark: No sean estúpidos. Ya escucharon que era solo una leyenda.
Solet: De todos modos, supongo que en este país tengo ventaja con mis poderes. Hay demasiado Sol, ¡Los protegeré!
Azark: Te lo tienes muy creído <.<

¡Solet y los demás han llegado a su destino, aunque Nocte lo ve algo lejano! ¿Nocte saldrá de esa pesadilla? ¿Qué espera dentro de aquel volcán?

Próximo capítulo: Ardiendo en las tinieblas

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Vie Abr 12, 2013 10:47 pm

En el capítulo anterior, Kaiosera cae con sus tripulantes sobre un bosque oscuro, perdiendo la habilidad de volar. Es allí donde se encuentran con un pequeño dragón humanoide llamado Athu, con una gran autoestima. Éste les explica que el bosque está malditos por los espíritus de los domadores de dragones caídos, y que además, nunca era de día en aquel bosque, y si se quedaban mucho tiempo, perderían la memoria.
Es así como deciden esconderse para descansar, temiendo encontrarse con aquellos domadores.
Mientras tanto, Solet, las hadas, el ejército de Urr y el profesorado de Kaltenhertz, llegan a Atraska, para unirse a la guerra. Allí conocen a Genryusai, el séptimo Dark-Slayer. Éste les pide a Solet y a sus amigos que revisen el volcán de Atraska, pues se registró una actividad poco inusual que los nativos reconocen como un mal augurio.


Day and Night
La travesía del Monje Dragón

Capítulo 17: Ardiendo en las Tinieblas

Luna

El tiempo había pasado y Nocte ya se sentía renovado. Los gemelos también parecían estar despertando, y Kaiosera, junto con Athu, seguían haciendo guardia.

Nocte: ¿Cómo van las cosas? ¿Algo inusual?
Kaiosera: Diría que es inusual que no haya pasado nada raro. No apareció ningún domador de dragones fantasma.
Cynder: Winder, ¿Cómo amaneciste?
Winder: Estoy bien hermano
Cynder: ¿Y tu brazo?
Winder: Se siente mejor, gracias.
Nocte: Hay que ir a la montaña. Debemos salir de este sitio lo más rápido posible.
Kaiosera: Siento no poder hacer nada para sacarlos de aquí.
Nocte: No es tu culpa.

Los chicos se prepararon para salir de la cueva, Nocte cargó nuevamente a Winder, pero esta vez Kaiosera iría a pie con Cynder y Athu.

Nocte: No se separen… Por nada del mundo.
Cynder: S-Sí…

Los cinco salieron de la cueva corriendo, rumbo a la montaña. Los murmullos del bosque estaban sobre ellos. Pájaros chillando, animales rastreros moviéndose entre las hojas de los arbustos. No miraban hacia atrás, no miraban a los lados, sólo veían hacia adelante, hacia la montaña. Sin embargo, su camino se vería detenido al encontrarse con un enorme acantilado.

Nocte: ¿Qué demonios…?
Kaiosera: Habrá que rodearlo… Es muy profundo.
Voz: No hay manera de rodearlo.

Un increíble ser de dos metros de altura, con una enorme armadura negra, se acercaba. Su casco se parecía a la cabeza de un dragón, mientras sus hombreras estaban cubiertas por dos cráneos de éstos animales. Traía consigo un enorme mazo atado a una cadena que sujetaba con un mango en su mano, mientras el mazo reposaba en el suelo. Unos grandes ojos rojos y brillantes se dejaban ver entre el casco, aunque Nocte pudo reaccionar lo suficientemente rápido para no verlos, gracias a Athu…

Athu: ¡Es uno de los espíritus!

En ese momento fue cuando todos movieron sus miradas hacia abajo, únicamente viendo al domador a su pecho.

Nocte: ¿¡Quién eres!?
¿?: ¡Mi nombre es Jintaro! ¡Soy uno de los guardias reales de la reina Lunaris! Es mi deber no dejar pasar a ningún mortal por el sendero hacia la montaña.
Nocte: ¡P-Pero soy un domador de dragones, igual que ustedes!
Jintaro: ¿¡Cómo osas decir eso!? ¡Alguien como tú nunca podría ser un domadragones!
Nocte: ¡Vengo con un dragón, incluso dos!
Jintaro: Tonterías… No engañarás a Jintaro con esas cosas. Si de verdad eres un domador de dragones… ¡DEMUÉSTRALO!

Jintaro arrojó su enorme mazo hacia el suelo, creando un gran choque que liberó un montón de energía. Nocte logró esquivarla, cayendo hacia un lado y Winder cayó hacia el otro. Esta enorme onda creó una gran fisura en el suelo.

Nocte: Mierda… Es realmente fuerte.
Athu: ¡Te lo dije, te lo dije! ¡No hay manera de vencerlo! ¡Vamos a morir todos!
Jintaro: Athu… ¿Por qué estás con este humano?
Athu: Su magia de domadragones me hala…
Jintaro: Uhm… Entonces es en verdad uno de nosotros… Juguemos un poco con él entonces.

Jintaro se movió a gran velocidad para golpear a Nocte nuevamente, pero éste volvió a esquivar. En el último instante, rozó la maza de Jintaro, y rodó.

La maza repentinamente cayó al suelo, y Jintaro no podía levantarla.

Jintaro: ¿Magia gravitacional? ¿Has podido subir tanto la gravedad en mi maza?
Nocte: No es ni la mitad de pesada de lo que podría haberla hecho.
Jintaro: Bien, bien… ¡PERO SIGUE SIN SORPRENDERME!

Jintaro respiró una fuerte cantidad de aire y lo convirtió en fuego, disparando una bola de fuego enorme, del tamaño de un meteorito.

Nocte realizó la misma técnica, pero su bola de fuego no alcanzó ni la mitad del tamaño. Así, la bola de fuego de Jintaro se lo llevó por delante.

Kaiosera: ¡Nocte! ¡Te ayudaré!

Sin embargo, Nocte permanecía en el lugar, algo quemado pero no tan lastimado como debería. Esto gracias a que unas escamas surgieron de sus brazos y se pudo cubrir.

Jintaro: Escamas de dragón eh… Lo tienes todo para ser un domadragones… Pero te falta algo… ¡Un domadragones NO TEME A LO QUE NO PUEDE VER!
Nocte: ¿¡Eh!?

Jintaro se desvaneció en la oscuridad. Su presencia se borró por completo. Todos estuvieron alerta del sitio donde había ido, pero sobretodo Nocte.

Athu: Eh… ¿¡Dónde está Cynder!?

Cynder había desaparecido junto Jintaro, y habían aparecido ahora al otro lado del precipicio.

Jintaro: ¡Jajajajajajajaja!
Nocte: ¡Tú! ¡Devuelve a Cynder!
Jintaro: ¿¡Por qué no vienes tú por él!?
Cynder: ¡Nocte-sama!
Athu: ¡Es una trampa!
Nocte: Debo salvar a Cynder… Podría cruzar el vacío disminuyendo mi gravedad…
Kaiosera: Tardarías mucho. Aumentar tu peso es una cosa, pero flotar… Nunca has podido hacerlo.

Nocte salió corriendo sin escuchar a Kaiosera, aplicando su magia en sus pies. Sin embargo, empezó a flotar sin control, pues la ley de la gravedad no es tan simple como él se imaginaba. En un momento, aumentó increíblemente su gravedad, y pensó que caería al fondo del precipicio, pero se chocó contra una pared invisible justo en la superficie de éste.

Nocte: ¿Qué?
Winder: Está parado sobre una barrera mágica invisible.
Jintaro: *Suelta a Cynder y aplaude* Bien, a eso me refería.
Nocte: ¿¡Qué!? No termino de entender…
Jintaro: Bueno, hace un rato me di cuenta que verdaderamente deberías ser un domadragones, pero necesitaba probar tus agallas. Te dije que un domadragones no temía a lo que no veía. Tú no veías el final de ese precipicio, sabías que podías morir, pero diste tu vida por este pequeño, que es tu subordinado. Ese es el espíritu de un domadragones… Tú y tus amigos pueden pasar.

Nocte se levantó y caminó por el sendero invisible, y justo atrás de ellos se movieron Winder, Kaiosera y Athu, apurados.

Nocte: Gracias, Jintaro.
Jintaro: A partir de aquí las cosas serán más difíciles. Pasaste este precipicio porque demostraste ser un domador de dragones, pero mis amigos seguramente pondrán en prueba todas tus aptitudes. Debes tener cuidado y confiar en ti y en tus amigos… Y, por cierto… Sé que te dije que no temas a lo que no puedes ver… Pero por nada del mundo nos veas a los ojos. Suerte.
Nocte: Tendré cuidado… Gracias nuevamente… Aunque casi me matas allá atrás.
Jintaro: ¿Casi? Podría haberte matado de haber querido… Pero te advierto que mis compañeros no son tan compasivos.
Nocte: no me importa morir, daré mi vida por el reino si es necesario.

Nocte no dijo nada más, y volvió a cargar a Winder en su espalda. Él y sus amigos siguieron corriendo hacia la montaña de Agnastar, sin mirar atrás nuevamente, mientras Jintaro les veía alejarse.

Jintaro: Je… *Cierra los ojos* Así que lo viste todo, ¿Eh?

Una sombra oscura con ojos rojos, y sin forma, apareció justo atrás de Jintaro.

Sombra: Es justo como él…
Jintaro: ¿Como Koji? Oh… Es verdad, recuerdo el día en que Koji cruzó este mismo camino… Me pregunto cómo estará…
Sombra: Esperaré a este chico en la montaña… Si es que llega.
Jintaro: Nos vemos Rontaji.

La sombra desapareció, dejando solo a Jintaro.

Sol

Solet, Azark, Takuma y Phoenix se movilizaban por el enorme desierto, cada uno con una bufanda blanca que les tapaba parte de la cara y la boca, para no tragar arena o no llenarse el cabello de ella. El volcán no estaba muy lejos, pero en un sitio así, era muy difícil verlo cerca.

Phoenix: Tengo hambre.
Solet: ¡Qué raro! ¡Tenías tiempo sin decirnos eso!
Azark: Phoenix, no empieces por favor.
Phoenix: Tengo un apetito exigente, no le puedes pedir a alguien que no tenga hambre. Sería bueno que me comprendieran y me hiciesen un sándwich.
Takuma: No digas estupideces.

Cuando llegaron al volcán vieron una larga cortina de humo salir desde su chimenea. No se habían dado cuenta pero lo habían empezado a escalar hace rato. La razón de su distracción es que el volcán era enorme, y su relieve se extendía varios kilómetros, de modo que estaba lo suficientemente inclinado hacia abajo para que no se notara. Eso sí, la chimenea era enorme, y vista desde arriba, hacia abajo, sólo se podía ver un mar inmenso de lava esperando a comerse todo lo que estaba en la superficie.
El comportamiento de ésta era, sin embargo, inusual, pues se disparaba hacia arriba, y justo antes de llegar al borde, se retraía y volvía al fondo, cosa que ningún volcán hace. A unos metros del fondo, se podía ver una enorme cueva, que al parecer se llenaba cada vez que el magma salía.

Phoenix: Tenemos que ir ahí.
Solet: ¿¡Qué!? ¿¡Estás loco!? ¿¡Sabes las temperaturas a las que debe estar eso!? ¡Ni siquiera podremos bajar!
Azark: Tranquila, me encargaré de eso. Acuarius Portal! (Portal Acuario)

Justo al lado de ellos apareció un portal de color azul, ovalado, y de su tamaño, y al fondo, en la caverna del volcán, había otro.

Solet: Pero… ¿Y si la lava entra en la caverna? Moriremos allí en seguida.
Phoenix: Solucionaré eso.

Phoenix entró valientemente en el portal, y una vez en la caverna, apuntó su mano a la entrada, y dijo unas palabras mágicas.

Phoenix: Llamas de la Diosa, protéjanme del fuego de este mundo impuro. Friendly Ignis (Fuego amistoso)

Un sello gigante con la forma de una llama, quedó suspendido en el aire, justo en la entrada de la caverna, y de él, surgieron un montón de llamas negras que comenzaron a dar vueltas en círculos, como orbitando alrededor del sello.

En ese mismo instante el magma subió nuevamente, cubriendo la caverna.

Solet: ¡Phoenix!
Azark: Dios… Este niño…

Una mano salió del portal y haló a Takuma hacia adentro. Fue entonces cuando Solet y Azark decidieron lanzarse también.

Phoenix: ¿Por qué tardaban tanto?

Desde adentro pudieron ver la lava acumulada en la entrada como si una pared invisible gigantesca la detuviera.

Takuma: Impresionante…
Azark: ¿¡Dónde demonios aprendiste eso!?
Phoenix: Me lo enseñó Hazzel.
Azark: Pero qué… ¿¡Por qué a mí no me enseña nada así!?
Phoenix: Eres feo y no tienes comida. Yo debería preguntar desde cuándo puedes hacer portales. Podrías habernos traído aquí sin caminar.
Azark: ¡Sólo hago portales cortos!
Solet: Chicos, por acá…

Solet ya se había adelantado al interior de la caverna. Los chicos dejaron de discutir y la siguieron. El túnel se expandía por metros y metros, bajando y subiendo. De un momento a otro, encontraron un hueco, que por lo visto continuaba el túnel, pero debían bajar. Ya abajo, casi al final del túnel, pudieron escuchar una voz, la voz de un hombre.

Voz: Bien, mi linda mascota, hazlos sentir tu ira, caliéntate más y deja salir el magma.
Voz gruesa y alta: GROAAAR.
Solet: ¿Qué es eso…?
Azark: Hay alguien más aquí… ¿Qué hacemos?
Takuma: No es solo alguien más, ¿Oyeron siquiera ese rugido?
Phoenix: Si es comestible es mío.
Solet: Hay que averiguar qué demonios pasa aquí.

Fue así como salieron del túnel para entrar a una enorme cámara, donde la lava se pegaba a las paredes, y se acumulaba sobre ellos, como si hubiese una enorme barrera mágica que la sostuviese, tal como la que habían usado para tapar el túnel. Lo sorprendente no era esto, sino que quien controlaba esa lava de forma mágica, era un enorme monstruo, pero muy gigantesco, de ojos negros, profundos, y de cuatro patas, muy separadas entre sí. Era como un insecto pero con solo cuatro patas. Su cabeza era chata, e igual que otras partes de su cuerpo, se encontraba recubierta en acero. Quien acariciaba su cabeza, era un hombre, y nada más y nada menos que Murdok, el antiguo director de Vulcan 9.

Azark: Ese hombre es…
Solet: ¿¡Qué es ese monstruo!?
Murdok: Oh… Veo que tenemos invitados…
Phoenix: ¿¡Qué haces tú aquí!? ¡Ni creas que te comerás a ese monstruo antes que yo!
Murdok: ¿Eh? Me temo que no sé de qué hablas. Nunca me comería al amable Atraskuum.
Takuma: Eso es… El… Atraskuum…
Azark: Entonces no era un mito.
Solet: ¿¡Qué estás haciendo!?
Murdok: ¿No es de mala educación hacerle preguntas de esa manera a un desconocido? Por lo menos deberían presentarse.
Azark: No le veo la necesidad, pero somos Solet, Takuma, Phoenix y Azark. Ahora responde, ¿¡Qué haces con esa cosa!?
Murdok: ¿No es obvio? Lo estoy usando para crear una gran erupción volcánica y destruir toda la capital de Atraska.
Todos: ¿¡Qué!?
Murdok: Se habrán dado cuenta que el volcán es gigantesco. Prácticamente la capital está construida sobre él. Una erupción mataría a todos en este sitio. Es lo que quiero.
Takuma: ¿¡Por qué!?
Murdok: Este sitio está maldito. Creen en Nocte como un salvador, como un rey que los vino a salvar, pero él solo destruyó mi colegio y mis sueños. No descansaré hasta verlo muerto.
Solet: ¡Estás equivocado! ¡Nada de eso es así!
Murdok: ¿Y tú qué sabes?
Azark: lo más importante… Este tipo es capaz de controlar a una criatura de ese tamaño… ¿Por qué?
Murdok: Te preguntas por qué, ¿Eh? Pues es muy sencillo. Poseo la magia del control mental. Basta con ver algo a los ojos… Lástima que este monstruo sea tan grande que me es imposible controlarlos a ustedes… Pero será suficiente enviarlo a matarlos. Ve, Atraskuum.

El enorme monstruo se abalanzó a gran velocidad hacia los muchachos. Takuma aumentó su tamaño lo más que pudo dentro de aquel sitio, y lo sujetó con sus brazos, para proteger a sus amigos.

Takuma: Es fuerte…

El monstruo estaba hirviendo, y Takuma tuvo que soltarlo. Varias quemaduras aparecieron en su cuerpo.

Takuma: ¡MIERDA! ¡ESA COSA ESTÁ QUE ARDE!
Azark: Es de acero y este sitio está lleno de lava… No me sorprende… El metal es conductor del calor
Takuma: ¿¡Qué hacemos!?
Murdok: Recomiendo rendirse, muchachos, el poder del Atraskuum no conoce límites.

Sin que se dieran cuenta, Azark se había convertido en vampiro, y había apuntado a Murdok, reventando varias venas de su cuello, provocando una hemorragia interna inmediata. Esto provocó su muerte luego de unos segundos, e hizo que el Atraskuum perdiera el control.

Azark: …
Solet: Azark… Lo …
Azark: ¡Lo sé! No sé qué me pa-… *Cae al suelo inmediatamente*
Takuma: ¡Azark!
Phoenix: El Atraskuum…
Solet: Debemos salir de aquí…

Los chicos regresaron rápidamente por el túnel y luego usaron las llamas de Phoenix para salir del lugar. Takuma cargaba a Azark en el proceso.

El Atraskuum comenzó a golpear las paredes del volcán, haciendo que la chimenea se derrumbara y el volcán quedara sellado.

Los cuatro no tuvieron más remedio que regresar con el ejército, recordando lo que había pasado con mucha preocupación.

Solet: ¿Qué creen que le haya pasado a Azark? Se transformó en vampiro muy rápido y simplemente decidió matarlo… Él no es así.
Phoenix: No estoy seguro, pero no creo que sea bueno.
Takuma: Espero que esté bien…

- En la mente de Azark –
Nuevamente Azark se encontraba en aquel sitio oscuro, hablando consigo mismo, pero con esa forma de murciélago que él odiaba.

Azark: Otra vez… Tomaste control de mí… ¿Qué es lo que quieres?
Azark oscuro: Lo sabes bien. Quiero tu cuerpo, quiero tu magia… Pronto te convertirás en un vampiro… Ya no puedes decidir entre transformarte o no… Cada vez que estés en tensión… Yo tomaré el control. Recuérdalo…
Azark: ¡No, maldita sea! ¡No te quedarás con mi cuerpo!

Azark intentó golpear a su lado oscuro, pero éste último le dio una fuerte patada, tirándolo en el piso sin poder moverme.

Azark oscuro: no te atrevas a intentar pelear conmigo, maldita escoria. No eres rival para mí…
Azark: Te derrotaré aunque sea lo último que haga…
Azark oscuro: No estás preparado para eso.

Las sombras del lugar cubrieron completamente a Azark, llevándolo fuera de aquel lugar, y despertando poco a poco en la espalda de Takuma.

Solet: ¡Miren, despertó!
Azark: ¿Dónde… Estoy?
Phoenix: Nos fuimos del volcán hace un buen rato.
Azark: ¿Y ese tipo?... El director de Vulcan 9… ¿Él está…?
Takuma: Sí… Murió.
Azark: …
Solet: Si algo malo está pasando, debes contárnoslo… Somos un equipo.
Azark: No me pasa nada, Solet.
Solet: *Se sorprende y se entristece* Ya veo…

El silencio se sembró en el grupo mientras viajaban de vuelta al Témpano Errante, todo el camino.

Continuará…

¿¡Qué hará Azark para enfrentar su lado oscuro!? ¡Ahora los domadragones quieren probar a Nocte, y ha pasado una de sus pruebas! ¿¡Logrará pasar las que quedan!?

No puse soundtracks porque estoy muy cansado. Sorry.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Sáb Abr 20, 2013 10:29 pm

En el capítulo anterior, Nocte y su grupo deciden por fin comenzar a recorrer el bosque. Hecho esto, son retados por uno de los espíritus de los domadragones que gobiernan el bosque, Jintaro. Nocte pasa la prueba y sigue adelante en su marcha, aunque es advertido por Jintaro con que se encontraría con más espíritus que no serían tan clementes como él.
Mientras tanto, el grupo de Solet encuentra al antiguo director de Vulcan 9 en las profundidades del volcán de Atraska. Éste controlaba al Atraskuum, pero, Azark, dominado por una extraña personalidad que cada vez toma más lugar dentro de su ser, lo mata sin dudar.

Day and Night
La travesía del Monje Dragón

Capítulo 18: Muerte

Luna

Nocte se apresuraba a correr por el bosque con sus amigos, pero cada vez se sentían más cansados. En medio de su cansancio, vieron una fogata a lo lejos, y se pararon un rato, dudosos.
Nocte: ¿Una fogata? ¿Aquí?
Kaiosera: Debe ser una trampa…
Nocte: ¿Tú qué opinas, Athu?
Athu: No lo sé… Nunca estuve en esta parte del bosque
Nocte: ¿¡Qué!?
Winder: Entonces tú sólo conoces a los espíritus que estaban del otro lado.
Athu: Así es… Nunca he visto a ninguno de los que viven acá… Pero debe haber una razón para que esa enorme grieta separe los dos extremos del bosque.
Cynder: Deberíamos ir… De todos modos tendremos que enfrentar a los espíritus tarde o temprano.
Nocte: Es extraño para mí decirlo, pero tienes razón, Cynder. Vayamos allá.
Athu: ¿¡Estás seguro!? Digo… No es como si el gran Athu tuviese miedo, pero…
Kaiosera: Cálmate…
Athu: ¡Estoy calmado!

Tras la decisión de Nocte, decidieron movilizarse hacia la fogata. Realmente no estaba tan lejos, quizás a medio kilómetro. Fue así como llegaron a un pequeño claro en el bosque. Un punto sin árboles, pero rodeado de ellos, con una fogata en el medio. Fue para su sorpresa lo que encontraron allí: una familia de al menos cincuenta centauros. Así es, hombres con cuerpo de caballo, que voltearon a verlos al llegar.

Todos hicieron un sonido de sorpresa que estremeció el sitio. Hablaron durante un rato, creando ruido, mientras Nocte y los demás los veían intrigados. Esto paró cuando uno de ellos salió de entre el montón, y los hizo callarse.

Tenía una armadura gastada, rota, de tonos plateados, con una banda roja, y el cabello negro, largo y en rastas. Era más alto que los demás, y al parecer, era su líder.

Centauro: Humanos… Por fin, han llegado.
Nocte: ¿Ah?
Centauro: ¡Han llegado nuestros salvadores!

La multitud de centauros aclamó las palabras de su líder con gritos de júbilo en un idioma extraño.

Nocte: Disculpe, pero, ¿De qué habla?
Centauro: ¡La profecía se ha cumplido! ¡Unos humanos acompañados de dos dragones han llegado para salvarnos!
Nocte: ¿Qué?
Centauro: ¡Permítame presentarme, soy Anthonas, jefe de los Centauros de Arbarforgeso!
Nocte: ¿Arbarforgeso?
Kaiosera: Creo que quiere decir algo así como… Bosque del Olvido.
Anthonas: ¡Así es, noble criatura! ¡El Bosque del Olvido! ¡Así se llama este sitio!
Nocte: Pero, no entiendo aún, ¿De qué debemos salvarlos?
Anthonas: Del terrible peligro que acecha a esta zona… Uno de los “Cuatro Apocalípticos”… “Muerte”.
Cynder: ¿Muerte?
Athu: ¿Quién es ese? ¿Qué son los Cuatro Apocalípticos?
Kaiosera: Espera… Ese nombre me suena…
Nocte: Pues claro, Kaiosera, es la palabra muerte…
Kaiosera: ¡No, no seas tonto! ¡Me refiero a que me han hablado de alguien con ese nombre antes! ¡Sí, claro! ¡En Drakunia! “Muerte”, el destripador de mundos… Uno de los Domadragones más poderoso que ha existido… Su dragón, “Heartless”, es un dragón verde que nació con el poder de la peste.
Nocte: ¿Entonces es un domador de dragones? Debe ser uno de los espíritus de los que hablaba Jintaro. ¿Qué le ha hecho ese hombre a tu pueblo, Anthonas?
Anthonas: Los Centauros de Arbarforgeso han sido reprimidos durante años como esclavos de “Muerte”… Somos obligados a construir un enorme edificio para él…
Nocte: ¿Qué clase de edificio?
Anthonas: Se le llama Tombodoloro, o Tumba del Dolor, en su idioma… Según sus palabras, una vez terminada, las almas de sus compañeros descansarán ahí, y quedarán selladas, y él seguirá libre y absorberá su fuerza. De ese modo, podrá salir de este bosque e ir por el mundo desatando el caos.
Nocte: Bueno, si es uno de los espíritus… De todas formas habrá que vencerlo

Los centauros pudieron ver una luz verde que se aproximaba desde atrás de los chicos, y todos comenzaron a temblar. Se agruparon y se resguardaron entre ellos, con miedo.

Nocte: ¿Qué pasa?
Anthonas: ¡A-Atrás de ustedes!

Los humanos y los dos dragones voltearon hacia atrás, y pudieron ver una lámpara de aceite, de llamas verdes, flotando en el aire. Poco a poco, una figura espectral apareció tomándola. Era una especie de esqueleto con una fuerte armadura dorada y una capucha, que se acercaba riéndose macabramente. Los bordes de su armadura, donde no había nada, estaban llenos de llamas verdes, que por lo visto, no quemaban. A un extremo de su cinturón, varias cadenas caían y rozaban el suelo.

¿?: ¡Jajajajaja!
Anthonas: ¡Es él! ¡Es Muerte!
Muerte: ¿¡Qué es eso que huelo!? ¡Tu alma huele realmente exquisita, domador de dragones!
Nocte: Así que ya te diste cuenta…
Muerte: No hay que ser muy inteligente para saber que el que cruce el acantilado, debe ser un domador… Pero desde hacía demasiado tiempo… No había olido un alma tan pura… Tan poderosa como la tuya. ¡Será una batalla interesante, por supuesto! ¡Dame el honor de vencerte en combate!
Cynder: Nocte-sama…
Winder: Nocte-sama… ¿No es demasiado peligroso…?

Nocte bajó a Winder de su espalda, agachándose, y luego volvió a levantarse, poniéndose en posición de batalla.

Nocte: No tengo miedo. Acepto tu desafío…
Muerte: ¡Muy bien, muy bien! ¡Espléndido! ¡Para que las cosas estén equilibradas, tu dragón puede ayudarte!
Kaiosera: Lo haré.
Nocte: Kaiosera… ¿Cómo te sientes? ¿Ya te recompusiste del golpe?
Kaiosera: Puedo con esto.

Kaiosera brilló en una fuerte luz y volvió a su tamaño original nuevamente, rugiendo feroz hacia Muerte, intentando intimidarlo, pero éste ni se movió, y volvió a soltar su risa macabra.

Muerte: ¡Jajajajajaa! ¡Perfecto entonces! ¡Esto será una pelea increíble! ¡Vamos, atáquenme!
Nocte: No deberías darnos tantas ventajas…

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=8Fj1Yl8zKWk ]

Kaiosera soltó una fuerte llamarada, intentando arrasar con Muerte. Fue una llamarada mayor a cualquiera que el dragón hubiese soltado jamás en nuestra historia. Destruyó una cantidad considerable de hectáreas, e hizo que el bosque se incendiara, pero Muerte estaba intacto. Sin embargo, Nocte se había adelantado y ahora estaba frente a Muerte, en un gran salto, con una bola gravitacional en su mano.

Muerte: Jejeje.
Nocte: ¡Te tengo!

Muerte esquivó a una velocidad increíble, dejando que Nocte siguiera de largo e impactara con el suelo, provocando que él mismo saliese volando varios metros hacia arriba.

Athu: ¡Mierda! ¡Nocte!
Muerte: Jejaja.

Nocte cayó al suelo adolorido, mientras que Kaiosera cargó a gran velocidad hacia Muerte, intentando embestirlo. Sin embargo, éste último puso su mano en frente, y lo detuvo como si nada, levantándolo en el aire, como si no pesara ni un gramo.
Kaiosera: ¿Qué… Demonios?
Muerte: Qué aburrido.

Muerte movió su mano con rapidez, disparando a Kaiosera hacia un lado, y haciéndolo caer lastimado.

Nocte: M-Mierda… *Intenta levantarse*
Muerte: Debo decir… Que estoy decepcionado de ustedes… Su olor miente… Nunca había peleado con oponentes tan absurdos… Los he derrotado completamente desarmado y con una sola mano… ¡Qué decepción, qué decepción tan abrumadora!
Nocte: C-Cállate…
Muerte: ¿Así que aún puedes hablar? No pensé que volaras tan alto con ese ataque. Me pregunto qué hubiese pasado si hubiese impactado contra mí. Debo decir que si planeaban ayudar a esos centauros con su nivel de poder actual, están locos. En fin, los mataré ahora mismo, y luego iré por sus amigos…
Kaiosera: Nocte…
Nocte: Kaiosera…

Tanto domador como dragón, brillaron, y sufrieron su transformación habitual, donde Kaiosera se compactaba en un humanoide, y Nocte se transformaba en un ser parecido al actual Kaiosera, pero sin alas. Así, ambos se pararon, renovados, y dispuestos a dar la talla. Ambos se pusieron uno al lado del otro.

Muerte: ¡Ya veo! ¡Eres capaz de alcanzar ese estado! Pero… ¿Es todo? ¿En serio? ¡Jajajajaja! ¡Está bien, te dejaré esa minúscula ventaja, pero debes saber que no has desarrollado tus poderes de domador ni siquiera al 15%!
Nocte: Deja…
Kaiosera: De hablar…
Nocte/Kaiosera: ¡Tanto!

Los dos compañeros unieron sus manos y crearon un inmenso orbe de energía morada oscura, que luego movieron hacia adelante y dispararon juntos.

Nocte/Kaiosera: Percussit Draconem! (Disparo dragón)

El ataque era muy rápido, pero no lo suficiente para Muerte, quien lo esquivó dando un salto enorme hacia arriba, retrayendo sus piernas hacia arriba.

Muerte: ¡Jajajaa! ¡Cerca!
Nocte: Je.
Muerte: ¿¡Eh!?

El ataque había dejado una estela de color negro, justo en medio del aire, a varios metros de Nocte y Kaiosera. Los árboles del sitio, la tierra y las rocas, empezaron a ser atraídas por esta raya. Los centauros y los demás no fueron atraídos, pues al parecer el rango del ataque no llegaba hasta ahí. En cuanto a Nocte y Kaiosera, no se movieron del sitio, pues controlaban su propia gravedad, pero Muerte quedó suspendido en el aire, en esa posición.

Todos los árboles y rocas golpearon a Muerte desde todos los sentidos, siendo halados desde la parte delantera del ataque (donde fue lanzado) hacia la parte trasera de éste (donde se desintegró), de modo que Muerte cayó tirado varios metros atrás, enterrado por todo esto.

Cynder/Winder: ¡Bien! ¡Nocte-sama, Kaiosera-sama! ¡Bien hecho!
Centauros: ¡Vivaaaaa!
Athu: Yo no celebraría tan pronto…
Nocte: Kaiosera…
Kaiosera: Lo sé.

Los árboles se encendieron en llamas verdes, y fueron repelidos, junto a las rocas, mientras la estela del ataque de los dos amigos desaparecía. Muerte se levantaba, con cara de alegría, ante Nocte y Kaiosera.

Muerte: ¡Excelente, excelente! ¡Retiro totalmente lo dicho anteriormente! ¡Son los mejores contrincantes con los que he peleado! ¡Sí que sí! No deshonraré su enorme poder… ¡Pelearé con un poco más de fuerza! ¡Con toda la fuerza que puedo usar en estos momentos!
Nocte: ¿En estos… Momentos?
Muerte: ¡Heartless, despierta de tu sueño, desencadena la muerte, el hambre y la peste! ¡Libérate!

Una enorme luz verde voló desde la montaña de Agnastar hasta Muerte, cubriéndolo completamente. La energía que desprendía era terrible, abrumadora. El nivel de magia que desplegaba no lo habían visto jamás.

Nocte: ¿¡Qué es esto…!? ¡Éste poder…!
Kaiosera: ¡Es demasiado fuerte! ¡Nunca había visto algo así!

En la mano derecha de Muerte, contraria a donde sostenía su lámpara, había aparecido una enorme guadaña. El mango de ésta era negro, y su filo gritaba, como si estuviese vivo, como un dragón.

Muerte: Esto… Es el 50% del poder que puede alcanzar un domador de dragones… Lamentablemente es todo lo que puedo usar por ahora, pues el otro 50% permanece sellado por este bosque, que nos separa físicamente a mi dragón y a mí… ¡Pero su alma ahora ha venido a ayudarme, y se haya en esta guadaña!
Nocte: No lo entiendo…
Muerte: Es muy sencillo, humano. Mi dragón se ha convertido en esta guadaña. Es uno de los grandes poderes de un domador de dragones.
Nocte: ¿Y dónde se supone que está el cuerpo de tu dragón?
Muerte: Ahora mismo, no existe. Mi dragón y yo morimos en la guerra, ¿Recuerdas? Somos espíritus.
Kaiosera: Nocte, recuerda lo que te dijo Fairhim. Los dragones vigilan la montaña.
Nocte: Eso significa que tendremos que luchar contra ellos luego…
Muerte: Lo dudo. No se les permite luchar allí… Pero de todas maneras, no creo que pasen de acá. Su poder es grande, lo admito, pero no tan grande como el mío.

Muerte se movió a una velocidad sorprendente, y golpeó a Nocte con la parte trasera de su guadaña, tirándolo hacia un lado, y llevándose a Kaiosera también en el golpe. Ambos cayeron al suelo, Nocte sobre Kaiosera.

Nocte: Agh…
Kaiosera: ¿¡Por qué no nos matas entonces!? Con un ataque como ese podrías…
Muerte: Podría haberlos cortado en dos, si hubiese usado el filo… Eso está claro… ¡Pero no sean aburridos, quiero jugar un poco más con ustedes! Además, lo mejor está por empezar…

En la zona donde impactó el ataque, en el abdomen de Nocte, comenzaba a brotar un extraño hongo, que se desplegó por su túnica. Éste hongo se apoderó de su ropa rápidamente.

Kaiosera: ¡Nocte! ¡Quítate eso!
Nocte: ¡Mierda! ¡En seguida!

Nocte se levantó y se quitó la túnica, tirándola a un lado, quedando únicamente con sus pantalones, negros, aunque sin camisa.

Nocte: Eso es de lo que hablabas, ¿No? El poder de la peste. Ahora que su dragón se convirtió en esa guadaña, supongo que tiene los poderes de la peste.
Muerte: Efectivamente. Si llegase a tocarte directamente con esto, el hongo quemaría tu piel por completo y te mataría poco a poco… Es lo que hay al enfrentarte a mí
Nocte: ¿Qué eres exactamente…? ¿Por qué esa forma esquelética?
Muerte: Dejemos de hablar y enfoquémonos en el combate, no querrás que la diversión se pierda… ¿O sí?

Muerte volvió a atacar a Nocte, esta vez con un ataque vertical, usando el filo de la guadaña. Sin embargo, Nocte puso magia gravitacional en las manos y, poniéndolas al frente, pudo repeler la guadaña a unos centímetros de su cuerpo.

Muerte: ¡Grandioso!

Muerte movió su guadaña hacia atrás, y ésta vez, movió su mano hacia la parte de atrás de su mango, donde yacían algunas cadenas. Sujetó éstas a las cadenas que tenía en su cinturón, y luego, rápidamente, intentó cortar a Nocte otra vez.

Nocte evadió el ataque con rapidez, pero éste no tenía la intención de cortarlo, no en ese momento. Muerte dejó la guadaña suelta, haciendo que ésta se fuera hacia atrás, no intentando cortar a Nocte lateralmente, sino empujándola.

Muerte: ¡No eres el único con truquitos!
Kaiosera: ¡Nocte!
Nocte: Mierda.

Muerte haló la guadaña de regreso, y ésta se dirigía directo a Nocte, hacia su espalda, sin darle oportunidad de esquivar. Sin embargo, Kaiosera se atravesó en el camino, recibiendo el corte en sus alas.

Kaiosera: Gaah…

Un montón de sangre salió de las alas de Kaiosera, y éstas se llenaron de hongos y mugre.

Nocte: ¡KAIOSERA!
Kaiosera: Je… Por poco te da, eh…

Muerte haló su guadaña, cortando un poco más las alas de Kaiosera. Una vez la guadaña fuese liberada de la carne del dragón, la trajo hacia él nuevamente, llena de sangre.

Las alas de Kaiosera ya no respondían, y cayeron hacia abajo.

Cynder/Winder: ¡Kaiosera-sama!
Athu: Mierda… Se atravesó para proteger al humano…
Anthonas: No puede ser…
Muerte: Es una lástima. Morirá en unos minutos… La herida es demasiado grande y la infección no tardará en hacer efecto… Pero es lo que pasa cuando se enfrentan contra mí… Los alabo… Han llegado muy lejos.

Muerte golpeó la cara de Nocte con la lámpara, tirándolo al piso con su amigo Kaiosera, quien había caído arrodillado. La bufanda de Nocte, la que le dio Solet, que ya estaba floja por haberse quitado la túnica, terminó cayendo a un lado.

Nocte: M-Mierda… Kaiosera…
Kaiosera: Jeje… Bueno, creo que hasta aquí llegamos. Lamento no haber sido lo suficientemente fuerte para que cumplieras tu sueño… O para que cumpliéramos el mío…
Nocte: ¿El tuyo…?
Kaiosera: Eso ya no importa… No te preocuparé antes de que ambos muramos.
Nocte: Kaiosera… No… ¡Tú no vas a morir! No moriremos… Yo… He hecho demasiado por estar aquí… No… Tú y yo hemos hecho demasiado por llevar esto hasta el final… ¡Sencillamente no podemos morir!

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=pYVUaN3kudo ]

Nocte y Kaiosera liberaron una fuerte cantidad de energía, tal como la que había sido liberada por Muerte hasta hacía un rato. Una energía que tomó colores rojos y negros. En el transcurso, sólo se podían escuchar sus gritos. El cuerpo de Nocte y el de Kaiosera estaban sufriendo cambios. De ellos salían llamas de estos mismos colores. Sus ojos se habían vuelto rojos, y su piel se había vuelto totalmente oscura.

Muerte: Je… Interesante, ¡Muy interesante!

Nocte se levantó poco a poco, apoyándose primero sobre sus manos. Mientras hacía esto, la energía oscura lo iba cubriendo. Nocte abrió su boca, que ahora se había convertido en unas enormes fauces, y rugió fuertemente, como un dragón.

Cynder: ¿Qué le pasa…?
Athu: No estoy… Seguro

Las alas de Kaiosera se recompusieron, y apoyó su mano derecha sobre la espalda de Nocte. Sus alas cubrieron el cuerpo de éste, y poco a poco, la energía que salía de ellos, se fue uniendo entre sí, hasta que ambos quedaron cubiertos con una enorme capa negra, que al final, se convirtió en una cúpula, muy, muy oscura, que no dejaba verlos adentro. En unos segundos, cuando la cúpula se retiró, Nocte yacía ahí, en el suelo, pero ahora cubierto de una poderosa armadura negra como el carbón. Llevaba mallas rojas donde la armadura de placas negras no lo cubría, y de su espalda, surgía una enorme capa roja como la mismísima sangre. Su cara lucía tapada por un casco con la forma de la cabeza de un dragón, lo que lo hacía lucir como un dragón humanoide. En sus dos hombros, se replegaban dos gigantescas alas, y en su pecho, yacía un hueco con forma de medialuna.
Nocte rugió una vez más, sin decir ni una sola palabra, se levantó, imponente, y extendió su mano derecha. En ésta, pequeñas esferas oscuras se fueron uniendo, concentrándose en la palma de su mano, y luego crearon una enorme espada, de mango negro y filo rojo, que rugía como un dragón.

Muerte: Esto… Definitivamente él ha hecho lo mismo que yo… No, espera… Es distinto… Esta energía maligna que irradia no es normal… Es como la de… ¡Reina Lunaris! ¡No puede ser!... Esta fuerza… ¡Eso no es una transformación normal! ¡Ha sido llevada únicamente por el odio! ¡Esa armadura…! ¡Esos colores sólo representan el odio y la sed de sangre! ¡No es una transformación real… Es su odio y dolor materializado en una armadura y su dragón se ha transformado temporalmente en su espada! Nunca antes… Había visto esto…

La espada de Nocte comenzó a echar vapor, señal de que estaba a una temperatura muy alta.

Nocte se abalanzó sin pensarlo dos veces, sobre Muerte, quien tuvo muy poco tiempo para esquivarlo, debido a la velocidad sorprendente que Nocte acababa de adquirir gracias a sus nuevas alas. Nocte intentó cortar verticalmente a Muerte, pero éste logró bloquear con su guadaña, que echaba una extraña sustancia pegajosa y mugrienta, pero que se evaporaba con el calor de la espada de Nocte.

Muerte: ¡Esto es increíble! ¡Simplemente majestuoso!
Nocte: ¡Groaaaar!

Nocte se repelió a sí mismo hacia atrás, y luego, lanzó otro corte hacia Muerte, esta vez horizontal. Muerte lo esquivó por poco, echándose hacia atrás, pero el corte dejó otra estela oscura como la del ataque que antes Nocte y Kaiosera habían hecho juntos.
Ésta estela de gravedad haló la guadaña de Muerte, dejándola flotando en el aire, sin forma de moverla.

Muerte: Ya veo… ¡Tocaste la guadaña con esa espada y ahora está adherida a la estela que dejó! ¡Muy ingenioso! ¡Definitivamente esta es una batalla que recordaré siempre!

Muerte soltó su guadaña y comenzó a defenderse únicamente con sus manos. Nocte creaba diferentes cortes, intentando matarlo, pero Muerte siempre lograba esquivar en el último momento.

Muerte: Eres rápido, pero torpe. Sin embargo… Yo cada vez me vuelvo más lento y tú cada vez más rápido… Eventualmente tú…

Un sonido agudo se escuchó, fue el de Nocte atravesando el cráneo de Muerte con su espada.

Muerte: Lo sabía… Jeje… Lástima que no puedo morir, ¿No? Pero está bien, me rindo, me has ganado con todas las de la ley. No había visto fuerza como la tuya desde los tiempos en los que reinaba mi amada Lunaris…

Nocte rugió con fuerza, enfadado, y sacó su espada del cráneo de Muerte. Sin embargo, parecía no haber entendido la situación, pues seguía atacándolo.

Muerte: ¿Qué pasa? Te he dicho que me rindo. No me podrás matar de todas maneras…
Cynder/Winder: ¡Nocte-sama, deténgase!
Muerte: Liberaré a los centauros, te lo prometo, pero por favor, detente de una vez.
Athu: ¿Qué es esa bufanda? Desde que se le cayó comenzó a comportarse así.
Winder: Es cierto… Esa bufanda tenía la magia de Solet, que evitaba que Lunaris tomara el control de Nocte-sama… Si se la quita… ¡Es posible que se haya convertido en eso por quitarse la bufanda!
Athu: ¡Entonces hay que ponérsela, o destruirá todo!
Cynder: ¡Iré yo!
Winder: ¡No, Cynder!
Cynder: ¡Estaré bien!

Nocte estaba creando grandes fisuras en el espacio, que podrían empezar a ocasionar hoyos negros, y Muerte sólo intentaba retenerlo.

Sin embargo, desde atrás, Cynder saltó a la espalda de Nocte, y le puso la bufanda, halándolo del cuello.

Cynder: ¡Lo siento, Nocte-sama, pero es por tu bien!

Nocte soltó su espada y dejó de pelear, llevándose sus manos al cuello, enloqueciéndose y moviéndose a todos lados, intentando quitarse a Cynder de la espalda, pero éste no cedía.

En cuestión de segundos, Nocte abrió sus fauces, metálicas (por la armadura), y soltó una gran cantidad de energía, liberándola toda al aire, hasta que volvió a la normalidad, a su forma de humano normal, y cayó al suelo. Allí, Cynder se le quitó de encima, una vez habiéndole puesto la bufanda. Nocte se desmayó, y su armadura brilló junto con su espada, desapareciendo y convirtiéndose en un Kaiosera muy pequeño, que quedó sobre su espalda, durmiendo también.

Cynder: Lo logré…
Muerte: ¡Vaya, espléndido! ¡En serio! ¡Fue el mejor combate de mi vida!
Anthonas: ¡Por favor, señor, no lo mate! ¡Él sólo quería lo mejor para nosotros!

La guadaña de Muerte cayó de donde estaba, y las fisuras espaciales desaparecieron. Su guadaña se transformó en luz verde y voló de vuelta a la montaña.

Muerte: No lo mataré. Sería muy deshonrado de mi parte aprovecharme de la debilidad de un oponente que me ha dado la talla, y que además, me ha superado… Siguiendo lo que le prometí… Ustedes son libres. No necesito que terminen ese edificio, no me lo merezco… No merezco ser liberado de este bosque para vengarme por la Reina Lunaris, si he sido vencido por un mortal…

Todos los centauros celebraron con júbilo, mientras que Winder y Athu se acercaron corriendo a Nocte.
Athu, dudoso, miró a Muerte, y le habló.

Athu: Se pondrá bien, ¿Verdad?
Muerte: No lo sé… Nunca había visto algo así… Pero lo seguro es que les ayudaré a llegar a la Montaña… Mis compañeros estarán por el medio, pero tengo cosas que arreglar con ellos. En especial con “Victoria”
Winder: ¿Victoria?
Muerte: No importa… Jajajaja (Risa macabra y profunda de nuevo). ¿Cómo se llaman, por cierto? He sido muy maleducado al enfrentarme a ese chico y a su dragón sin saber sus nombres.
Cynder: Soy Cynder, y aquel es mi hermano gemelo, Winder…
Athu: Yo soy Athu-sama, el grandioso.
Muerte: *Ve a Athu por un momento y se ríe* Vaya, cómo has cambiado.
Athu: ¿Eh?
Muerte: Nada, nada, ¡Jajajaja! ¡Díganme los nombres de ellos dos, por favor!
Cynder: Él es Nocte-sama… Y su dragón es Kaiosera-sama… ¡Son los más poderosos del mundo!
Muerte: Jeje… Ya veo. Hay algunas cosas que quisiera hablar con ustedes, pero éste no es un lugar seguro… Vayamos a mi cuartel…
Cynder: *Susurra a Winder: ¿Crees que sea seguro?*
Winder: No lo sé…
Athu: ¡Vamos entonces, de prisa! ¡Tengo hambre!
Muerte: Vaya… Pues estará difícil satisfacer tu apetito… La verdad es que no tengo comida… ¡Pero ya se me ocurrirá algo!

Sol

Mientras tanto, en las fronteras de Atraska, los profesores de Kaltenhertz, el ejército de Urr, las hadas y los Dark-Slayers de Atraska se enfrentaban a las Fuerzas Reales de Urr (obviamente mandadas directamente por Agnius).

La batalla se hacía fuerte, pero ya habían ganado bastante terreno sólo con el poder de las hadas. Por su parte, el ejército de Urr estaba teniendo más problemas que los otros.
En ese momento, Takuma gigante llegó al sitio para echar a unas cuantas tropas enemigas atrás, mientras que Phoenix se unió a la batalla junto a los maestros de Kaltenhertz, específicamente con Hazzel, quien era su ejemplo a seguir. Solet por su parte llegaba con Azark, dormido nuevamente, hasta Fairhim, para hablarle de lo que había pasado. Así, ellas dos se apartaron del combate, mientras que los demás apartaban a las tropas.

Ambas fueron a una tienda de campaña, donde acostaron a Azark en una camilla para heridos, y comenzaron a hablar.

Fairhim: Entonces, explícame bien… ¿Lo mató sin dudar, y luego se desmayó?
Solet: Así es…
Fairhim: Un vampiro nunca se desmayaría luego de usar sus habilidades. Tampoco las usaría a la ligera… Este chico debe ser un semi-vampiro…
Solet: ¿Cuál es la diferencia?
Fairhim: El vampiro nace siendo vampiro, pero el semi-vampiro es una persona normal hasta que es mordido y se realiza el pacto de sangre. Un ejemplo de vampiro real sería la profesora Monique…
Solet: Es su tía.
Fairhim: Ya veo… Es posible entonces que su tía o su madre lo hayan convertido en semi-vampiro… Pero él no nació siendo eso. Los vampiros, para empezar, no poseen ningún tipo de magia, y su cuerpo no acepta ningún contenedor mágico. Algo muy importante es que, el semi-vampiro siempre tendrá una pelea interna consigo mismo.
Solet: No comprendo.
Fairhim: El vampirismo introducido en su sangre, creará en su cabeza una nueva personalidad, un lado “vampírico” que se apoderará poco a poco de su cuerpo. El semi-vampiro recurrirá a sus poderes seguido, para librarse rápidamente de diferentes problemas… Pero a cambio de ello, su “otra personalidad” se comerá su magia, y luego lo devorará a él, convirtiéndose en un vampiro completo y puro… Pero a diferencia de un vampiro que nace siendo vampiro, el semi-vampiro dejará de ser quién era, y se dejará manipular completamente por su otra personalidad, hasta que su personalidad real se haya esfumado por completo.
Solet: Entonces Azark se convertirá en…
Fairhim: Así es…
Solet: ¿No hay una solución?
Fairhim: Bueno, hay una… Pero todo depende de él.
Solet: ¿De qué se trata?
Fairhim: Su parte humana debe vencer a su lado vampírico. Si es así, se apoderará de los poderes del vampiro, y se convertirá en uno, pero no perderá su personalidad… Seguirá siendo quien era, pero perderá sus poderes mágicos actuales, porque como ya te he dicho, los vampiros no poseen el uso de la magia.
Solet: Entonces… Debe vencer su batalla interna…
Fairhim: Así es… Él ahora mismo está peleando… Esperemos que pueda ganar.
Solet: Pero… Aún no entiendo cómo pelea dentro de su propia mente…
Fairhim: Es muy sencillo… Sus sentimientos son los que ponen en juego su victoria… Si sus sentimientos puros pueden vencer a los impuros, él vencerá, definitivamente. Por ahora, debemos dejarlo aquí… Tenemos que ir al campo de batalla.

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=i0DurUTQNrc ]
En la mente de Azark, él caía por un enorme precipicio oscuro, luego de haber sido empujado por su lado maligno. A medida que iba cayendo, varias imágenes se presentaban en su cabeza. Una de ellas fue, misteriosamente, Dragon, quien se reía de él. Azark gritaba “¡Papá!” pero su grito era ignorado.
Más adelante la imagen de su tía Monique, frente a él, con cara de rabia, gritándole: “Esto es tu culpa, ¡Mi hermana murió en el parto!”
Otra imagen apareció luego, en Kaltenhertz, en la clase de reconocimiento de magia. Los niños que tenían magia, quienes eran sus amigos, fueron aceptados por la clase de Zaubluts, mientras que él tuvo que quedarse con los “no-magos”. Sus “amigos” se burlaron de él, pero Phoenix, pequeño, apareció atrás de él, para consolarlo.

Azark permanecía con los ojos cerrados, hasta que cayó de plano en el suelo, luego de haber pasado diferentes imágenes en su cabeza, más allá de las que ya comenté. Se levantó lentamente, ya con los ojos abiertos, y miró a su alrededor. Estaba en un lago, rodeado por un bosque, pero todo se veía en blanco y negro. Ya allí, detalló el paisaje, confundido, y vio el lago. En el lago, yacía un pequeño niño, que de espaldas era él… Sí, ¡Efectivamente era él! Se estaba viendo a sí mismo, de niño, en el lago, sentado, llorando. Se acercó lentamente al pequeño él, y le tocó la espalda.

Azark: ¿Por qué lloras?

El niño lo ignoró, y él volvió a hacer la misma pregunta. El niño detuvo su llanto, y se volteó, riéndose macabramente. Ahora había crecido, y era el Azark maligno.

Azark maligno: ¡JAJAJA! ¿Angustiado por tu pasado? ¡Eso sólo me dará más fuerzas!

El Azark maligno arremetió contra su parte positiva, dándole un zarpazo en el hombro, que le sacó una buena cantidad de sangre. Azark corrió hacia el bosque, para buscar esconderse, pero en el bosque, sólo veía aquellas imágenes terribles de su pasado, que no le dejaban tranquilo. Poco a poco, Azark iba sufriendo más heridas, de manos que salían de los mismos árboles. Sin embargo, recordó por un momento a sus amigos.

Azark: Takuma… Phoenix… Solet… Ellos… Ellos no querrían verme huyendo.

Una luz surgió de su cuerpo y lo protegió de los próximos ataques. El Azark maligno decidió aparecer completamente entonces, y se le quedó viendo frente a frente.

Azark maligno: Veo que has aprendido un truquito, pero eso no te servirá aquí. En el mundo de tus pesadillas, soy el único que gobierna… Hagamos esto interesante. Una pelea como debe ser… Te daré la oportunidad de defenderte.

En el bosque aparecieron centenares de papeles pegados a los árboles, pero blancos por su parte visible.

Azark: ¿Qué es esto…?
Azark maligno: Cada uno de esos papeles está escrito por la parte que está mirando al árbol, por lo que no podrás leerlos a simple vista. Cada uno tiene escrito una debilidad tuya, un defecto… Y sólo uno de ellos, tiene algo bueno de ti. Tu misión es encontrar ese papel, bueno, y tomarlo. Cada papel malo que encuentres me hará más fuerte. Si yo encuentro el papel bueno, y lo destruyo, entonces me dejarás tomar el control de tu cuerpo. Claro, que si lo encuentras tú, es muy seguro que puedas vencerme. Una última cosa: Si encuentras cincuenta papeles negativos, rechazaré el hecho de esperar a encontrar el bueno, y te mataré de una vez, ¿Qué te parece? Jejeje.
Azark: Hmph… Estoy en completa desventaja… Tú pusiste los papeles, debes saber dónde está.
Azark maligno: Estos papeles no los puse yo. Sólo pedí que los pusieran. Cada papel los pusiste tú. Estamos en tu mente, recuerda… Tú has hecho cada papel. En otras palabras, tú tienes la ventaja.
Azark: Está bien… Acepto el reto… Tampoco es como si tuviese otra opción.
Azark maligno: ¡Perfecto! ¡Entonces, empecemos!

Azark comenzó a correr en busca del papel positivo, se acercó a un árbol, y tomó uno, leyendo, para su mala suerte: “Pesimismo”

Azark: Mierda…

Azark siguió buscando y buscando. No tomaba todos, sino uno de cada dos árboles. Sin embargo, sólo seguía leyendo cosas como “Cerrado”, “Gruñón”, “Presumido”. Cada papel era un golpe a su moral, y además, era señal de que su lado maligno se hacía más fuerte.

Simplemente era imposible para él, cada papel que volteaba era malo, y ya tenía al menos treinta defectos, y no es como si quedaran pocos, pues a su vista, quedaban al menos quinientos más.

Azark: Esto es estúpido… Debe haber otra manera… No puede ser… ¿¡Cómo carajos alguien puede tener tantos defectos!?

Pudo escuchar una voz resonando por el bosque, una voz pícara, la voz de su lado oscuro, diciendo: “Se te acaban las oportunidades”.

Azark se molestó un poco, pero luego analizó lo que pasaba, y se calmó. Luego de un rato pensando, tenía una sonrisa en su rostro, y simplemente comenzó a tomar todos los papeles que se encontraba, no importaba cuántos. Cuarenta, cuarenta y cinco papeles… ¡Cincuenta papeles! ¡Había acabado su límite! ¡Pero no parecía molesto, o triste por ello! Sin embargo, su lado maligno apareció fuerte a él, emanando una fuerte cantidad de energía.

Azark maligno: Perdiste entonces, Azark.
Azark: Bueno… No he perdido nada. He visto tantos defectos que me es imposible no querer cambiar.
Azark maligno: Es muy tarde para eso. Tomaré control de tu cuerpo y no podrás cambiar más.
Azark: No harás nada, porque he encontrado el papel… *Mira a su pantalón, y ve un papel saliendo de su bolsillo derecho*
Azark maligno: ¿¡Qué!?
Azark: La solución a todos mis problemas, siempre estuvo conmigo. *Saca el papel de su bolsillo y se lo muestra al otro Azark*

El papel que había sacado Azark decía “Buenos amigos”.
El Azark maligno, al ver su derrota, se sintió nervioso, y sólo pensó en atacar al Azark puro, pero el papel ahora se había convertido en una armadura delgada, de placas negras y enormes púas en sus hombreras, que tenían formas de calaveras con enormes colmillos. Sus manos estaban cubiertas de guantes de placas que dejaban salir sus dedos, pero que tenían enormes nudillos de hierro. En su espalda, había una enorme capa roja con puntas en picos. En su abdomen, la armadura se abría, como una boca, dejando ver unas mallas rojas. Su pelo ahora había crecido, haciéndose largo, y llegando a la mitad de su espalda, igual que sus orejas, ahora más largas, y sus colmillos, ahora más notorios. Apunto al Azark maligno con su mano derecha, y lo mantuvo en el aire, suspendido, como si controlara la gravedad, pero no era eso.

Azark maligno: Agh… Maldito…
Azark: Es hora de destruirte… Adiós para siempre… Tengo muchas cosas que arreglar.

El Azark maligno se estremeció en el aire, temblando y retorciéndose, antes de recibir el golpe de gracia, en su cara, propinado por los nuevos nudillos de Azark. Así, el ente maligno se desintegró, y Azark sólo vio luz dentro de su mundo.

Azark: Entonces… Supongo que lo he logrado… Pero debo ir a ayudar a mis amigos en esta guerra…

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=hmuUJe1jsXA ]

En el mundo real, un pie con la armadura de Azark, se levantaba de la camilla, dispuesto a ir a la pelea.
En el campo de batalla, uno de los soldados más importantes había caído herido, nada más y nada menos que el General Genryusai.

Organize: ¡Gen! ¡Gen! ¡Levántate!

Genryusai se hallaba sangrando en el suelo. Organize apartó a varios enemigos para ir a ayudarlo, pero Genryusai estaba perdiendo demasiada sangre, pues le habían atravesado el pecho.

Organize: ¡Tranquilo, estarás bien!
Genryusai: No… Sé que no… Estoy viejo y esto no puede ser arreglado.
Absorb: ¡Gen! ¡No digas esas cosas! *Da un lengüetazo a un enemigo, dejándolo tirado en el suelo, y va con ellos* ¡No puedes morir! ¡No seas tonto, buscaremos un médico!
Genryusai: Yo… ya no puedo respirar…
Organize: ¡No, resiste, no hables! ¡Llamen rápido a Generate! ¡Él debe curarlo!
Absorb: Generate está teniendo un enfrentamiento directo con uno de los capitanes del Ejército Real…
Organize: ¿¡Qué!? ¡Díganle que venga de inmediato!
Genryusai: No, escucha… No pierdas el tiempo… Y escucha lo que tengo que decirte… No me queda mucho…
Organize: ¡No gastes tu aliento!
Genryusai: Por favor… Escucha… En los cuarteles de la capital… Dejé los datos que he recopilado de la guerra… Es muy importante que los leas, pues desde ahora tú estás a cargo… Para eso te envió Nocte-sama, ¿No?
Organize: Gen…
Genryusai: Es muy… Importante que los leas… Podemos ganar… Pero sin eso, estamos perdidos… No dejes que se apoderen de ellos… Y otra última cosa… Acércate…

Genryusai susurró algo al oído de Organize. Éste estuvo perplejo por un rato, pero luego vio la cara sonriente de su amigo, quien ya moría, y asintió con la cabeza.

Genryusai: Cuento… Contigo… *Cierra los ojos*
Organize: S-Sí… ¡Absorb! ¡Llama ya mismo a Destroyer y ayuda a Generate de una buena vez! ¡Y dime dónde diablos está Research! ¡Tenemos una misión importante!

Tras la muerte de muchos soldados, y del capitán general… ¡Aún queda una misión! Pero al parecer, sólo puede ser llevada a cabo por el círculo de los Dark-Slayers… ¿¡De qué se trata!?
¿Qué reto le espera a Nocte ahora en el Bosque del Olvido? ¿Los otros espíritus serán tan fuertes como Muerte? ¿Qué es lo que debe contarles Muerte?
¡Azark se reintegra a la guerra! ¿¡Qué sorpresas nos traerá con su nuevo poder!? ¿¡Qué estará pasando con sus amigos?

¡Próximo capítulo: Guerra!

Y con este power-up a Nocte y a Azark, me despido hasta otro capítulo de Day and Night. No puse casi soundtracks, me siento cansadito xD, escribí demasiado. Bye bye!

Belu te amo mucho <3

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Sáb Mayo 18, 2013 12:28 am

En el capítulo anterior, Nocte enfrentó a Muerte, uno de los espíritus con los que se toparía en el otro extremo del bosque. Tras una batalla que parecía imposible, Nocte adquiere una forma oscura y tenebrosa que le permite ganarle a Muerte, pero debe ser detenido por sus amigos, pues estaba siendo influenciado por Lunaris. Luego de ser derrotado, Muerte halaga la habilidad de combate de Nocte y Kaiosera, y es así como decide ayudarlos a ellos y a sus amigos a llegar a la montaña. Por ello, los lleva directamente a su guarida secreta, donde los abastecería de alimentos y les ayudaría a darse un baño.
Mientras tanto, en Atraska, Azark tiene una batalla interna con su lado vampírico, pero tras encontrarse con sus defectos y hallar lo que lo hacía fuerte, lo vence y se convierte en un vampiro puro, controlando así su lado malvado, y uniéndose por fin a la guerra. El general Genryusai muere, y deja una misión a cargo de los Dark-Slayers, pero, ¿Qué será exactamente?


Day and Night
La travesía del Monje Dragón

Capítulo 19: Guerra

Luna

Nocte despertó en una habitación oscura, Kaiosera se hallaba dormido sobre su pecho, y él intentó pararse lentamente. No pasó mucho para que notara que estaba sin camisa y que su cuerpo estaba vendado, en torso y en brazos. Su cuello también estaba vendado, pero el vendaje no llegaba hasta su cara.

Nocte: ¿Eh? ¿Dónde estoy? Kaiosera, despierta…
Kaiosera: Agh… *Abre los ojos lentamente* ¿Qué pasa? ¿Qué es éste lugar?
Nocte: No lo sé…
Kaiosera: ¿Estaremos muertos?
Nocte: No, claro que no, pero más importante… ¿¡Puedes quitarte de encima!?
Kaiosera: Ah, lo siento.

Kaiosera se tiró al suelo, al lado de la cama, y vio alrededor. Pudo distinguir con su vista algunos muebles de aspecto lúgubre y psicodélico. Nocte se levantó poco a poco, y vio la puerta de la habitación.

Nocte: Vayamos a ver qué es este sitio
Kaiosera: Sí.

Nocte abrió la puerta y apareció en una gran sala, gigantesca, llena de candelabros y tapetes de colores verde y negro.

Nocte y Kaiosera caminaron escaleras abajo, hasta el centro de la sala, donde Muerte estaba sentado con sus amigos, conversando.

Cynder: ¡Hola, Nocte-sama!
Winder: ¡Me alegro que se encuentre bien!
Athu: ¡Hey! ¿Qué tal?
Nocte: No estoy entendiendo nada.
Muerte: Veo que ya están mejor.
Nocte: ¿¡De qué hablas!? ¡Casi nos matas! ¿¡Dónde estamos!?
Muerte: Están en mi guarida, tranquilos.
Kaiosera: ¿¡Cómo se supone que debamos estar tranquilos!? ¡Nos querías matar!
Winder: Luego de derrotar a Muerte-sama, él ofreció su ayuda.
Nocte: ¿Qué? ¿Derrotar? ¿Ustedes?
Cynder: ¡No! ¡No sea tonto! ¡Ustedes dos, Kaiosera y usted, por supuesto!
Kaiosera: ¿Tú te enteras de algo?
Nocte: Ni de lo más mínimo.
Muerte: Ya veo, supuse que no recordarían nada, pero no es el caso.
Nocte: Espera, realmente da igual, pero, ¿Dónde se supone que estamos?
Muerte: En mi guarida, ya lo dije
Nocte: ¿Una guarida así en el bosque? ¿Cómo es que no la vimos?
Muerte: Pues porque es invisible, hay que abrir una puerta especial para entrar.
Nocte: ¿Qué demonios…? ¿Quién construyó esto?
Muerte: Los centauros.
Nocte: Es cierto… ¡Libéralos!
Muerte: Ya lo hice… ¿¡En serio no recuerdas nada!?
Nocte: Hmph…
Kaiosera: ¿En cuánto tiempo construyeron esto?
Muerte: Bueno, tardaron siglos… Los tuve como esclavos durante milenios, pero claro, ellos sólo recuerdan los últimos meses… Por ejemplo, la tumba del dolor la habían estado construyendo por cincuenta años, pero ellos no lo recordaban.
Athu: Eso es triste. ¿Olvidan todo en unos cuantos meses? ¿Y se lo tienes que volver a explicar?
Muerte: Es chistoso que tú digas eso, pero sí.
Athu: ¿A qué te refieres?
Muerte: Da igual. Lo importante ahora es que Nocte debe vencer a mis compañeros y llegar a la montaña… Somos cuatro en total, pero con suerte, sólo tendrás que enfrentar a dos más.
Nocte: ¿Cómo que con suerte? ¿Y por qué?
Muerte: Todo dependerá de mi amigo… Ya estará por llegar.

Un enorme portal negro se abrió en medio de la sala, como una garganta, y empezó a lanzar un montón de aire.

Nocte: ¡Mierda! ¿¡Qué es eso!?
Muerte: ¡Parece que al fin llegó!

Del portal salió un hombre de cabello rapado y ojos grises. Llevaba una armadura blanca y negra, delgada, que se acoplaba a su cuerpo. Su piel era morena, y tenía una cara bastante seria. Vio la escena por un momento, y luego habló, cerrando el portal.

¿?: Así que hablabas de ellos, ¿No?
Muerte: Así es, Hambre.
Nocte/Kaiosera: ¿Hambre?
Hambre: ¿Uhm? *Mira a Nocte y a Kaiosera* Oh, hola. Ustedes deben ser Nocte y Kaiosera. Muerte ya me habló de ustedes. Mi nombre es Hambre, como ya habrán oído. Soy uno de los espíritus que vigilan este bosque. Es un gusto conocerlos.
Nocte: ¿Eh?
Hambre: Pues… Lucen bien. Creo que sí, los ayudaré.
Muerte: Hambre es mi mejor amigo. Crecimos juntos, de hecho. Somos como uña y mugre, aún después de la muerte. Es bueno que no deban pelear con él, es mucho más fuerte que yo.
Hambre: Oh, claro que no.
Nocte: ¿Entonces nos ayudarán a vencer a sus compañeros y a salir de aquí?
Muerte: Es lo que he intentado decirte desde hace rato.
Kaiosera: Espera… Yo ya había escuchado sobre Hambre… Es otro de los “Cuatro Apocalípticos”. Su dragón, Bite, es un dragón de tres cabezas de color negro, como yo… Es un orgullo para nuestro clan.
Nocte: ¿Clan? Nunca me contaste nada sobre eso.
Hambre: ¿Así que no sabes? Pues sería bueno que empezáramos esta reunión explicándote un poco… Esta charla también servirá para tus amigos, claro está.
Muerte: Por favor, siéntense… Esta charla será larga.

Una vez sentados, Muerte dirigió la palabra una vez más a Nocte.

Muerte: Nocte, ¿Sabes sobre los siete colores de la magia, no es así?
Nocte: Así es. Lo enseñan en primer año en la academia.
Hambre: Háblanos un poco sobre eso. Queremos saber si tienes el concepto, además, de esa forma introducirás a los chicos que no saben sobre eso.
Nocte: Está bien, pues… La magia fue dividida en un principio en siete colores: blanca, la más pura, roja, amarilla, azul, verde, gris, y negra, la más impura. Al igual, la antimagia fue dividida en los mismos siete colores, teniendo los mismos rasgos de pureza. Se dice que las antimagias contrarrestan a las magias del mismo color… Exceptuando…
Hambre: Pues exceptuando las antimagias blancas y negras. Las antimagias blancas contrarrestan a las magias negras o impuras, y las antimagias negras contrarrestan a las magias blancas o puras. Ah, cabe destacar que la antimagia gris es capaz de contrarrestar cualquier tipo de magia o antimagia, menos a otra antimagia gris, con la cual se anula… Ah, y por último, la magia de la luz, que es la única magia que puede convertirse en una antimagia a voluntad del usuario, pero no en un sentido tan profundo. Es difícil entenderlo, pero, la magia de la luz es el único tipo de magia que puede contrarrestar la antimagia gris… Pero únicamente la magia de la luz. La magia de la luz solar no tiene esa propiedad.
Nocte: Así es.
Muerte: Es una explicación buena, pero incompleta. ¿Nunca les dijeron el porqué de esos colores?
Nocte: Pues no.
Kaiosera: ¿En serio? Los dragones, todos la sabemos.
Nocte: ¿Ah, sí? ¿Por qué nunca me dijiste nada?
Kaiosera: ¿No te resulta claro que yo no sabía sobre tu desconocimiento?
Nocte: Entonces explíquenme, por favor, estoy desconcertado.
Muerte: Adelante, Hambre.
Hambre: ¡No me jodas! ¿Por qué yo?
Muerte: Me da flojera.
Hambre: Agh… Está bien. Pues mira, cuando se creó el universo, los dragones y las hadas se dieron cuenta que el “elemento creador” que les había dado la vida, les había dado un componente natural a cada uno: el “cuerpo” y el “alma” o “espíritu”. Mientras los dragones tenían el don del cuerpo, para fortalecer sus habilidades, las hadas poseían el don del “alma”, para enriquecer su conocimiento. Ambos dones tenían la propiedad de crear algo. Por ello, los dragones crearon la estructura del universo: los planetas, los satélites, las estrellas… Pero el universo se sentía vacío. Fue allí cuando las hadas usaron el don del “alma” y crearon la vida, el tiempo y las dimensiones, haciendo todo más bonito. De esa manera, el equilibrio siempre se ha mantenido entre “alma” y “cuerpo”. Asimismo, el don del alma, creó la antimagia, la cual usaron las hadas desde entonces, y el don del cuerpo, por ser más impuro, obtuvo la antimagia. De esa manera, todo estuvo en paz.
Luego de esto, los dragones y las hadas dividieron la magia y la antimagia en siete colores, para clasificarla. Cada color representaría un grupo de capacidades, y sería llamado “escuela”. Es así como podemos llamarlas de la siguiente manera:

- Escuela Blanca: las magias blancas son llamadas “santas” y comprenden aquellas de origen divino, en relación con el universo, su poder y su energía. Por ejemplo, la magia de la luz, o la antimagia de la luz, como quieras decirle, antes mencionada, o la magia cósmica. La antimagia blanca se llama purificadora, no hace falta decir por qué. Recordemos que la antimagia blanca sólo ataca a la magia negra, no a su contraparte blanca.
- Escuela Roja: La magia de este tipo es llamada “de destrucción” e incluye todas las magias y antimagias empleadas para la destrucción, como la magia de fuego, la magia del rayo, del viento, de las mareas, etc. La antimagia roja es llamada “De Construcción”, pues reconstruye lo que ha sido roto, o crea nuevas cosas. La magia del fuego negro fue originariamente usada como una magia de construcción, pero fue corrompida para destruir. No es considerada una doble magia como la de la luz porque no fue creada para eso, pero podría decirse que lo es.

Cynder: ¿Oíste, hermano? ¡Tenemos magia roja!
Winder: ¡Sí, lo oí!
Nocte: Uhm, entonces Destroyer posee una magia roja… Nunca supe cómo clasificarla, porque es una magia artificial…
Hambre: *Ejem* Déjenme terminar.
Nocte: Lo siento.
Hambre: Bueno, como decía… Otras escuelas serían…

- Escuela Azul: la magia de este tipo es llamada “de sanación”, y comprende todas las magias capaces de sanar. Por supuesto, hay magias de otras escuelas que son capaces de sanar, pero nunca tendrán la habilidad de sanación que tiene esta escuela. De todas maneras, las magias clasificadas en esta escuela, sirven específica y únicamente para sanar, y para más nada. Por supuesto, las antimagias de esta escuela contrarrestan la sanación, y se les llama “magias vampiristas o parásitas”, pero no tienen nada que ver con los vampiros… Reciben ese nombre porque son magias que en lugar de buscar la sanación de la otra persona, buscan la sanación propia a costas del otro, es decir, absorbiendo su vitalidad. Un ejemplo de antimagia parásita sería la antimagia del huésped. Permite a su usuario introducirse en el cuerpo de una persona y vivir de él. Es algo repugnante, espero que nunca lo deban ver…
- Escuela Amarilla: las magias amarillas son llamadas “de metamorfosis”, y alteran la forma de su usuario. Magias de este tipo son las de cambio de tamaño, o la de tomar formas de animales… Las antimagias amarillas son conocidas como “de alteración”, y tienen prácticamente el mismo uso que su contraparte mágica, sólo que las antimagias amarillas poseen la capacidad de, en lugar de usar transformaciones sobre el usuario, usarlas contra otras personas. Es decir, poder hacer pequeño a otra persona a placer, o convertir a alguien en un pájaro.
- Escuela Verde: las magias verdes son llamadas “vegetales”, y vienen, como dice el nombre, de las plantas. Son magias provenientes de la corteza terrestre y son hechas para la defensa personal y no para la agresión, aunque hay magos que las utilizan para eso. Las antimagias verdes son conocidas como “de putrefacción”, y son magias que atentan directamente contra la vida, como la magia de la peste que posee mi amigo acá presente, y otras magias escalofriantes más allá de ello.
- Escuela gris: las magias grises son llamadas “nulas”. Son magias que simplemente no pudieron ser clasificadas por ninguno de los otros términos. Un ejemplo sería la magia ilusionista. Las antimagias grises con conocidas como “anuladoras”, y eso significa que, como dije antes, anulan cualquier tipo de magia, del color que sea, y también a las otras antimagias e incluso a sí misma. Un ejemplo sería la antimagia que se es aplicada a las esposas para anular poderes mágicos, o a las celdas que anulan poderes mágicos.
- Escuela Negra: las magias negras son llamadas “oscuras” y provienen de la oscuridad, valga la redundancia. La magia de las sombras, la magia de la neblina, todas son magias oscuras. La antimagia negra es llamada “de compresión”. Son antimagias que ignoran fuerzas alternas, leyes y además, controlan al enemigo. Además, como sabrás, anulan a las magias blancas, exceptuando a la magia de luz. Ejemplos de esta magia son las magias de telekinesis, control mental, gravedad, y una muy peligrosa: la magia eclíptica, que es capaz de apagar el Sol.

Nocte: ya veo… Entonces tengo una antimagia negra.
Kaiosera: Tenemos.
Hambre: Te podrás haber dado cuenta que todos los domadragones poseemos una antimagia. Eso es porque cada dragón en Drakunia, tiene un humano destinado en este mundo, que nace con su mismo tipo de antimagia, pero sólo algunos dragones son capaces de enlazarse con sus humanos.
Nocte: Bueno, ¿Y qué tiene que ver todo esto con el clan de Kaiosera? No me has explicado.
Hambre: ¡Cierto! ¡Disculpa! ¡Explicándote todo esto se me olvidó la misma razón de explicártelo! Pues resulta que cada dragón nace de un color, y el color determina su clan. Podrás imaginarte que esos colores son siete, y sí, precisamente, son los colores de las magias y antimagias. De ahí parten sus clasificaciones. Por ejemplo, tu dragón es un dragón negro, como el mío, y por ello pertenecen al mismo clan.
Nocte: ¡Ya entiendo! Bueno… ¿Y por qué era tan importante que supiese esto?
Muerte: Luego vamos a esto, lo importante es que deberás enfrentar a dos enemigos a continuación: uno se llama Guerra, y es un antimago rojo, es decir, posee la “construcción”, con el elemento lava. Su técnica principal es matar por calor, con la asfixia. Crea enormes prisiones de lava que queman adentro a sus enemigos, y los matan de calor al mismo tiempo. No es sólo eso, sino que su dragón, Cataclismo, toma la forma de unas pistolas dobles, lo que le permite disparar balas de lava, y más te vale que ninguna te impacte, o las hará crecer dentro de tu cuerpo hasta matarte.
Hambre: Y la última… Su nombre es Victoria. Es una mujer bella, pero despiadada. Es una antimaga blanca, o sea, de purificación. Posee la antimagia blanca de la luz lunar, lo que la hace una asesina invisible y silenciosa. En este bosque, donde siempre es de noche, sus habilidades se incrementan al máximo. Su dragón, Moon, es un dragón sin alas que se convierte en un arco…
Nocte: Uhm… Ya veo. Eh, una cosa, ¿Por qué sus dragones se transforman en armas? No entiendo.
Muerte: Kaiosera hizo lo mismo en nuestra batalla.
Kaiosera: ¿En serio?
Muerte: Así es, te transformaste en una espada. Sin embargo, creo que no podrían hacer eso de nuevo… Al parecer fue por la influencia de alguna magia rara.
Winder: La magia de Lunaris, Nocte-sama.
Nocte: Así que fue eso…
Muerte: Pero es algo simple. Cuando tu cadena de domadragones se hace más pequeña, tu dragón se transforma en un arma mortal, para ayudarte. El proceso puede revertirse, claramente. A un domadragones en ese estado se le llama “Guerrero Híbrido”, sin embargo, tú alcanzaste un poder similar al de un “Paladín Híbrido”, cuando te transformaste, pues, Kaiosera no sólo se convirtió en un arma, sino en una armadura. Nosotros en esta forma somos incapaces de transformarnos en Paladines, aun cuando en vida lo hacíamos, por lo que sólo podemos alcanzar ese poder de Guerrero. Si tú fueses capaz de entrar en ese estado sin estar poseído, no dudo que puedas derrotar a nuestros dos compañeros.
Nocte: Una cosa… ¿Por qué tanto interés en ayudarme? ¿Y ahora me explicarán por qué debían explicarme sobre los clanes de los dragones?
Hambre: Es muy sencillo. Somos compañeros, pero no somos amigos. Como domadragones, teníamos un destino que cumplir en Drakunia. Anteriormente todos éramos guerreros de Lunaris. Ella era nuestra máxima líder, y confiábamos plenamente en ella. Sin embargo, Muerte y yo nos pusimos en su contra, a pesar de que Muerte la amaba.
Muerte: Hey, no digas eso.
Hambre: Mientras nosotros ayudamos a Solaris, Guerra se hizo neutral, y se dio a la fuga. No quería ninguno de los dos bandos. Sin embargo, Victoria era la predilecta de Lunaris, y se quedó con ella. Tras nuestra traición, Lunaris nos sentenció a vivir en este bosque cuando la guerra se acabara, enviando nuestras almas acá, matando instantáneamente a los que no estábamos muertos, y sellándolas con el hechizo de parálisis temporal. Puso a Victoria como nuestra guardiana, sentenciándola también, pues, sabía que Victoria sólo la seguía por hipocresía. Así, enlazó nuestras almas a un solo propósito: proteger la montaña y a quien fuese capaz de llegar a ella. ¿El por qué? Porque la montaña contiene el poder para conectar nuestro mundo con el de los dragones. Cuando llegó Koji aquí, nos derrotó a todos rápidamente. Él era un Paladín. Para ser un Paladín, el humano debe haber cumplido una de dos cosas: su meta como persona, o la meta de su dragón. Para poder alcanzar la última etapa de evolución, es decir, para convertirse en un monje dragón, el domadragones debe ir a Drakunia y cumplir el destino para el que fue llamado, es decir, el destino para el cual se creó la cadena entre él y su dragón. Koji iba a cumplir su destino, y allí fue cuando lo entendimos: Lunaris no quería que nadie fuese superior a lo que ella fue. Por eso selló el acceso a los otros domadragones, ella nunca fue una Monje Dragón. Era bastante egoísta, como podrás ver. Tú al parecer eres el heredero de Lunaris, pero no estás de su lado. Eso te hace especial, y si quieres cumplir tu destino en Drakunia, debes hacerlo, pues sólo así serás capaz de derrotarla a ella en su debido momento. Posees el colgante, así que no te queda mucho tiempo para cumplir con tu misión. Esa bufanda no te protegerá por siempre…
Muerte: la razón por la que te contamos de los clanes, es porque posiblemente tu misión en Drakunia tenga algo que ver con Victoria, y es otra razón para estar contra ella, pero tu dragón te debería contar mejor.
Nocte: ¿Y bien, Kaiosera? ¿No me contarás para que vinieras a buscarme al mundo humano?
Kaiosera: Bueno… Drakunia era originalmente gobernado por el clan de los dragones negros. Mi abuelo, Asura, un dragón gris, había creado la parte física del universo, como ya habrás oído en el relato de antes… Todo esto junto con el hada Morgarhim, que creó la parte espiritual. No hace falta que repita todo eso.
Nocte: ¿¡En serio!? ¿¡Fue tu abuelo!?
Kaiosera: Así es. Yo era algo así como el Príncipe de Drakunia. Muy parecido a ti… La verdad siempre nos hemos parecido mucho. Si te digo esto es porque mi padre era el Rey de Drakunia cuando yo nací. Mi abuelo, un dragón gris, tuvo dos hijos: mi padre, dragón negro, y mi tío, Byakuryu, un dragón blanco. Así nacieron los dos primeros clanes de dragones.
Mi padre era el mayor, por eso tomó el poder. Todo corría de maravilla, hasta que un día llegó Moon, el dragón blanco del que te hablaron, fue al mundo humano junto con otros dragones, como por ejemplo, Bite, mi hermano mayor.
Hambre: Espera, ¿¡En serio!? Bite me hablaba de un hermano menor, pero no imaginaba que fueses tú.
Kaiosera: Estoy orgulloso de haber sido su hermano… Pero el caso es que…
Hambre: Sé a dónde va esto. Efectivamente, Victoria y Moon nos mataron a Bite y a mí.
Nocte: ¿¡Qué!?
Kaiosera: Tras la muerte de Bite, yo era el único heredero, pero entonces, el clan negro descubrió el plan de conspiración del clan blanco: me matarían a mí, y luego, a mi padre, para hacerse con el poder. Al saber esto, mi padre, Arkadium, me advirtió y me mantuvo con él todo el tiempo. Tras la muerte de Moon, al finalizar la guerra, pensamos que todo estaría bien… Pero un día, toda la horda de dragones que conformaba el clan blanco, realizó lo que llamamos como “la masacre legendaria”. Asesinaron a todos los dragones de nuestro clan mientras dormíamos, y sólo quedamos mi padre y yo. En un intento para salvarme, mi padre sacrificó sus últimos momentos de vida en crear un portal de un solo uso para ir al mundo humano. Fue ese día cuando a ti te iban a decapitar… Ese día que nos conocimos. Sin embargo, no contaba con todo lo que sucedería luego… Cuando Lunaris comenzó a poseerte, yo no sabía qué hacer… No sólo eso, sino que mi tío, Byakuryu, al parecer, envió a su hijo: Alumbria, a asesinarme o llevarme vivo hasta allá.
Nocte: Ya veo… Entonces, en el momento en que Lucius murió…
Kaiosera: Alumbria perdió a su humano, y entonces se vio obligado a volver a Drakunia de inmediato, y no podrá volver al mundo humano nunca más a buscarme… Pero mi tío mandará a muchos otros dragones blancos… Y ahora que estamos en este bosque, es posible que Victoria nos quiera asesinar.
Muerte: Es por eso que debemos protegerte.
Nocte: Santo cielo… Entonces mi destino en Drakunia es…
Kaiosera: Liberar a los dragones negros supervivientes que permanecen encerrados en Drakunia, y a los dragones azules, verdes, y demás colores que apoyaron a nuestro clan y ahora permanecen enjaulados… Para que pueda tomar de vuelta el poder de Drakunia.
Hambre: Es más grave que eso… Pero más adelante lo entenderás. El caso es que debes darte prisa. Cada día que pase habrá menos posibilidad de vencer a Byakuryu.

En ese momento la pared de la sala explotó en mil pedazos, y se pudo ver lava ardiente cayendo de los bordes de su enorme abertura. De entre el polvo de la explosión, apareció un joven de pequeña estatura. Parecía un chico de unos quince años aproximadamente. Sus ojos eran anaranjados y su cabello era rojo. Llevaba una bufanda roja y una armadura blanca con franjas de lava roja. En sus dos manos llevaba unas pistolas de color rojo sangre.

Muerte: ¡Guerra! *Pone cara de felicidad*
Nocte: ¿Ese es Guerra? ¿Un niño?
Hambre: No te dejes engañar por su apariencia… Ese hombre es más fuerte que Muerte o que yo…
Nocte: Y se supone que deba enfrentarlo…
Guerra: Ya veo… No me equivocaba… En ninguna de las dos cosas… La primera: la ubicación de tu guarida estúpida… Y la segunda: estaban ayudando a ese humano. Me dan pena.
Muerte: Jeje, ¿Por qué tan rudo? ¿Sabes? De repente tengo unas inmensas ganas de pelear.
Guerra: Hmph. Patético, Muerte… Te destrozaría en cuestión de segundos…
Nocte: Muerte… ¿Qué haces…?
Muerte: Hagamos esto, Guerra… Deja que Nocte continúe con sus amigos… Y en su lugar, tendrás una buena pelea con nosotros dos, ¿Qué me dices?
Guerra: No tengo interés por el humano… Pero es mi deber impedirle el paso.
Muerte: Si nos derrotas tendrás tiempo de sobra para eso, ¿No? Vamos…
Hambre: Maldita sea… En los problemas que me metes.
Guerra: Aceptaré… Yo también estoy sediento de lucha…
Nocte: Pero… ¿Ustedes estarán bien?
Muerte: ¿Y qué si no? Estamos muertos.
Kaiosera: Je… Están locos. Gracias por todo.
Hambre: Apúrense… Y tengan cuidado con Victoria… Sólo corran hacia la montaña.
Athu: ¡Eso haremos!
Nocte: ¿Listos?
Cynder/Winder: ¡Vamos!

Nocte y sus amigos pasaron por al lado de Guerra, saliendo por el agujero que él había hecho. Éste ni se inmutó, mientras veía todavía a Muerte y a Hambre.

Guerra: ¿Por qué tanto interés en ese humano?
Hambre: Es peculiar… Y tiene algo que hacer en Drakunia.
Guerra: No creo que pueda solucionar los conflictos que hay en Drakunia…
Muerte: ¡Da igual, deja el parloteo y divirtámonos un rato!
Guerra: ¿Y qué esperan? Saquen sus armas… No planeo que sea tan aburrido.
Muerte: Quiero derrotarte sin ella…
Hambre: A éste ya se le quemó un bombillo… *Lleva su mano derecha al aire* Desciende del caos, y muerde desde la oscuridad, Bite

Una forma de color oscuro se movilizó a gran velocidad, entrando desde el hueco en la pared, y juntándose con la mano de Hambre, formando una espada de tres filos. Al tocarlo, una gran energía de color negro fue liberada de su cuerpo.

Hambre: Yo no te subestimaré.
Muerte: Aguafiestas.
Guerra: Empecemos entonces…

Nocte siguió corriendo y luego de un rato escuchó una explosión atrás, en la guarida. Simplemente siguió corriendo junto a sus amigos, con el gemelo lastimado sobre su espalda.

Athu: ¿Muerte y Hambre estarán bien?
Nocte: No lo sé… Pero espero que sí.

Luego de un rato corriendo, cuando ya estaban a punto de llegar a la montaña, una luz blanca atravesó los cielos, en forma de flecha. Nocte la evadió, y ésta golpeó el suelo. Al hacerlo, creó una inmensa luz de color blanco, formando una medialuna en el suelo, y luego, ésta media luna explotó, destruyendo lo que estaba por debajo de ellos en forma de medialuna.
Nocte y los demás cayeron por un enorme agujero, distinguiendo figuras de piedra a los lados, hasta que, al final, fueron a parar en un montón de hojas puestas como almohada.

Kaiosera: ¿Dónde estamos?...

En las paredes, unos extraños dispositivos comenzaron a echar un humo de color blanco, que al parecer, era somnífero, pues todos cayeron dormidos.

Una mujer esbelta, de estatura alta, con el cabello negro y los ojos azules, apareció desde las sombras en aquel extraño agujero. Llevaba puesta una armadura blanca, abierta en su pecho, donde había una camisa blanca tapando su piel. Llevaba botas y guantes de color negro, y en su mano izquierda tenía un enorme arco de color blanco, que se tomaba desde un asa con forma de la cabeza de un dragón.
Esta mujer era, por supuesto, el último espíritu que quedaba: Victoria.

Victoria: Cayeron en mi trampa fácilmente… Me pregunto cómo habrán llegado hasta acá… Ese chico… Uhm… Su energía huele muy parecido a la de Lunaris-sama… Me divertiré un poco más con ellos antes de asesinarlos.

Sol

El fuego de la guerra aún ardía en el desierto de Atraska. Tras unas explosiones, unos tanques disparadores de magia concentrada, salieron volando hacia el grupo de los muchachos.
Takuma se hizo más grande y los cubrió, pero recibió el impacto.

Solet: ¡Takuma! ¿Estás bien?
Takuma: Egh… No se preocupen. ¿Ustedes están bien?
Phoenix: Tengo hambre
Takuma: Pero aparte de eso…
Phoenix: Pues no… ¡Pero este sitio es horrible!
Solet: Los soldados y máquinas de la Guardia Real de Urr no dejan de aparecer… Es como si fuesen infinitos…

Takuma usó su gran tamaño para arrollar a algunos enemigos, pero al sufrir impactos directos de muchos tipos de magia, se vio forzado a reducir su tamaño para no ser un blanco tan fácil. Sin embargo, antes de hacerlo, puso los dos tanques que había recibido en su posición normal, por si eran de ayuda.

Takuma: Es muy difícil usar mi magia en este sitio…
Solet: Escondámonos en uno de esos tanques…

Los chicos corrieron a subirse al tanque más cercano, abrieron la tapa y entraron directamente, sacando a su conductor, quien se hallaba inconsciente dentro de él.

Solet: Con esto pasaremos desapercibidos para los enemigos…
Phoenix: … ¡Comida!

Phoenix había conseguido algunos aperitivos en el interior del tanque, y comenzó a saciarse con ellos.

Solet: ¡Oye! ¡Guarda para nosotros!
Takuma: ¿Eh? ¿Qué es eso?

Takuma vio por el visor externo a un hombre con armadura negra y roja, que se trataba obviamente de Azark. Al principio no lo reconoció, pero al detallarlo un rato, pudo hacerlo.

Takuma: ¡Es Azark!
Solet: ¿Azark? ¿Ya se recuperó?
Takuma: ¡No sólo eso! ¡Está vestido con una armadura muy chula!
Phoenix: ¡Apártate, quiero ver eso!
Solet: ¡Yo también!

Tras turnarse para ver por el visor, pudieron verificar que era Azark. Éste peleaba levantando a todos con una extraña fuerza parecida a la de la gravedad, pero obviamente sólo estaba manejando su sangre para moverlos por los aires.

Solet: ¿Estará bien? Puede que…
Takuma: ¡Ha sido poseído por el vampiro que tiene adentro!

Azark volteó a ver hacia el tanque, y Takuma, quien estaba ahora en el visor, advirtió sobre ello.

Takuma: ¡Viene hacia acá! ¡Va a matarnos!

En unos instantes, Azark desapareció de la vista del visor, y luego un fuerte golpe fue escuchado en la tapa del tanque, abriéndola y entrando.

Phoenix: ¡No nos mates! ¡Todavía no termino de comer!
Azark: ¿De qué hablan?
Solet: ¿Azark?
Azark: ¿Qué? ¿Qué pasa?
Takuma: ¿Eres tú?
Azark: ¡Claro que soy yo, idiota!
Solet: ¿Qué es eso que traes puesto?
Azark: No estoy seguro. Apareció cuando me desperté.
Takuma: ¿No estás siendo controlado por alguna energía maligna?
Azark: Si fuese así no estaría hablando con ustedes…
Solet: ¿Cómo supiste que estábamos aquí?
Azark: Puedo oler la sangre llena de grasa y asquerosidad de Phoenix.
Phoenix: ¿Qué?
Azark: lo más importante es que los Dark-Slayers nos dieron una misión
Solet: ¿Con Dark-Slayers te refieres…?
Azark: Pues a Organize y todos esos… Fue bueno que tomaran este tanque, tenemos que viajar lejos, hacia una ciudad llamada Astaroth. Al parecer es la ciudad que protege el ejército real de Urr en estos instantes… Está en los límites de este desierto, y posee algo muy importante para lo que los Dark-Slayers necesitan que nos movamos.
Takuma: ¿Y qué es?
Azark: No me lo dijeron. Dicen que no pueden explicarlo sin que lo veamos, así que tenemos que ir… Según Organize, fue la última misión que dejó el General Genryusai antes de…
Takuma: Morir, lo sabemos.
Phoenix: Yo no lo sabía… ¿Dejó herencia?
Solet: ¡Phoenix!
Phoenix: Oye, era sólo una pregunta.
Azark: lo importante es que… De ser cumplida la misión, liberaríamos definitivamente a Atraska. Al parecer es algo muy muy fuerte.
Solet: ¿Y las hadas?
Azark: Se adelantaron junto a los Dark-Slayers
Takuma: Bueno, supongo que eso significa que se han ido amistando.
Azark: No. Sólo siguen los mismos objetivos y se unen para lograrlos, no significa que sean amigos.
Phoenix: Qué frío… Hablando de frío… Necesito un helado.
Azark: ¿Puedes dejar de pensar en comida un rato y poner tu cabeza en el asunto?
Phoenix: ¡Ustedes no me necesitan! ¡Pueden pensar solos!
Solet: Vayamos entonces a Astaroth.
Azark: ¿Alguien sabe cómo manejar esto?
Phoenix: ¡Déjenmelo a mí!
Takuma: ¿¡Qué!?

Phoenix se acercó a un tubo abierto hacia afuera que se hallaba en uno de los paneles del tanque, y justo al lado, había un botón. Con poco esfuerzo dejó salir su magia de fuego negro dentro del tubo y presionó el botón.

El tanque disparó un enorme chorro de magia de fuego negro hacia afuera, mientras que Phoenix decía unas palabras.

Phoenix: Fuego de la Diosa, guía nuestros pasos.

El fuego negro tomó forma sólida, convirtiéndose en un par de rieles, que se alargaron hacia un lugar infinito, justo en frente de ellos.

Phoenix: ¡Vámonos!

Azark se asomó por el visor para enterarse de lo que acababa de hacer Phoenix.

Azark: En serio, ¿¡Qué carajo te enseñó Hazzel!?
Phoenix: Bueno, fue sólo una clase… Pero fue muy útil.
Azark: ¿¡Cómo coños aprendes tanto!? ¡Sólo piensas en comida! ¡Tienes demasiada retentiva!
Phoenix: Hijo mío, no me gradué por ser un comelón.
Azark: Esto es absurdo.

Los dos rieles se situaron a los laterales del tanque, en lugar de situarse debajo de éste, y lo condujeron con propulsión por todo el trayecto, poco a poco.

Solet: Pues la verdad es que has solucionado esto del movimiento… Gracias, Phoenix.
Takuma: ¿Cómo sabías el funcionamiento de ese tubo?
Phoenix: Todos los tanques que destruí tienen ese tubo, así que obligué a uno de sus conductores a decirme para qué servía.
Solet: ¿¡Destruiste tanques!?
Phoenix: los volé, pero no hablemos de eso, ¿No hay más comida?
Azark: Cómete mi puño, imbécil *Golpea a Phoenix en la cara*
Phoenix: Auch. Eres muy cruel… *Le muerde la mano y se mete su puño completamente en la boca*
Azark: ¡AAAH! ¿¡QUÉ HACES!? ¡QUÉ ASCO! ¡DEJA DE MORDERME!
Takuma: Bueno, este definitivamente ha sido un día demasiado largo.
Phoenix: Sawes ourwible (Sabes horrible)
Solet: Jajajajaja.
Azark: *Logra soltarse de una vez* Espera… ¿Nuestros aliados no pensarán en atacarnos?
Phoenix: Bueno, tengo solucionado eso. Las llamas simplemente quemarán cualquier cosa que se acerque… A menos…
Takuma: ¿A menos…?
Phoenix: Pues, es casi imposible… Tendría que caer un meteorito o algo así… Una cosa de mucho tamaño, para que las llamas no puedan desintegrarlo a tiempo.
Azark: ¿Algo como un dragón?
Phoenix: ¿Qué? ¿Por qué lo dices? No es como si fuese a caernos un dragón o algo así…
Azark: … Estamos en problemas.

Todos se fueron apartando para ver por el visor, y fue cuando entendieron a Azark. Un enorme dragón de color blanco, que Solet distinguió como Alumbria, venía cayendo a toda mecha con trayectoria hacia ellos.

Phoenix: Bueno, si me disculpan, me daré mi “última cena”
Takuma: Tú te callas y cambias el rumbo de esto.
Phoenix: Ehm…

En esos momentos, el tanque había comenzado a cruzar una enorme meseta. Una montaña delgada pero larga, que separaba dos valles de arena, como un puente de tierra.

Phoenix: No tengo mucho sitio a dónde moverlo… Las llamas están puestas en tierra firme.
Azark: ¡Bájalo!
Phoenix: ¡Caeremos allá abajo!
Takuma: ¿¡Prefieres que nos aplaste un dragón?
Phoenix: Agh… Lo haré, intentaré invertir la propulsión de las llamas para frenar el impacto, pero sujétense.
Azark: Pude ver una ciudad no muy lejos de aquí… Debe ser Astaroth.
Phoenix: ¡AHÍ VAMOS!

El tanque tomó una nueva trayectoria, como una montaña rusa, hacia abajo, a toda velocidad hacia el suelo. Sin embargo, las llamas hicieron propulsión inversa, frenándolo cada vez más, pero ya la velocidad era demasiada y el peso del tanque no contribuyó para frenar. De esa forma, tuvieron un pequeño impacto en el suelo, y el tanque quedó inutilizado.
Alumbria cayó justo en el puente de tierra, quebrándolo en mil pedazos, y cayendo junto a los escombros…

Solet: Agh… ¿Están bien?

Los chicos habían quedado mal acomodados dentro del tanque, que ahora estaba revolcado.

Azark: Sí…
Phoenix: Tengo hambre.
Takuma: Hay que salir de esto antes de que explote…

Dicho esto, los cuatro muchachos se apresuraron en salir del tanque y se alejaron, dirigiéndose al montón de rocas que ahora sepultaban a Alumbria.

Azark: Ese dragón… ¿Estará bien?
Solet: Es el dragón que iba con Lucius… Un chico que quería matar a Nocte… E integrante de la Guardia Real de Urr… ¿Deberíamos ayudarlo?
Takuma: Con ese perfil no me convence mucho… Pero…
Phoenix: Mejor dejémoslo ahí, a ver si luego es comestible.
Azark: ¡Ya basta, Phoenix!
Takuma: Lo ayudaré.

Takuma aumentó su tamaño y quitó una por una las rocas, hasta que Alumbria estuvo libre de ellas. Estaba muy mal herido, y al parecer, inconsciente, aunque balbuceaba algunas cosas sobre “Drakunia” y “Lucius”

Solet: Hay que curarlo…
Azark: Ya no puedo curar…
Phoenix: ¿¡Qué!?
Azark: Pues, que al convertirme en un vampiro perdí mi magia celestial.
Takuma: Lo que faltaba…
Phoenix: Ahora si me corto una pierna no tendré quién me la ponga.
Azark: ¡Pues si tuviese mi magia tampoco podría ponértela! ¿¡En qué demonios piensas!? Estás muy obstinante hoy.
Phoenix: ¡No me grites!
Takuma: Creo que el Sol los está afectando.
Solet: Uhm…
Takuma: ¿Solet?

Solet se había acercado a Alumbria y tocó con sus manos las heridas del dragón. Unas partículas amarillas, pequeñas, se introdujeron en dichas heridas y las hicieron brillar. Alumbria también estaba brillando, y las heridas se cerraron poco a poco.

Azark: ¿Ahora puedes curar…?
Takuma: ¿Por qué soy el único que no ha aprendido cosas nuevas?
Solet: No sé cómo lo hice… Sólo lo toqué… Pero algo me decía que iba a funcionar…
Alumbria: Agh… *Levanta el cuello* En efecto… Es magia Solar, y yo soy un dragón blanco, somos compatibles…
Solet: Así que estás despierto…
Alumbria: *Abre los ojos y ve a Solet* Oh… Eres la chica de la otra vez… Gracias por ayudarme.
Solet: Ehm… De nada.
Alumbria: Sí, sé lo que debes estar pensando… Pero tranquila, no soy un peligro sin él…
Takuma: Y con él te refieres a tu domador, ¿No?
Alumbria: Sí, bueno, no todos los días te topas con una magia asesina que mata a tu domador…
Solet: ¿Qué haces aquí…?
Alumbria: Intenté volver a Drakunia, pero no puedo… Moriré eventualmente, a menos que consiga un nuevo domador.

Azark apuntó con su mano izquierda a Alumbria, y éste abrió los ojos, impresionado, como si algo le acabara de pasar. Se levantó, y movió sus alas de repente. Nadie entendía lo que pasaba: Sólo Azark y Alumbria.

Alumbria: Me siento de maravilla… ¿¡Qué hiciste!?
Azark: Mejoré tu flujo sanguíneo para que no se tapara. Eso relajó tus músculos y te desacalambró.
Alumbria: Gracias… Pero igual moriré.
Azark: Entonces haz algo por nosotros antes: llévanos a la ciudad que se ve a lo lejos.
Alumbria: ¿Por qué debería?

Azark volvió a apuntar al cuerpo de Alumbria, y éste se retorció completamente.

Azark: Porque si no lo haces, te torturaré hasta morir…
Solet: Azark…
Phoenix: ¡Mátalo! ¡Quiero dragón a la plancha!
Alumbria: Agh… Maldito… Si me muero ahora o no, de todas maneras moriré luego… Sólo me ahorras el… *Se retuerce más* Agh… Está bien, ¡Está bien!

Azark liberó las arterias y músculos que estaba presionando con su mente, y Alumbria cedió a llevarlos a Astaroth, permitiéndoles subir a su lomo.

Continuará. Quizás.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Jue Jul 18, 2013 10:31 pm

Este capítulo no tiene resumen. El que quiera un resumen lea el resumen del capítulo anterior y luego lea el capítulo anterior. Lo siento pero me da mucha flojera xD

Day and Night
La travesía del Monje Dragón

Capítulo 20: Victoria

Luna

Nocte y Kaiosera despiertan abandonados en un sitio de paredes blancas, iluminado con antorchas. Las paredes llevaban grabadas en letras Urrnianas una profecía extraña, pero Nocte y Kaiosera aún estaban reincorporándose.

Nocte: ¿Qué nos pasó?
Kaiosera: Caímos de un sitio alto… Es lo único que recuerdo
Nocte: ¿Nos habremos golpeado la cabeza?
Kaiosera: No te veo lastimado…
Nocte: Tú tampoco lo estás…
Kaiosera: ¿Dónde estamos? ¿Dónde están los demás?
Nocte: No sé… Es la segunda vez hoy que despierto al lado tuyo… Si es que aún sigue siendo “hoy”
Kaiosera: Es verdad… ¿Cuánto tiempo ha pasado?
Nocte: Hmm… *Fija su mirada en la pared* ¿Y eso?
Kaiosera: Está escrito en idioma humano… *Vuela por los aires y se sitúa frente a las escrituras* Mmm dice…
Nocte: Sí, sé lo que dice: “Cuando uno de los descendientes de ella se sacrifique por amor en nombre de un descendiente de él, el hechizo se habrá roto para siempre, y el dragón de las estrellas aparecerá nuevamente”
Kaiosera: Oye, quería leerlo yo…
Nocte: No entiendo bien el mensaje… Pero hay que buscar a los gemelos…
Kaiosera: Y a Athu
Nocte: Sí… Creo que alguien nos tiró aquí abajo y nos separó de ellos.
Kaiosera: Pero, ¿Quién?
Nocte: ¿Aún lo preguntas? Es obvio quién fue.
Kaiosera: ¿Victoria?
Nocte: Sí. La pregunta es: ¿Por qué no nos mató cuando tuvo la oportunidad?
Kaiosera: ¿Crees que haya algo más tras todo esto?
Nocte: Es obvio que sí.
Kaiosera: ¿No estará jugando con nosotros?
Nocte: El caso es que nos tiene atrapados. No podemos enfrentarla como enfrentamos a Muerte… Ni siquiera recuerdo haber hecho algo.
Kaiosera: Yo tampoco…
Nocte: Y no podemos simplemente escapar e irnos… Porque tiene a los chicos.
Kaiosera: ¿Será una especie de desafío?
Nocte: Quizás… Pero esa profecía debe tener algo que ver. Nos la puso en la cara.
Kaiosera: Bueno, movámonos.

Nocte comenzó a caminar al lado de Kaiosera, arrastrando la mano por las paredes para no perderse. Luego de un rato caminando, vieron otro escrito que decía…

Nocte: “Hijo del alma y del cuerpo, el dragón de las estrellas brillará como la luna y el sol”
Kaiosera: Hmm… Luna y Sol…
Nocte: Definitivamente tiene algo que ver conmigo… Y Solet.

Podrían haber seguido caminando tranquilamente, pero el camino se dividía ahora en dos, formando una “Y”.

Nocte: ¿Por dónde vamos?
Kaiosera: ¿Sabes? Me haré gigante y destruiré esto.
Nocte: ¡ESPERA! ¿¡Estás loco!? ¿¡No te das cuenta!? ¡Estamos bajo techo, no hay ventanas, todo está iluminado con antorchas! No sabes dónde estamos… Podríamos estar a metros bajo tierra. Recuerda que caímos desde muy alto. Es posible que estemos en unas especies de calabozos.
Kaiosera: ¿Y qué haremos?
Nocte: El pasillo derecho se ve más luminoso. Vayamos por allí.

Nocte y Kaiosera caminaron por el pasillo derecho, entonces, ya habiendo decidido que sería la mejor opción. Sin embargo, la luz que iluminaba aquel pasillo cada vez se iba haciendo más distante y opaca, hasta que se hizo completamente oscuro.

Nocte: Esto está negro… Es mejor que volvamos por el otro… Seguro es al revés.

Pero al intentar voltearse, las paredes atrás de ellos se juntaron y cerraron, bloqueando el camino de vuelta, y, dejándolos en una completa penumbra.

Kaiosera: Creo que sólo nos queda seguir

Nocte encendió una pequeña llama desde su boca, sobre un pequeño leño que yacía a sus pies y que había podido ver antes que la luz se fuese.

Nocte: Este leño no durará mucho… Hay que salir de aquí.

Sin embargo pudieron ver una luz en el pasillo, una luz que cada vez se acercaba más. Se asustaron y se prepararon para un encuentro conflictivo, pero sorpresa fue para sus ojos que esa luz provenía de un cuerpo; de una persona: Solet.

Solet estaba allí, frente a ellos, alumbrando todo con su cuerpo. Al ver a Nocte y Kaiosera, se emocionó y abrazó al primero.

Solet: ¡Veo que estás bien!
Nocte: ¿Solet? ¿Qué haces aquí?
Solet: La batalla en Atraska ha terminado y vine a ayudarte
Nocte: ¿Desde cuándo estás en este bosque?
Solet: No estamos en ningún bosque, esto es un sitio diferente, bajo tierra. Están en Atraska.
Nocte: ¿Qué? ¿Y cómo es que llegamos a Atraska?
Solet: ¡No me preguntes a mí, sentí tu presencia en este sitio y vine lo más pronto que pude!
Nocte: ¿Sabes quién me trajo? ¿Sentiste alguna otra presencia?
Solet: No… Pero debemos salir de este sitio cuanto antes.
Kaiosera: Esto es muy extraño…
Solet: Lo sé… Deberías estar buscando al monje…
Nocte: No sé lo que nos pasó… Perdimos a los gemelos y…
Solet: ¡Ya los encontré! ¡Y a un pequeño dragón también! ¡Los están esperando afuera!
Nocte: ¿En serio? ¡Vaya! Bien hecho, Solet.
Solet: n_n Vengan, síganme

Solet comenzó a alumbrar el camino a medida que avanzaban, llevándolos por numerosos pasillos, pensando antes de cruzar uno, para recordar por dónde venía. De un momento a otro, los pasillos se estaban haciendo más anchos.

Solet: ¡Ya casi llegamos!

Sin embargo, llegaron a una enorme “Y”, y una brisa malévola tiró a Kaiosera hacia el lado izquierdo, y a Solet y a Nocte hacia el derecho.

Nocte: ¡Kaiosera!
Kaiosera: ¡Nocte! ¡Aghh!

Las paredes se cerraron, impidiendo el paso. Nocte entonces intentó destruir la pared de un lado, para intentar salvar a su amigo, pero ésta no cedía a nada.

Solet: No se puede…
Nocte: ¿¡Qué es esto!? ¿¡No sabías hacia dónde nos llevabas!?
Solet: ¡Yo no sé qué pasó! ¡Algo nos está emboscando!
Nocte: ¿¡Algo como qué!?
Solet: ¡No lo sé! ¡Estoy muy asustada! *Abraza a Nocte*
Nocte: Hmm… *Responde al abrazo*
Solet: Nocte… Protégeme… *Ve a Nocte a los ojos y acerca su cara a la suya*

De un momento a otro, ambos se juntaron por un rato en un romántico beso, hasta que se separaron lentamente.

Nocte: Buen intento… Pero sintetizaste mal mis emociones. Sólo viste que amaba a Solet, pero no viste que era un amor no correspondido. Ella nunca se comportaría así. Bonita ilusión, Victoria.
Solet: ¿¡Entonces no son novios!? ¿¡Qué clase de amor enfermizo sientes!?
Nocte: Es sólo amor verdadero. Me enamoré de quien me salvó e hizo todo para ayudarme… Y puedes ver que es grande si pensaste que teníamos algo…
Solet: Eres astuto, Nocte Lunaet… Pero ahora tu dragón ya no está. Veamos cómo resuelves las cosas.

La Solet supuestamente falsa desapareció frente a Nocte, dejándolo a ciegas otra vez. Nocte pudo escuchar entonces unos gritos muy altos al otro lado de la pared.

Kaiosera: ¡NOCTEEEEEEEE! ¡ESTO NO SE ROMPE CON NADA!
Nocte: Lo sé, lo sé. Intenté romperla para salvarte.
Kaiosera: ¿¡Qué hacemos!? ¡Estoy atrapado! ¡Las paredes se cerraron por ambos lados! ¡Me estoy quedando sin aire!
Nocte: Descuida, dame un momento, encontraré una “fuente”
Kaiosera: ¡Apresúrate!
Nocte: ¡Escucha! ¡Ten mucho cuidado si ves algo raro o escuchas algo raro! ¡La magia de la luz lunar puede crear ilusiones! ¡Si me ves, pregúntame algo que sólo tú y yo sepamos! ¡Algo sobre uno de los otros Dark-Slayers!
Kaiosera: ¡Vale!

Nocte entonces comenzó a correr a ciegas, chocándose con una pared primero, pero luego colocó su mano en esta para guiarse. Esto terminó cuando dejó de sentir la pared de lado, y sintió en su mano cómo la pared ahora se curveaba y se separaba hacia la derecha. Pensó que sería otra “Y”, pero luego pudo darse cuenta que se trataba de una enorme sala redonda.

Voz: Por fin llegaste. Pensé que no te atreverías a cruzar la oscuridad.
Nocte: He visto penumbras peores en mi mente, Victoria
Victoria: Me pregunto… ¿Puedes esquivar desde la oscuridad a un enemigo invisible?
Nocte: ¿Eh?

Una flecha brillante pasó rozando la nariz de Nocte e impactó justo al lado izquierdo de él, en una pared.
La flecha estaba hecha de algún tipo de cristal que brillaba como la luz de la luna.

Victoria: Esa flecha ha fallado porque yo he querido que lo hiciera. ¿Te das cuenta de tu situación? Cuando quiera puedo atravesarte el cráneo.
Nocte: Joder… *Piensa: No tengo tiempo… Debo encontrar una fuente para llamar a Kaiosera*

Antes de terminar el primer acto del espectáculo de Victoria, Nocte pudo presenciar un montón de insectos voladores que saltaban hacia la flecha de Victoria, escandalizados por la luz. Tenían el tamaño de una mano, y al parecer, se comían la flecha como locos, hasta que terminaron y la luz se disipó.

Nocte: ¿Qué demonios…?
Victoria: Los insectos como esos se guían con la luz, en especial si todo está oscuro y es luz lunar. Viven en estas ruinas hechas por Solaris, y devoran lo primero que pueden ver. Si una flecha de esas te alcanza y no te mata, no dudarán en devorarte ellos.
Nocte: … ¿Dónde están Cynder, Winder y Athu?
Victoria: ¿Te refieres a los dos niños y al pequeño dragón? Bueno, ellos tienen algo que hacer en otra sala de estas ruinas.
Nocte: ¿Algo que hacer?
Victoria: Sí, así es. Te lo diré ya que no saldrás vivo de este sitio… Los voy a usar como sacrificio para liberar mi alma y la de mis compañeros domadragones de este bosque, y luego tomar poder sobre sus mentes. Estos chicos son justamente tres, y ellos son tres. Claro, falta uno para liberarme a mí… Pero para eso estás tú. Necesito liberar el alma de nuestros dragones también, y para eso está el tuyo.
Nocte: Maldita sea… ¿Y para qué quieres hacer eso? ¿Lunaris no te dejó una misión?
Victoria: Mi maestra me traicionó, ¿Crees que quiero ayudarla?
Nocte: Vaya… *Piensa: Tengo que encontrar a los chicos… Si los va a sacrificar posiblemente haya una fuente de energía cerca de ellos*

Nocte comenzó a correr a medida que varias flechas iban cruzando los aires y llenándose de insectos. Victoria se reía por cada flecha que fallaba, señalando que jugaba con él. Esto sólo mortificaba a Nocte, aunque gracias a la luz que dejaban las flechas de Victoria, éste se estaba haciendo un camino hacia otra habitación, aunque no podía verla a ella.

Victoria: ¿A dónde crees que vas?

Una flecha impactó en los pantalones de Nocte, y los clavó al suelo, haciéndole caer. Rápidamente unos insectos atacaron su pierna, pero Nocte disparó una llamarada desde su boca a su pierna, quemando a los insectos que venían, mientras apartaba la flecha de su pantalón, y se levantaba nuevamente a correr.

Victoria: La próxima no irá a tu pantalón, irá directo a tu tobillo.
Nocte: ¡Pues inténtalo en otro momento, zorra!

Nocte echó por la boca una gran ráfaga de aire frío que se convirtió en hielo y cubrió la entrada del pasillo por el que acababa de irse.

Victoria: ¿¡Hielo!? ¿¡Crees que así vas a detenerme!?

Nocte siguió corriendo sin prestarle atención, aunque pocos segundos después escuchó cómo la pared de hielo se rompía en mil pedazos luego de varios impactos de flechas.
Luego de correr un buen rato a lo largo del pasillo, llegó a una sala con un enorme charco verde en la mitad. Hundidos en este charco estaban los dos chiquillos y el pequeño dragón, amarrados.

Cynder: ¡Nocte-sama!
Athu: ¡Nocte! ¡Llegaste!
Nocte: Ese charco…
Winder: ¡Es una fuente!
Nocte: Lo sé.
Victoria: ¡Alto ahí!
Nocte: ¿Por qué los insectos no se ven atraídos por la luz de este charco?
Cynder: ¡Por el jodido olor que tiene, es una especie de gasolina!
Nocte: ¿Gasolina?
Athu: Es aceite de dragón. Esta tipa nos va a quemar.
Nocte: Joder…
Victoria: ¡Alto ahí!
Nocte: Es aceite de dragón… Entonces es perfecto. Id homes nod rectionen, gode wid mek yusk.

Kaiosera salió del charco por arte de magia y rodó al lado de Nocte.

Kaiosera: Gracias… Casi no lo cuento.
Victoria: ¡Ya veo! ¡Así que sentiste este lugar! ¡Pero ahora quemaré a tus amigos!

Una llama se encendió en medio de la sala. Nocte vio esta, y vio cómo una flecha se encendía en fuego. Supo entonces que era Victoria y que iba a disparar al charco. Instantáneamente, reaccionó, disparando una llamarada más grande hacia ella, y haciendo que su ropa se quemara, haciéndola visible.

Victoria: ¡Buen intento! ¡Pero esto no me hace nada!
Nocte: ¡Pues suerte con esos insectos!

Un ejército de aquellos insectos se abalanzó sobre Victoria, devorando su cuerpo. Ésta no podía moverse al estar siendo tapada por ellos.

Victoria: Aghhh! ¡QUÍTENLOS, QUÍTENMELOS DE ENCIMA!
Nocte: No necesito transformarme en un monstruo para vencerte. Eres débil.
Victoria: ¡No! ¡TÚ NO PUEDES…! ¡AAAAAAAH!

El cuerpo de Victoria cayó de lado al suelo, siendo devorado por los insectos aún. Ésta no podía morir aún, pues era inmortal, como sabemos, así que sufriría hasta que estos insectos comieran su cerebro y corazón, pero al menos ya no podía hablar más.

Athu: ¡Nos salvaste a todos!
Nocte: Sí… Pero hay que salir de aquí.

Kaiosera ya había desactivado los hechizos de magia lunar que impedían el movimiento de los niños y de Athu.

Kaiosera: ¿Y cómo nos iremos?
Nocte: Creo que se me ocurre algo, pero no sé si pueda hacerlo.
Kaiosera: Usa mi poder para lograrlo…
Nocte: ¿Cómo…?

Kaiosera se convirtió en energía de color negro y se transformó en una enorme espada, igual a la que habían usado cuando se convirtieron por accidente en ese monstruo antes. Nocte instantáneamente se transformó en un semi-dragón, con alas. Esta vez se parecía mucho más a la forma que tomaba Kaiosera antes.

Nocte: ¿Puedes hacer esto?

Una voz desde la espada le habló directamente a su mente. Era Kaiosera.

Kaiosera: Sí… No lo podía hacer antes, lo acabo de aprender a hacer… Sólo pensé que podría. Pensé en lo que nos dijeron Muerte y Hambre y tomé esta forma, pero creo que sólo podemos hacerlo cuando estamos completamente de acuerdo en lo que vamos a hacer.
Nocte: Entonces hagámoslo.

Nocte apuntó la enorme espada al techo, y una enorme energía comenzó a acumularse en ella. Una energía blanca que apareció del cuerpo de Victoria se adicionó a esta energía en la espada de Nocte, y éste recitó un hechizo.

Nocte: Maxime Gravitatis (Gravedad Máxima)

Las paredes comenzaron a estremecerse con el enorme poder de la espada de Nocte, y el techo se retiró completamente. Toda la tierra se despedazó y se desplazó hacia arriba, menos la que se hallaba bajo sus pies.

Athu: Wow
Cynder: ¡Eso, Nocte-sama!

Todo lo que los cubría subió al cielo, acribillándose en el aire y convirtiéndose en una enorme bola de tierra y escombros, formando una especie de estrella, que luego Nocte disparó al espacio.

Winder: ¡Eso fue increíble!
Nocte: Lo logré…

Nocte tomó a Athu con su brazo izquierdo y los dos chicos se subieron a su espalda. Luego, usó sus alas para elevarse fuera del enorme cráter que había creado. Se encontraba apenas a unos metros del pie de la montaña, y no en Atraska como le había dicho Victoria, intentando engañarle, y miró entonces hacia atrás, recordando a los amigos que acababa de hacer.

Nocte: Muerte y Hambre… ¿Estarán bien?
Kaiosera: Espero que sí…
Muerte: ¡No te lo preguntes tanto!

Guerra cayó del cielo, atado de brazos, y encima de él, cayó Muerte, sentándose cómodamente en su espalda. Guerra se quejó por el peso de éste.

Guerra: ¡MALDITO ESQUELETO!
Nocte: ¿¡Lo venciste!?
Hambre: ¡Lo vencimos! *Cae sobre Guerra también*
Guerra: ¡Hijo de…!
Nocte: ¿De dónde cayeron?
Muerte: Estábamos entre toda esa tierra que levantaste, tuvimos que escapar, jeje.
Nocte: Lo siento.
Hambre: Veo que te transformaste en un Guerrero Híbrido por ti mismo… Aunque te falta controlarlo, ya que no deberías tener esa forma, jeje.
Nocte: De todas maneras estas alas no me servirán para subir la montaña, ¿Verdad?
Muerte: No, pero eso está solucionado.

La guadaña de Muerte y la espada de tres puntas de Hambre se desmaterializaron y se volvieron a materializar del otro lado de la barrera entre el bosque y la montaña, donde se convirtieron en dos enormes dragones. Uno de los dragones era Heartless, el dragón de Muerte. Era un dragón de color verde, con partes en su cuerpo abiertas, dejando ver sus intestinos, como si fuese un zombie. En su cabeza tenía un enorme cráneo sobre su verdadera piel, y sus ojos se veían huecos. No tenía patas traseras, sino solo patas delanteras, aunque conservaba dos alas. El otro dragón era Bite, el hermano mayor de Kaiosera. Era bastante parecido a él, un dragón negro, gigantesco, pero tenía tres cabezas.

Kaiosera: Hermano…
Bite: Uhmm… Detecto a Kaiosera dentro de esa espada… Ya veo, je… Así que has encontrado a tu humano. ¡Bien hecho!
Hambre: No es momento para sentimentalismos… Bite, necesito que lleves a Nocte a la cima de la montaña junto a sus amigos.
Bite: Ya veo… Entonces tú eres Nocte, ¿No, humano?
Nocte: Así es.
Bite: Bien, pequeño hermano… Te llevaré arriba.
Heartless: Muerte, ¿Por qué ayudas a este humano?
Muerte: Es la única esperanza que tiene tu mundo.
Heartless: Hmph… Lo siento, Bite, pero no te acompañaré.
Bite: Vale. Súbanse a mi lomo.

Nocte y Kaiosera se separaron, volviendo a la normalidad. Ambos fueron corriendo hacia Bite. Kaiosera estaba en su forma pequeña, por supuesto. Cynder, Winder y Athu también se subieron.

Bite: Sujétense. *Ruge fuertemente y abre sus enormes alas*

Bite comenzó a volar a toda velocidad hacia arriba, dirigiéndose a la cima de la montaña.

Muerte: Ahí van…
Guerra: ¿Pueden liberarme? Ya se fueron, después de todo.
Hambre: ¡Tú te callas!
Guerra: Idiotas…
Bite: Entonces… ¿Cómo ha ido todo, Kaiosera? ¿Ya todo ha salido a la luz?
Kaiosera: Sí…
Bite: ¿Cómo está nuestro padre?
Kaiosera: Él murió…
Bite: … Ya veo… Entonces viniste a buscar a tu humano para recuperar el trono…
Kaiosera: Así es…
Bite: Espero que puedan cruzar a Drakunia… Koji pone muy complicadas las cosas.

En cuestión de unos segundos más, ya habían llegado a la cima de Agnastar. Bite aterrizó y dejó que sus tripulantes se bajaran.

Bite: Entonces esta es la despedida…
Kaiosera: Sí…
Bite: Una cosa, Nocte… O bueno, dos…
Nocte: Dime.
Bite: La primera: Cuida a mi hermano… Y la otra: Intenta liberarnos de esta maldición… Koji nunca pudo… Pero estoy seguro que tú podrás… Quiero descansar en paz, y los otros dragones y domadragones también.
Nocte: ¿Por qué yo debería poder si Koji no puede?
Bite: Detecto en ti la misma energía que tenía “esa mujer”… Si es así, tú serás capaz de quitar la maldición.
Nocte: Ya veo… Está bien, haré todo lo que esté en mis manos…
Bite: Gracias…

Bite abrió nuevamente sus alas y se abalanzó al vacío, desapareciendo en forma de energía.

Nocte: Entonces estamos finalmente en la montaña…
Winder: ¡Estamos muy alto! ¡Me da vértigo!
Athu: Este sitio es increíble.
Kaiosera: …
Nocte: ¿Pasa algo, Kaiosera?
Kaiosera: Es sólo que…
Nocte: Lo sé… Ver a tu hermano después de tanto tiempo te debe haber impactado…
Kaiosera: Sí…
Nocte: Bueno, sigamos adelante… Hay que cumplirle la promesa…

Lo que estaba frente a ellos era un enorme templo al mejor estilo oriental de nuestro mundo. Sus paredes y columnas eran de color rojo, y el piso estaba hecho de madera. El templo era tan grande que podríamos decir que tenía el tamaño de una ciudad.

Juntos subieron muchas escaleras… ¡Muchísimas! No sabían dónde encontrar a Koji, pero una energía halaba a Nocte, Kaiosera y Athu, y sentían que debía ser él. Cynder y Winder no eran capaces de percibirla.

Luego de unas horas caminando, la energía se había intensificado lo suficiente para saber que estaba dentro de una habitación en el centro del templo. Los cinco entraron juntos, sin decir nada. Sin embargo, la energía los estremeció fuertemente, tirándolos al suelo. No podían creerlo: nunca habían sentido nada así antes. Frente a ellos, yacía sentado en posición india un hombre calvo, con una especie de banda en su cara, que le tapaba completamente los ojos. Llevaba el pecho descubierto, y las muñecas y antebrazos cubiertos por vendas. Llevaba unos pantalones de tela ligera de color blanco, y no llevaba ningún tipo de calzado. Sus puños estaban juntos justo en el centro de su cuerpo. Una barba larga y blanca se extendía desde su mentón hasta su pecho.

Nocte: ¿Qué es… Esta energía?
Koji: ¿Entonces han llegado?... Los percibí desde que estaban en el bosque…
Nocte: Soy Nocte Lunaet… ¿Tú eres el Monje Dragón? ¿Tú eres Koji?
Koji: Me gustaría que me llamaras Koji-sama… Soy mucho más viejo que tú, y merezco respeto…
Nocte: ¿Qué demonios…?
Koji: ¡Jajaja! No se pueden mover por mi energía… ¡Qué chicos tan chistosos!

La energía repentinamente se borró por completo, y los chicos se sintieron más aliviados.

Kaiosera: ¿Puede desaparecer su energía así…?
Koji: Bueno, no era ni el 5% de mi energía, pero sí. ¿Para qué vienen cinco personas al Templo de Agnastar?
Nocte: Necesito que me entrenes…
Koji: Que te entrene, dices… ¿Y por qué debería?
Nocte: ¡Pues porque eres el último maestro domador de dragones que queda!
Koji: ¿Así están las cosas? Vaya… La familia real debe haber caído bajo en estos últimos mil años…
Nocte: Soy el príncipe de Urr… Mi padre es el rey.
Koji: ¡Así que tenemos a un príncipe aquí! ¡No te entrenaré!
Nocte: Pero necesito vencer a mi padre…
Koji: ¿Para qué?
Nocte: Porque ha sumido a Urr en una tiranía…
Koji: Ya veo. Todos los reyes son iguales… Iguales a Lunaris.
Nocte: ¿Conociste a Lunaris?
Koji: Algo así… ¡Te dije que me trataras como un superior!
Cynder: Qué arrogante…
Koji: ¡Y levántate, me gusta que me vean a la cara cuando hablo!
Nocte: ¡Pero eres un maldito ciego! ¿¡Eso qué importa!?
Koji: ¿¡Por ser ciego merezco menos respeto!? ¡Vaya forma de pensar! *Patea a Nocte y lo obliga a levantarse*
Nocte: Agh… *Se para frente a él y le mira a la cara* Si no me quieres entrenar… Te obligaré. ¡Kaiosera, destruye!
Koji: ¿En serio vas a intentar eso?

Kaiosera tomó su gran tamaño, destruyendo la habitación, y arrojándose sobre Koji. Sin embargo, éste lo apuntó con su mano izquierda abierta, y Kaiosera quedó suspendido en el aire sin poder moverse. Luego, movió su mano hacia un lado, y lo disparó varios metros hacia atrás, sólo con pensarlo.

Koji: Un Monje Dragón puede controlar a cualquier dragón.
Nocte: Es… Increíble.
Koji: ¿Para qué quieres tomar el control del reino?
Nocte: Para cambiar todo esto…
Koji: ¿¡Y por qué crees que debas ser tú el que lo cambie!?
Nocte: Sólo un domadragones puede vencer a otro…
Koji: Uhmm…
Kaiosera: Por favor, señor, ayúdenos.
Koji: ¿¡Lo ves!? ¡Ese dragón tiene más respeto! ¡Mira cómo me habla!
Nocte: Kaiosera…
Kaiosera: Sólo este chico puede ayudarme a salvar Drakunia, y además, salvar a su país al mismo tiempo…
Koji: ¿Kaiosera? ¿Acabo de escuchar Kaiosera?
Kaiosera: …
Koji: ¡Eres el hijo de Arkadium! No te veo desde que eras un dragón recién salido de un huevo…
Nocte: Qué demonios…
Koji: Te ayudaré.
Nocte: ¿¡En serio!?
Koji: Te enseñaré lo básico… Primero que todo: Respeto. *Patea a Nocte al estómago y lo manda a volar hacia afuera de los escombros, al lado de un jardín, y luego se mueve hacia él*
Cynder: ¡Nocte-sama!
Athu: Vaya…
Winder: ¡Lo ha dejado privado!
Kaiosera: Esto va a ser duro…
Koji: ¿Me vas a empezar a tratar con respeto?
Nocte: Sí… Lo que diga, maestro…
Koji: Así me gusta. Ahora baja la montaña y ve a buscar agua al manantial que está a la mitad del recorrido.
Nocte: ¿¡Qué!?
Koji: ¿¡NO ESCUCHASTE!?
Nocte: ¡SÍ, SÍ ESCUCHÉ, SEÑOR!
Koji: ¡Tú! ¡El dragón Kaiosera! ¡Ve con él!
Kaiosera: ¡E-Está bien!
Koji: Nocte… Te llamas así, ¿No? Coge esa cubeta que dejé por allí en el jardín, y trae el agua con eso.
Nocte: ¡V-Vale! *Se levanta muy poco a poco y se acerca a la cubeta que está en el jardín donde cayó por la patada* Susurra: Viejo prepotente… *
Koji: ¿¡QUÉ DIJISTE!? ¡ESCUCHO TODO!
Nocte: ¡QUE ESE GOLPE FUE MUY POTENTE! ¡SÍ!
Koji: ¡MUÉVETE! ¡NO TENEMOS LA ETERNIDAD PARA ENTRENARTE!
Nocte: ¡YA VOY, SEÑOR!

Koji se dio la vuelta y se sentó frente a un tablero de ajedrez en aquel jardín.

Koji: Ustedes, los otros tres… ¿Cómo se llaman?
Cynder: Me llamo Cynder
Winder: ¡Yo Winder, señor!
Athu: Yo soy Athu.
Koji: ¿Quieren jugar ajedrez conmigo?
Cynder: ¡Pero usted está ciego!
Koji: ¡Igual les ganaré! ¡Si quieren jueguen los tres contra mí!
Winder: ¿¡Cómo sabe que no le haremos trampa!?
Koji: ¿De verdad quieren hacerme trampa luego de ver lo que le hice a Nocte?
Athu: Buen punto…


Sol

Solet, Azark, Takuma y Phoenix volaban sobre el lomo de Alumbria hacia la ciudad de Astaroth.
El camino se hacía largo a pesar que estaban volando; el calor no cedía y se sentían débiles y sedientos.

Azark: ¿Por qué no llegamos aún? Llevamos horas volando pero…
Solet: Es como si siempre estuviésemos a la misma distancia, ¿Verdad?
Alumbria: No sé de qué se quejan… Yo soy el que está volando… Pero la verdad es que es así, no veo que nos acerquemos.
Takuma: ¿Y si el calor está jugando con nuestros cerebros? ¿Y si estamos viendo espejismos?
Phoenix: Espejismos con kétchup… Deben ser deliciosos…
Azark: Éste está delirando de verdad…

Alumbria estaba cansado y decidió pasar por el medio de una meseta que les hacía sombra a todos. Los chicos estuvieron de acuerdo y se contentaron al sentir la brisa que soplaba allí dentro

Solet: ¡Qué fresco está esto! ¡Por fin!
Phoenix: Creo que podría dormir…
Alumbria: Pff… No sé de qué se preocupan… Los dragones podemos soportar grandes temperaturas
Azark: Uhm… ¿Escucharon algo?
Takuma: Yo no oí nada

Repentinamente unos arneses salieron volando hacia Alumbria. Eran un total de ocho arneses y todos se aferraron a su cuerpo, lastimándolo.

Alumbria: ¡Aaah!
Azark: ¿¡Qué está pasando!? ¿¡De dónde vienen esos arneses!?

Estos arneses habían sido lanzados por hombres encapuchados con túnicas marrones y vestimenta blanca, desgastada, con botas del mismo color de la túnica.

Solet: ¡Deben ser cazadores de alguna tribu del desierto!
Alumbria: Sujétense… Voy a caer

Los chicos se tomaron fuertemente del lomo de Alumbria y este sucumbió hasta el suelo. Sus heridas sangraban y tanto él como los chicos no tardaron mucho en perder la conciencia. Sin embargo, pronto despertarían en unas ruinas oscuras, siendo desamarrados por los Dark-Slayers. Los cadáveres de los cazadores se hallaban a unos metros de ellos, y Alumbria también se encontraba tumbado allí.

Solet: ¿¡Eh!? ¿¡Qué pasó!?
Absorb: No estamos seguros pero fueron atrapados por esos cazadores y los noquearon rápidamente. Se los iban a comer, posiblemente… No estábamos seguros de salvar al dragón, porque…
Research: Es el enemigo.
Azark: Es verdad… Tú mataste a Lucius…
Research: Yo…
Absorb: En todo caso… Los salvamos… Esos cazadores eran de Astaroth, de una pequeña tribu que aún habita en estas ruinas.
Takuma: ¿Entonces Astaroth son solo unas ruinas?
Organize: Una ciudad en ruinas, para ser exactos. Y estamos allí mismo, en Astaroth.
Solet: Espera… Estos cazadores… ¿Estaban solos?
Destroyer: Nop, como dijimos hace rato, eran una tribu completa. Había otros hombres, mujeres y niños, pero ellos fueron los únicos que pusieron resistencia. Al matarlos los otros corrieron y se alejaron.
Solet: Lo bueno es que no han matado inocentes…
Absorb: nos gustaría no haber matado a nadie, pero veo que el destino planea que seamos asesinos por siempre.
Azark: Más importante… ¿Para qué nos hicieron venir aquí?
Organize: Es cierto… Vengan.
Takuma: Espera… ¿Y Alumbria? Se está desangrando desde hace rato…
Phoenix: ¿Y qué más da? Ya lo oíste… Se iba a morir igual… Le hacemos un favor dejándolo morir mientras duerme… Ya nos trajo a donde queríamos.
Solet: ¡Phoenix! ¿¡Qué te pasa!? ¿¡Cómo puedes pensar así!?
Azark: Lo siento pero estoy de acuerdo con Phoenix. Alumbria en algún momento fue nuestro enemigo y no sabemos lo que pueda hacer en el tiempo que le quede de vida si lo salvamos.
Solet: ¡No importa lo que digas! ¡Hay que salvarlo! ¡Nos ayudó!
Takuma: ¡Nos trajo hasta aquí y nos salvó de morir con sed en el desierto!
Azark: Él no nos trajo hasta aquí. Los cazadores lo hicieron
Organize: Ese dragón quiere matar a Kaiosera… Yo no confiaría en él.

Solet corrió hacia Alumbria y de inmediato intentó sanarlo con su magia de luz, pero en ese sitio no había luz solar; nada sucedió.

Solet: Necesito sacarlo afuera…
Research: Si lo sacas se desangrará por el movimiento. Ya habrá perdido mucha sangre mientras los cazadores lo traían aquí.
Solet: Maldición…
Azark: Calma, lo curaré… Qué más da.
Solet: Pero tú dijiste…
Azark: No importa lo que dije. No quiero oír a Takuma y a ti chillando como niños.

Azark apuntó a las heridas de Alumbria y cerró los ojos lentamente. Mientras los tenía cerrado, pudo ver la profundidad de las heridas y ver qué tan graves eran. Luego de esto, arregló cualquier problema interno que hubiera e hizo que la sangre que salía se fuese endureciendo hasta coagular y cerrar la herida.

Azark: *Abre los ojos* Estará bien… Hagamos lo que tenemos que hacer.
Solet: *Sonríe* Gracias *Deja salir unas lágrimas*
Azark: No te preocupes.
Takuma: Vayamos entonces.
Organize: Síganme.

Organize los llevó por las ruinas de aquella edificación donde estaban hasta salir al exterior, donde al parecer, ya era de noche. Caminaron por un rato hasta la mitad de las ruinas, donde había un panel, totalmente al descubierto. Este panel mostraba dos figuras: un sol de color negro y una media luna de color blanco.

Solet: ¿Qué es eso?
Organize: Es uno de los artefactos mágicos más antiguos existentes: es la piedra del eclipse, y fue construida por el Sabio de las Estrellas hace cientos de años. Tiene varias funciones, pero todas relacionadas con la luna y el sol. Para activarlo se necesita el poder de Solaris o de Lunaris. El heredero de Solaris puede usar su poder destructivo, y el heredero de Lunaris puede usar su poder defensivo. Dragon usó esto para crear la barrera que protege su castillo, usando magia de luz lunar. De esa forma, tiene una barrera invisible indestructible alrededor de su fortaleza. Es por eso que Atraska es tan importante para Dragon, y por eso la tomamos. Por años, en secreto, el general ´Genryusai y Nocte habían estado intentando hacerlo funcionar para borrar la barrera del castillo de Dragon y poner una alrededor de Atraska para que las tropas de Urr ya no pasaran, pero no fue capaz de usar dicho poder por alguna razón. Es por esa y muchas razones más que te buscaban a ti, Solet, pero con el tiempo Nocte sucumbió a Lunaris y perdió el control de su cuerpo… Genryusai me confió todo esto antes de morir.
Solet: Ya veo… Entonces yo debería…
Generate: Básicamente borrar la barrera que protege el castillo de Dragon y usar el poder destructivo de este panel para romper el continente en dos partes y separar a Urr de Atraska, abriendo el mar en medio de las dos. No tendríamos la protección que nos daría el heredero de Lunaris, pero al menos habríamos creado una separación estratégica.
Solet: ¿Por qué no destruyo el castillo simplemente?
Organize: El rayo que dispara este panel es mucho más grueso que el castillo. Cuando se usa el poder de la luna se puede usar en cualquier espacio que se quiera, pero el poder del sol es tan fuerte, que si disparas un rayo desde el sol, el grosor de éste sería suficiente para destruir una ciudad como Methril completamente. Matarías a miles de inocentes.
Solet: Ya veo…
Takuma: ¿Y qué pasa con nuestros hombres luchando en la frontera?
Destroyer: Ordenamos que se retiraran hacia la ciudad y dejaran todos los artefactos y armas allí, para que los tomaran las tropas de Urr. En estos momentos las tropas de Urr deben estar tomando todos los suministros posibles en esa área, y esperando el amanecer para atacar la ciudad más próxima. Tenemos esta brecha de tiempo ocasionada por esa distracción para reventar la frontera.
Solet: Ya veo. ¿Qué es lo que tengo que hacer?
Organize: Debes usar tu poder de luz solar para activar el panel y mover la figura del sol por encima de la figura de la luna. Luego de eso, se abrirá un mapa completo de nuestro mundo en tercera dimensión, hecho con energía solar… Allí sólo debes ubicar la frontera entre Atraska y Urr, y arrastrar tu dedo por ella hasta completar la zona que va a cortar el rayo.
Solet: Pero… ¡No puedo usar mis poderes solares mientras es de noche!
Organize: ¿Qué me dices? ¿Aún no has aprendido? Es cierto… No pudiste curar al dragón allá abajo.
Solet: ¿Cómo que no he aprendido? ¿Entonces hay una manera?
Organize: El Sol siempre está en el mismo lugar en el espacio. Nunca se mueve, nunca se apaga. Aunque sea de noche, puedes extraer energía solar, ya que sus ondas recorren toda la galaxia. Sólo te costará más.
Solet: Uhm… ¿Y cómo lo hago?
Research: Sólo piensa en lo que te dijo y esfuérzate.
Azark: Vamos, Solet, necesitamos que hagas esto.
Takuma: Contamos contigo.
Phoenix: Tengo hambre
Solet: Lo intentaré…

Solet cerró sus ojos y comenzó a recordar algo en ese momento.

Solet era muy pequeña, de aproximadamente tres años. Sólo se le veía un diente a mitad de la boca. Llevaba sus típicas colitas en el pelo puestas y un vestidito azul con unas pequeñas sandalias blancas. Su hermana mayor, Eclipsis,  con seis años, estaba vestida con un vestido rojo y unas sandalias negras. Jugaban a las escondidas en un patio  con mucho césped y árboles.

Eclipsis: ¡Te vi, Solet!
Solet: ¡Nooo! ¡Jijiji! *Sale corriendo*

Solet comenzó a correr de su hermana, pero el sol la cegaba y chocó contra un árbol, cayendo hacia atrás, y poniéndose a llorar. Su hermana se le acercó corriendo y se tiró en el suelo con ella, abrazándola.

Eclipsis: Ya, ya, no llores *Le frota la espalda*
Solet: Hermanita… ¿Por qué el Sol brilla tanto?
Eclipsis: Mamá y papá decían que era un enorme ángel que nos cuidaba a todos…
Solet: ¿Cuándo volverán mamá y papá?
Eclipsis: Algún día… *Se le sale una lágrima* Ellos deben estar con ese enorme ángel que brilla…
Solet: Yo también quiero ir a visitarlo… Y estar con mamá y papá
Eclipsis: Solet, cuando hablas de mamá y papá, ¿No sientes un calor en el pecho?
Solet: Ship
Eclipsis: Es porque dentro de tu corazón, también hay un sol… Y ahí están mamá y papá
Solet: ¿Entonces mamá y papá están en mi corazón?
Eclipsis: Ship *Le sonríe*

Pensamientos de Solet: Mi hermana tuvo que crecer muy temprano… Ahora entiendo todo lo que hizo para protegerme…

Cuando Solet abrió los ojos, había una enorme bola de luz cegadora en su mano. Era luz solar. Todos se sorprendieron al haberlo logrado tan rápido.

Organize: ¿Qué hiciste exactamente?
Solet: No estoy muy segura… Sólo recordé algo que me dijeron… Algo muy feliz.
Organize: Ya veo… Bueno, ¡No es tiempo para charlar! ¡Hay que activar le mecanismo de este panel!
Solet: ¡Ah! ¡S-Sí!

Solet puso su mano en el tablero y éste en seguida se llenó de energía solar. Un globo terráqueo en tercera dimensión cuyos meridianos y demás estaban hechos de pequeñas líneas de luz, había aparecido encima del tablero ahora. El Sol negro se había colocado encima de la luna blanca y ahora estaba brillando.

Azark: ¡Bien hecho! ¡Lo encendiste!
Organize: Increíble… Así que sí pudiste.
Absorb: Bien, contamos contigo.
Solet: Sí… Pero… ¿Cómo quito la barrera del castillo de dragón?
Organize: Se quitó en el momento en que el Sol del tablero tapó a la luna. Sólo haz la línea en la frontera entre Urr y Atraska.
Solet: Ok… *Gira el globo terráqueo suspendido en el aire hasta que encuentra Atraska y pone su dedo sobre la frontera, deslizándolo hasta donde termina* Ya está
Organize: Muy bien… Apenas amanezca… Se llevarán una sorpresa.
Solet: ¿Y ahora qué hago?
Organize: Ya está listo. No hay nada más que hacer…
Azark: Hmm… Siento algo rugir fuertemente…
Phoenix: Es mi estómago, seguramente…
Azark: No… Viene de debajo de la tierra…

Una mano de huesos salió del suelo y tomó la pierna de Solet. Ésta gritó fuertemente, asustada.

Solet: ¡Kyaaaaaaaa!
Azark: ¿¡Qué pasa!? *Mira la mano tomando la pierna de Solet* ¡Mierda! ¿¡Qué es eso!?
Phoenix: ¡Déjamelo a mí!

Phoenix apuntó con sus manos a la pierna de Solet y en ella se encendieron varias llamas negras que explotaron hacia afuera e hicieron estallar la mano que tomaba aSolet, sin herirla.

Solet: Gracias… *Se quita de donde estaban*

Varias manos esqueléticas comenzaron a salir del suelo, y justo después, algunos esqueletos con armaduras, gimiendo como zombies.

Destroyer: No-muertos…
Azark: ¿Eh? ¿Por qué hay no-muertos aquí?
Research: Es posible que este sitio esté maldito… Me pregunto si la tribu que vivía aquí los ha visto antes.
Azark: No puedo pelear contra esas cosas… No tienen sangre ni órganos
Solet: Me dan miedo…
Organize: No temas. Son débiles a la luz solar, un impacto de una pequeña bola de luz solar bastará para matar a uno.
Solet: Lo intentaré entonces…
Takuma: ¡No hace falta que se esfuercen! ¡Déjenmelo a mí!

Takuma aumentó su tamaño y tumbó a varios esqueletos con un brazo, pero muchos otros se le lanzaron por la espalda y lo mordieron con sus mandíbulas.

Takuma: ¡Mierda!
Azark: Takuma está en problemas…

Los dark-slayers se propusieron a ayudar, pero cada vez los esqueletos eran más y ellos ya estaban rodeados. Solet también se vio rodeada y usó lo que acababa de aprender para deribar a unos cuantos, aunque las bolas de luz que hacía no eran tan grandes.
Azark por su parte tuvo que pelear con sus manos. Generate generaba escudos para proteger a Solet cuando se veía muy rodeada para darle la oportunidad de crear más bolas de luz.
Takuma se deshizo de los que tenía en la espalda, y seguía golpeando a otros más.

La batalla duró un rato más, hasta que todos los esqueletos fueron eliminados. Todos se vieron las caras y comprobaron si se encontraban bien, pero el peligro estaba a punto de aparecer.

Solet: Eso estuvo cerca…
Generate: pero al parecer ya no hay más…

Sin embargo, escucharon un enorme rugido que provenía del bosque, oscuro. Fue cuestión de segundos para que algunos árboles cayesen y apareciera un enorme dragón de huesos, tan grande como Kaiosera, lleno de llamas verdes.

Azark: ¡Un dragón!
Takuma: ¡Lo detendré!
Solet: ¡No, Takuma!

Takuma se abalanzó sobre el dragón corriendo, pero éste fue más rápido y disparó una gran llamarada verde que impactó en el torso de Takuma y lo lastimó, haciéndolo caer de rodillas, y tomando su tamaño original.

Phoenix: Mierda… Tonto Takuma…

El dragón volteó a mirar a los chicos y lanzó otra llamarada aún más grande. Generate la tapó con una enorme barrera de llamas anaranjadas.

Generate: Corran… Vayan a las ruinas donde está el otro dragón… Despiértenlo… Quizás él pueda hacer algo. Mis amigos los acompañarán…
Phoenix: Pero Takuma…
Generate: Lo protegeré y haré tiempo, sólo vayan… *Ve a Takuma y se crea un portal interdimensional debajo de él, y luego se crea otro al lado suyo, por el que sale*
Takuma: Mierda… No puedo respirar… Bien…
Solet: ¡Takuma! ¡No te esfuerces!
Generate: ¡Vayan! ¡Lo curaré!
Azark: Sí… ¡Vamos!
Solet: Vamos…

Solet, Azark, Phoenix, Organize, Research, Absorb y Destroyer corrieron a las ruinas, guiados por Organize, quien los llevaba otra vez al sitio por el que habían venido. Allí, encontraron a Alumbria, aún dormido. Los tres primeros chicos se acercaron al dragón y lo vieron por un rato. Solet le puso la mano en el cuello e intentó hablarle.

Solet: Alumbria… Necesitamos que nos hagas otro favor…
Azark: Alumbria, despierta… Necesitamos tu ayuda

Los rugidos podían escucharse desde afuera, y fue cuestión de tiempo para que un portal se abriera al lado de ellos, saliendo por él Generate junto con Takuma, ya curado.

Generate: No pude retenerlo más tiempo… Me está buscando… No tardará en estar aquí.
Phoenix: ¡Por favor, Alumbria, despierta!
Organize: Generate, ¿No nos puedes sacar con un portal de aquí y llevarnos a la capital?
Generate: No puedo… No puedo llevarme al dragón.
Research: Dejen a ese dragón y vámonos
Solet: No… Alumbria debe salvarse… Él aún tiene cosas que hacer antes de morir…
Takuma: Solet…
Absorb: ¿¡No lo entiendes!? ¡Si no salimos de aquí el otro dragón va a matarnos a todos!
Solet: ¡No lo dejaré!
Phoenix: Solet, vámonos… ¡Te compraré mucha comida!
Solet: ¿¡NO ENTIENDEN!? ¡NO ME IRÉ SIN ALUMBRIA!

La puerta del sitio se destruyó, y el enorme dragón de huesos asomó su cabeza por ella, rugiendo al verlos.

Azark: Ya basta… ¡ALUMBRIA, DESPIÉRTATE Y LUCHA POR TU VIDA!

Los ojos de Alumbria se abrieron repentinamente y brillaron en color blanco. Una fuerte energía roja salió de los cuerpos de Azark y el dragón y formó dos cadenas en el aire, cada una saliendo de uno de ellos, y se entrelazaron, para luego desaparecer.
Una fuerte energía negra cubrió el cuerpo de Alumbria, y esta misma energía se convirtió en sangre, descendiendo como una cascada sobre su cuerpo. Al dejarse ver nuevamente, Alumbria ya no era de color blanco, sino de color negro. Era enorme, como Kaiosera. Sus ojos eran rojos y sus colmillos sobresalían por los bordes de su boca. Sus alas eran de murciélago y su cola estaba dividida en dos. Sus piernas dejaban ver cartílagos, al igual que su espalda.

Azark: ¿Alumbria?
Solet: ¿Qué… Acaba de pasar?
Alumbria: No me llamen más Alumbria… Llámenme Sindraziel
Azark: ¿Eh?

El nuevo Alumbria, Sindraziel, vio al enorme dragón de huesos, que aún le veía. Éste otro reaccionó de forma violenta, disparando una gran llamarada, pero Sindraziel respondió con una más grande, de color rojo oscuro, que venció a la otra y luego destrozó al dragón en mil pedazos.

Azark: Alumbria… ¿Qué te pasó?
Sindraziel: ¡Te dije que me llamo Sindraziel!
Organize: Se acaban de ligar…
Azark: ¿Ligar?
Organize: Tú… ¿Eres un domador de dragones?
Azark: ¿¡Qué…!?
Solet: ¿¡Azark!?
Takuma: ¿De qué están hablando, Azark?
Research: No es un domador cualquiera… Ese dragón ya tenía dueño, y ahora cambió de forma completamente… Eso sólo lo puede hacer un heredero de Lunaris…
Phoenix: No puede ser…
Absorb: Di quién eres.
Solet: ¿Azark? ¡Contesta!
Azark: Soy el hijo… De Dragon. Soy el medio-hermano menor de Nocte.
Todos: ¿¡Qué!?

Pudieron ver el Sol saliendo en la abertura que había hecho el dragón, y un enorme brillo se vio también, como si un cometa cayera. Se sintió un enorme temblor que duró aproximadamente un minuto. Sindraziel los cubrió a todos de los escombros de las ruinas que estaban a punto de caerse por el temblor.

Organize: El plan ha funcionado… Ahora Atraska es un continente aparte… Pero… Aún hay cosas que debes explicarnos, chico.
Azark: …

¡Una noticia sorprende al grupo de Solet y a los Dark-Slayers! ¡Azark es el hijo menor de Dragon!
¿¡Se lo tomarán bien o mal!? ¿¡Nocte podrá completar su entrenamiento e ir a desafiar a Dragon ahora que no hay barreras!? ¿¡Qué clase de problema supondrá que ahora Sindraziel, el nuevo Alumbria, sea el compañero de Azark!?

Este capítulo estaba planeado para salir el 20 de Junio como regalo de cumpleaños para Mitchel, pero por cosas de inspiración y tal, no pude hacerlo… Sin embargo, aquí está por fin. Mejor tarde que nunca. Como le dije a él mismo y a Belu, 20 es mi número de la suerte y quería que fuese un buen capítulo.
Espero que les haya gustado. Feliz día y noche. Y no, no le puse soundtracks, quizás se le pongan luego, pero sólo se le pondrán en el foro.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Última edición por # Koji el Jue Jul 18, 2013 11:17 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
Saaku
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 821
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 23
Localización : In the Abyss . . .

MensajeTema: Re: Day and Night.   Jue Jul 18, 2013 11:08 pm

Hola amooor!! Despues de meses me conecto acá -w-..
La verdad que valió la pena esperar tantos días para este capítulo.. Realmente me gustó mucho sabes por qué? Xq la mayoria de los personajes tuvo protagonismo, me dio risa la escena de nocte y koji! Esta bueno despues de mucha tension poner un poco de chiste.., me hizo sacar una lagrima el recuerdo de Solet..
Pero bueno espero que le pongas sountracks.. Ya te dije q si quieres te ayudo pero bueh..
Espero el próximo capitulo con muchas ansias.. Me gusta mucha esta historia.. Creo que es la mejor que has escrito amor.. Te felicito Smile
Te amo mucho mucho mucho mucho muchooooo <3

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


No importa la muralla que nos divide, yo la escalaré sin obstaculos ~
 L&B ♥️  15/07/08
Vocaloid Fangirl ♫ The Virtual Idol (°ω°)/ !
Nyan Nyan ♫
Mi Deviantart   :3
Volver arriba Ir abajo
http://xsaakux.deviantart.com/
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Miér Ago 14, 2013 11:36 pm

Day and Night
El salvador de Drakunia
Capítulo 21: El Nuevo mar

[Soundtrack: https://www.youtube.com/watch?v=ECIDt5Mbz50 ]

“Ha pasado un año. Un año desde que llegué a esta montaña a entrenarme. Koji-sensei ha sido duro y estricto, pero Kaiosera y yo hemos crecido tanto física como espiritualmente. Athu aún no recupera la memoria, y no sabemos exactamente lo que pasa ahí afuera, pero hace un año, Koji-sensei dijo que un enorme rayo cayó del Sol e iluminó el cielo, y luego se sintió un gran temblor. Si es lo que me imagino, entonces Atraska es libre… Me pregunto cómo estará Solet.
Hoy es el cumpleaños de los gemelos, pero yo debo dejarlos en el templo por un tiempo mientras tengo que hacer un pequeño viaje… Espero volver pronto. Hoy termina mi entrenamiento.”

Nocte se hallaba en la habitación que había roto un año atrás cuando intentó atacar a Koji junto con Kaiosera. Ésta ya estaba reconstruida, posiblemente por él mismo, bajo entrenamiento del Maestro Koji. Su maestro se hallaba sentado como cuando lo conoció, de piernas cruzadas, en posición india, con los nudillos de sus manos tocándose. Nocte tenía la misma posición de brazos que él, pero se hallaba parado, con la cabeza hacia abajo, en señal de respeto. Ahora llevaba un kimono negro puesto, y un amarre en su pelo, que no había cortado desde que llegó al templo, de modo que lo tenía sujetado en una cola que llegaba hasta la mitad de su espalda. La bufanda que le había dado Solet, aún seguía en su cuello. Kaiosera se hallaba junto a él, en la misma posición, y en tamaño diminuto.
El maestro permanecía callado. Incluso parecía que no quisiera hablar, aunque el que lo había llamado fue él. Nocte y Kaiosera permanecían pacientes, esperando las palabras de su mentor.
La tensión se rompió cuando Koji dio un largo suspiro y exclamó sus primeras palabras justo después del largo silencio.

Koji: Los he llamado aquí a ambos porque hoy, como ya sabrán, termina su entrenamiento.
Este año ha sido largo y su entrenamiento ha sido duro. Han aprendido en doce meses de forma forzada algo que yo aprendí durante más de cien años. Queda en ustedes reforzar lo que han aprendido y usarlo en el momento adecuado. Sin embargo, antes de poder finalizar del todo su trayecto como domador de dragones y dragón, respectivamente, deben cumplir su misión en Drakunia. Ya sabemos por qué Kaiosera vino a buscarte, Nocte, es por eso que debes ir allí y enfrentar el peligro que acecha aquel mundo. Hace un año te dije que un rayo cayó del cielo y hubo un fuerte temblor. Los espíritus de la montaña me han dicho que se ha formado un nuevo continente. El reino de Urr y el reino de Atraska se han separado y Atraska, que ha quedado siendo una enorme isla, ha empezado a desplazarse hacia el Noreste, alejándola de las costas de Urr. Ahora que se han formado dos nuevos continentes, el mar se ha desplazado en el espacio que antes cubría la frontera entre estos dos reinos, y ha abierto paso a cosas que estaban bajo la superficie de éste. Hace millones de años atrás, los dragones dejaron un dispositivo mágico enterrado en el fondo del océano. Sin embargo, los continentes se desplazaban y terminaron unidos, creando lo que era antes el espacio que había entre Urr y Atraska, producto de la erosión y del movimiento del viento, que desplazaba la tierra y arena de Atraska y Urr. De ese modo, se creó una capa de arena sobre el mar, y este dispositivo quedó enterrado en esos sedimentos de tierra. Con la caída de ese rayo solar, toda esa tierra fue eliminada, y el dispositivo, indestructible, fue llevado por el nuevo mar que se desplazó entre ese espacio vacío. Posiblemente haya sido llevado por la corriente hacia miles de leguas lejos de allí, y no sabemos en qué manos pueda estar ahora mismo. Lo cierto es que es un objeto invaluable y que ustedes deben recuperarlo a toda costa o no podrán ir a Drakunia.
Nocte: ¿Y eso por qué?
Koji: Porque ese objeto es la llave humana para abrir el portal a Drakunia. Con él, serán capaces de enfrentar a Quasar, el dragón que vigila el espacio y que vigila la puerta entre Drakunia y nuestro mundo.
Kaiosera: Quasar…
Nocte: ¿Quién es Quasar?
Koji: Quasar, junto al padre de Kaiosera y su tío, es uno de los dragones más poderosos del universo. Su existencia se remonta a la mismísima creación de éste, y como tal, es el encargado de protegerlo. Quasar es capaz de alcanzar el tamaño de un pequeño planeta como lo es la Tierra si lo desea, y no dejaría pasar a ningún humano hacia Drakunia. Los únicos humanos capaces de atravesar esa puerta, hemos sido el Sabio de las Estrellas y yo…
Nocte: ¿Cómo fuiste capaz de vencerlo?
Koji: Cuando eres un domadragones, aprendes a vivir como un dragón y a morir como un dragón. Eso deberías tenerlo claro. Como tal, sabes las fortalezas y debilidades de un dragón… Pero yo ya sé cómo vencerlo, y por ello, no tendrán que pensar mucho. Por ahora, es importante que recuperen ese artefacto, y luego les contaré.
Kaiosera: ¿Y cómo es ese artefacto?
Koji: Es un reloj. Un reloj de arena de 30 centímetros de alto, que no funciona precisamente con arena, sino con pequeñas, diminutas, pepitas de oro. Es por ello que es tan atractivo a los ojos de los humanos, y es por ello que no puedo imaginar quién lo habrá encontrado.
Nocte: ¿Entonces debemos buscar un reloj de arena por todo el mar, y quién sabe si en todo el mundo?
Koji: Así es. Ha pasado un año y puede estar en manos de cualquier persona del mundo, pero en algo deben estar claros: quien posea ese objeto sentirá unas irremediables ganas de conservarlo por el resto de su vida, y no podrá librarse de él fácilmente, ya que trae mucha suerte a quien lo posee. El nombre de este reloj es “Edad de Dragón”
Nocte: entonces partiremos ya mismo…
Koji: Una última cosa.
Kaiosera: Díganos, maestro.
Koji: Ayuden a todo el que necesite ayuda. Nunca sigan de largo.
Nocte: No tenemos tiem…
Koji: *Pone mala cara* ¿Nocte…?
Nocte: Lo haremos, maestro. Todo el que grite auxilio será ayudado por los dos.
Koji: Así me gusta. ¡Vayan, pues, mis jóvenes aprendices! Los espero aquí cuando consigan el reloj! Por cierto, Nocte…
Nocte: ¿Eh?
Koji: Al quitar el maleficio de la montaña hace medio año, ya no es necesario que atraviesen el bosque. Pueden llegar aquí volando. Y asegúrense de llevar a Athu… Él tiene muchas cosas que recordar.
Nocte: ¡Bien! Lo haremos. Adiós, sensei.
Koji: Nos vemos.
Kaiosera: Cuídese, maestro.

Ambos hicieron una reverencia de respeto, y Koji también hizo una. Luego de esto, el chico y su dragón se fueron corriendo del sitio.
Ya afuera, se encontraron con los gemelos y Athu. Los gemelos se abrazaron a las piernas de Nocte y lloraron.

Cynder: ¡Nocte! ¡No nos dejes solos con el maestro Koji!
Nocte: Es importante que se queden aquí. Ustedes no pueden acompañarme.
Winder: ¡Algún día seremos domadores de dragones y te acompañaremos a todos lados!
Nocte: Dudo que eso sea posible, pero bueno… ¡No me hagan perder el tiempo! *Se los sacude de las piernas* Coman sus vegetales, cepíllense luego de comer y antes de dormir. No respondan mal a Koji-sensei, no rompan cosas y no jueguen cerca de los bordes de la montaña.

Kaiosera se hizo gigante, y abrió sus alas a lo largo. Nocte se subió a su lomo, se ajustó la bufanda, y luego ayudó a Athu a subirse.

Cynder/Winder: ¡No nos dejeeeeeeees!
Athu: ¿A dónde vamos exactamente?
Nocte: Debemos buscar algo en el mar.
Athu: He oído que el mar está atestado de piratas…
Nocte: Un pirata no vence a un dragón.
Athu: Ni a dos, en todo caso, ¿No?
Nocte: Tú eres un remedo de dragón >_>

[Soundtrack: https://www.youtube.com/watch?v=AjVYWl-jKCw ]

Pero pronto Nocte se arrepentiría de sus palabras, pues quien poseía el “Edad de Dragón” era uno de los piratas más temidos de los siete mares.
Con una barba oscura, ojos verdes y nariz respingada, aretes dorados en sus orejas y aberturas nasales, calvo, con una gran cicatriz en el cráneo, una camisa de mangas largas blanca abierta por el pecho, donde se podía apreciar una gran cantidad de pelo. De gran musculatura, falto de una mano, la derecha, en la que llevaba en su lugar un garfio, pata de palo en la pierna izquierda y una bota alta negra en el derecho, el Capitán Drake Davies, mejor conocido como “El Matadragones”, arrastraba su pata de palo por la cubierta de su enorme barco. La neblina no dejaba verlo bien, pero estoy casi seguro que su barco rugía por sí mismo, como si fuese una enorme bestia. Sus velas, negras, intimidaban a cualquiera. Sus hombres, sucios y roñosos, no eran normales: eran hombres lagarto, como los que estaban en el subterráneo de Methril; eran dracónicos.

Drake: ¡Más rápido! ¡De prisa, ratas de cloaca! ¿¡Qué es lo que encontraron!?

Uno de sus oficiales subía con cadenas a otro (encargado de bucear), que llevaba un enorme reloj de arena de 30 cm de color plateado cuyo mecanismo funcionaba con pequeñas pepitas de oro.

Oficial: ¡Señor, encontramos esto!
Drake: ¡Dame eso! *Se lo quita de las manos y lo estremece de tal forma que pierde el equilibrio y cae de nuevo al mar* ¿Qué tenemos aquí? ¿Un reloj con granos de oro? ¡JOJOJOI! ¡Baxley me dará una fortuna por esto!
Voz: Siento una energía muy particular emanando de ese reloj…
Drake: ¿Ah sí? ¿Qué tipo de energía, Nataivel?
Voz: No estoy muy seguro.
Drake: Entonces dices que este reloj es especial, ¿Eh?
Voz: Es posible.
Drake: Lo conservaré entonces por un tiempo antes de venderlo JEJEJE, ¡Haré una maldita fortuna!

[Soundtrack: https://www.youtube.com/watch?v=Tr0tIVYOHzU ]

Era de noche y una enorme tormenta caía en Atraska. El desplazamiento de este nuevo continente lo había dotado de nuevos climas y ahora poseía esta cualidad. Solet yacía acostada en una habitación del Témpano Errante, con su pijama blanco con dibujos de ponis. Hacía un peculiar frío por el clima que ya caracterizaba a Atraska durante la noche, sumado a la humedad, y los rayos no la dejaban dormir.

El frío no debería suponer nada para Solet pues Urr era un continente sumamente frío, pero, haberse adaptado al clima árido de Atraska había supuesto para ella un desacondicionamiento al cual debería adaptarse ahora.

Solet: Qué frío hace… Me pregunto cuándo terminará Nocte su entrenamiento…

Luego del destello de un enorme rayo apareció Nocte en la ventana, asustando muchísimo a Solet. Nocte se apoyó en el marco y Kaiosera se fue volando con Athu, seguramente a su propia habitación, que llevaba tiempo sin tocar, mientras esperaba a Nocte.
Nocte abrió la ventana y se apresuró a entrar, algo empapado, al Témpano Errante.

Solet: ¡Me asustaste mucho! ¡Idiota!
Nocte: Lo siento. No es mi culpa que llueva.

Solet se levantó de su cama y abrazó fuertemente a Nocte, quien le devolvió el abrazo.

Solet: ¿Ya terminaste tu entrenamiento?
Nocte: Pronto… Kaiosera y yo debemos recuperar algo y luego iremos a Drakunia, como te había dicho.
Solet: Ya veo…
Nocte: ¿Pasa algo?
Solet: Es sólo que no quiero perderte allí… Déjame ir contigo.
Nocte: Ningún humano normal puede ir a Drakunia… Pero no me perderás, te lo prometo.

Solet entonces le dio un largo beso en los labios a Nocte y se mantuvieron un rato así.
¿Qué? ¿Todo va muy rápido? ¡Ah! Es que se me había olvidado contarles algo…

Solet y Nocte se habían estado escribiendo durante todo este año. Nocte le daba las cartas al viejo Koji y él se encargaba que Solet las recibiera. Hace aproximadamente ocho meses son novios, pero sólo él y ella lo saben por los momentos. No quieren que sea oficial hasta que no puedan estar juntos. Planean decirles a todos cuando Nocte vuelva de Drakunia.

Nocte: Me debo ir ya…
Solet: ¿¡En medio de esta tormenta!?
Nocte: No te preocupes, la piel de Kaiosera es inmune a los rayos naturales…
Solet: ¡Pero la tuya no!
Nocte: Jajaja… Cálmate, no me pasará nada.
Solet: Por lo menos quédate aquí esta noche.
Nocte: El objeto que busco está en el mar… Y no sé cuánto se pueda alejar en tan solo doce horas.
Solet: Por favor…
Nocte: Hmph… Está bien.
Solet: ¡Bien! *Lo abraza*
Nocte: >_> Oye…
Solet: ¿Qué?
Nocte: ¿Has estado entrenando como es debido?
Solet: Sí… Fairhim-sama me ha enseñado el arte de las hadas.
Nocte: Y… ¿Qué es eso que me ibas a decir sobre Azark?
Solet: He cambiado de opinión… Es mejor que él mismo te lo diga.
Nocte: ¿Tan grave es?
Solet: Digamos que es algo que debe discutirse entre tú y él. No deberíamos meternos los demás.
Nocte: Uhm… Vale… No sé por qué tanto misterio, pero la próxima vez que lo vea lo confrontaré.
Solet: Mañana podrías…
Nocte: No. Apenas me despierte debo partir… Lo siento.
Solet: Está bien… Hey, ¿Qué clase de objeto es?

Nocte le explicó a Solet la situación y estuvieron hablando por un rato antes de dormir.
Solet despertó el día siguiente abriendo los ojos lentamente. Algo la sacudía: era Fairhim, quien había ido a su habitación a despertarla.


[Soundtrack: https://www.youtube.com/watch?v=1IBwcvMti0E ]

Fairhim: Despierta Solet, tenemos una reunión
Solet: ¿Uhmm?

Solet miró a su alrededor, buscando a Nocte con la vista, pero no lo vio, así que supuso que ya se había ido. Miró por la ventana y aún llovía. Pareciera que nunca hubiese amanecido.

Fairhim: Vístete rápido y ve al salón principal del castillo
Solet: ¿Otra reunión?
Fairhim: ¿De qué hablas?
Solet: ¿No hubo otra reunión ayer?
Fairhim: ¿Eh? Debes haberlo soñado. Vamos, apúrate

Luego de un rato Fairhim y Solet ya estaban en el salón principal. Allí estaban los cinco Dark-Slayers (Destroyer, Research, Absorb, Generate y Organize), los amigos de Solet (Azark, Phoenix, Takuma), Hazzel, Murn y las otras tres hadas (Angerhim, Krirhim, Hairhim)

Fairhim: Bueno, ya estamos todos. Angerhim, cuéntanos lo que investigaste.
Angerhim: Cuando el padre de Fairhim, Morgarhim, creó el universo junto al rey dragón, se crearon seis amuletos mágicos que fueron ocultados en la Tierra. Cada amuleto es diferente y pueden ser diferentes cosas… Desde un colgante hasta una daga.
Azark: Es cierto… El amuleto de Zafiro era uno de esos.
Angerhim: Efectivamente, ustedes encontraron uno, el Colgante de Zafiro, que según tengo entendido ahora está en posesión de Hazzel. Este amuleto tiene la capacidad de proteger algo a cualquier costo. Otro de estos amuletos, por lo que sabemos, es la Daga de Cristal, la cual poseen los Dark-Slayers, y su utilidad es destruir cualquier cosa… Sin embargo, necesita una fuerte energía que la haga funcionar.
Organize: Nocte la usó para romper la barrera de Kaltenhertz usando como gasolina el manantial de Sieblein.
Angerhim: Esa daga era nuestra pero Nocte la robó en su momento. De todas maneras, se quedó de nuestro lado al final.
Solet: Esta conversación…
Takuma: ¿Pasa algo?
Solet: ¿No hablamos de esto ayer?
Takuma: ¿De qué hablas? Nunca hablamos de esto…
Solet: ¿Estás seguro?
Takuma: Sí… Totalmente. ¿Te sientes bien?
Solet: Algo raro pasa…
Angerhim: Otro amuleto es el Pendiente Izquierdo de la Luna. Este amuleto no funciona sin su amuleto hermano, el Pendiente Derecho de la Luna. Al estar juntos, permite controlar a cualquier ser viviente mediante un enorme poder psíquico.
Murn: Un poder así sería terrible…
Angerhim: Por eso están separados.
Hairhim: Creemos que uno lo puede tener el rey de Urr, Dragon. El otro podría tenerlo…
Hazzel: Su mano derecha, Agnius. Efectivamente… Ellos tenían esos pendientes.
Takuma: De esa manera siempre logran salirse con la suya, ¿Eh?
Angerhim: El siguiente de estos amuletos es el Anillo de la Muerte. Tiene el poder de revivir a una persona… Al costo de la vida propia. Estaba en posesión del Rey Eirien hace cientos de años, pero los Eirien fueron extintos… No sabemos dónde pueda estar.
Research: Los Eirien…
Angerhim: El último de estos amuletos es el Edad de Dragón… Es un reloj de arena con pepitas de oro…
Solet: Que residía en el fondo del mar.
Angerhim: ¿Residía? ¿A qué te refieres?
Solet: Al parecer alguien lo ha tomado.
Angerhim: ¿De qué hablas?
Solet: Esta conversación la tuvimos ayer, pero ustedes no lo recuerdan. Ayer dijiste, Angerhim, que cuando el reloj de arena sea sacado del mar por alguien que no posea los poderes de un domador de dragones, una fuerte tormenta azotará el mundo. Los días se repetirán una y otra vez, y las personas olvidarán lo que ha pasado por arte de magia. Es una magia temporal muy fuerte. Solo quien posee el reloj puede recordar lo que ha pasado y no es afectado por el flujo temporal alterado del reloj de arena… Pero por alguna razón, yo recuerdo todo…
Angerhim: Eso… Es cierto todo… Entonces esta lluvia…
Solet: Esta lluvia que no ha parado desde ayer… Es la tormenta de la que hablabas.
Azark: ¿Entonces ya hemos vivido esto? ¿El flujo temporal está dando vueltas? Entonces no lo imaginé…
Solet: Así es… ¿Tú también te diste cuenta?
Azark: Así es… por alguna razón noté que todo estaba pasando de nuevo… Pero pensé que era idea mía.
Solet: El día de ayer se seguirá repitiendo, y posiblemente ustedes no lo recuerden… Por alguna razón sólo Azark y yo recordamos esto aunque ustedes también estuvieron con nosotros…
Hazzel: Debe tener algo que ver con el poder de Solaris y con los domadores de dragones.
Angerhim: Efectivamente.
Todos: ¿Eh?
Angerhim: Estos seis amuletos fueron usados por Solaris para crear el amuleto único: La piedra del Sol. Cada amuleto representa un tipo de magia, exceptuando la gris… Pero cuando se unen, forman un amuleto nuevo llamado La Piedra del Sol, que contiene magia gris y puede sellar cualquier cosa en su interior por el resto de la eternidad. Solaris lo usó para sellar a su hermana Lunaris, pero el amuleto ha perdido fuerza luego de varios siglos ya que Solaris murió y sus herederos nunca protegieron el amuleto. Es por eso que Nocte pudo encontrarlo, aunque fuese un accidente. Con los años sin protección, el amuleto se ha ido rompiendo y los pedazos que lo formaban volvieron al sitio donde pertenecían… Y ese proceso empezó hace más de doscientos años. Los domadores de dragones no se ven afectados por el reloj ya que fue hecho para ellos.
Solet: En todo caso, nuestra misión es conseguir los dos pendientes y el anillo, ya que Nocte está buscando el reloj.
Angerhim: Así es.
Solet: Pero Dragon siempre está en su castillo…
Hazzel: Agnius no.
Phoenix: Tengo hambre…
Murn: De vez en cuando Agnius debe salir del castillo para supervisar a las tropas de Urr y además hacer tratados diplomáticos con otros países cercanos. Es cuestión de interceptarlo y robarle el pendiente… Quizás en el proceso descubramos la ubicación del anillo.
Absorb: No suena mal. ¿Tú que dices, Organize?
Organize: Podemos interceptarlo… Definitivamente, sí podemos. Tenemos a uno de los más grandes espías, después de todo… ¿No, Research?
Research: Afirmativo. Encontraré el rastro de Agnius.
Fairhim: Espera, no vayas solo. Angerhim irá contigo. Él ha sido nuestra mayor fuente de investigación durante años.
Angerhim: Está bien, si eso desea…
Generate: Angerhim, ¿Dónde encontraste toda la información sobre los amuletos?
Angerhim: Estaba en este castillo. Nocte había estado investigando de ellos, pero bajo la influencia de Lunaris, para destruirlos. Lunaris no quiere ser sellada nuevamente.
Murn: Eso explica el ataque de Nocte a Ashesvalley… Perseguía a Agnius.
Fairhim: Afortunadamente Nocte tiene la bufanda de Solet. De esa manera, la energía de Solaris mantendrá el sello del Amuleto del Sol por un tiempo más… Pero no durará por siempre.
Solet: Pero… ¿Nocte no sabe nada del anillo?
Angerhim: Bueno… En sus apuntes había algo… Pero no creo que deba decirlo…
Organize: ¿Por qué?
Angerhim: En los apuntes sugería que el anillo está dentro de él… *Señala a Research*
Research: ¿¡Qué!?
Angerhim: No estoy seguro del porqué… Pero tengo una idea de ello… Sin embargo, Nocte dijo que hablaría contigo al volver, ¿No es así?
Research: Ya estoy harto de este juego… Pero está bien…
Phoenix: ¿Y la comida?
Takuma: ¡Basta Phoenix!
Krirhim: Oye Azark…
Azark: ¿Uhm?
Krirhim: Deberías ayudar a Nocte a encontrar el Edad de Dragón.
Azark: Hmph… Lo sé… Pero…
Solet: Azark… Nocte y tú deben hablar. Él partió esta mañana a buscar ese reloj de arena… Otro domador le será de ayuda… Además, debes avisarle que necesitamos ese amuleto…
Azark: Está bien… Iré a buscar a Nocte.
Fairhim: Krirhim irá contigo.
Krirhim: A sus órdenes, Su Majestad.
Fairhim: Será lo mejor.
Hazzel: Yo debería buscar el colgante… Después de todo está en Kaltenhertz.
Angerhim: Eso implica que debemos atravesar Urr y llegar a las montañas. No están tan lejos de Atraska pero…
Solet: Será difícil con las tropas vigilando.
Organize: Entonces Azark y Krirhim irán a ayudar a Nocte. Angerhim y Research conseguirán información del paradero de Agnius… Y los demás iremos a Urr, al castillo de Kaltenhertz.
Hazzel: Espero que mis alumnos estén bien.
Solet: Pero si el tiempo se rebobina… Todos los días estaremos aquí… Nunca avanzaremos.
Fairhim: Eso es cierto…
Phoenix: ¿Todos los días tendré hambre?
Azark: No hay mucha diferencia en esto, Phoenix…
Phoenix: Es verdad…
Fairhim: Entonces Azark y Krirhim… Deben ayudar a Nocte a encontrar el reloj antes de medianoche.
Azark: ¿¡Qué!? Eso es imposible… Puede estar en cualquier parte, en manos de cualquier persona…
Fairhim: Es la única manera… No pierdan más tiempo… Quedan solo 20 horas para el amanecer.
Solet: ¿¡Son las cuatro de la mañana!?
Fairhim: ¿No te habías dado cuenta?
Solet: ¡No! T_T con razón tengo tanto sueño…
Azark: Bueno, ya qué… Vámonos, enano.
Krirhim: No me llames así, bastardo.
Azark: Eso de bastardo me dolió.
Krirhim: ¡JA!
Solet: Maestra Fairhim, ¿Cree que ellos estén bien?
Fairhim: Parece que se llevan bien n_n

[Soundtrack: https://www.youtube.com/watch?v=KYzOu59W1_U ]

Mientras tanto, Nocte surcaba la inmensa tormenta a lomos de Kaiosera, junto con Athu.

Athu: ¡Hace demasiada brisa!
Nocte: ¿¡Y qué quieres!? ¡Está lloviendo, soquete!
Kaiosera: ¡Veo algo allí adelante!
Nocte: ¿Qué es ese sonido?
Athu: …
Kaiosera: …
Nocte: ¿Chicos? ¿¡Qué les pasa!?

Una música relajante había empezado a sonar en el aire. Era como la voz de un coro de ángeles cantando. Kaiosera y Athu estaban aparentemente en un estatus de hipnosis pero Nocte al parecer no era afectado por lo que pasaba. Sin embargo, Kaiosera se precipitó a una caída diagonal hacia lo que parecía ser una isla cubierta de neblina. Los tres impactaron y al parecer quedaron inconscientes por un buen rato. Cuando Nocte despertó, estaba tirado en la playa de la isla. Preocupado por sus dos escamosos amigos, Nocte rodea la isla, evitando entrar a la selva que se encontraba en el medio.
No pudo ver ni una señal de ellos en la bahía, y la neblina tapaba el mar, pero él estaba seguro que no se habían ido sin él de aquella isla.

Nocte: ¿Qué fue lo que pasó? No recuerdo bien… Había un sonido… Una melodía…

Nocte escuchó unas risas que resonaban en su cabeza, como un eco. No estaban cerca, pero las oía como tal.

Nocte: Esas voces… Esa risa es de… ¿Kaiosera? ¿Qué hace ese amargado riéndose?

Nocte se adentró entonces a la selva, corriendo rápidamente hacia el centro, donde pudo encontrar un enorme estanque y a sus amigos… Pero no estaban solos: con ellos se hallaban tres horribles criaturas. Eran hermosas mujeres, pero con cola de pez… Eso hasta que voltearon, pues tenían enormes fauces llenas de colmillos afilados y enormes garras en las manos.

Nocte: ¡Sirenas! ¡Chicos! ¡Despierten!

Las sirenas hicieron gestos de rabia hacia Nocte, hasta que Athu levantó la voz.

Athu: Nocte, ¿Por qué molestas? Estamos con unas hermosas dragonas.
Nocte: ¿Dragonas? Puaj. Me da asco pensar lo que están viendo, pero el asco que me da no está muy alejado del asco que siento por lo que veo yo. ¿¡En serio ven dragonas!? ¡Despierten, par de estúpidos!
Kaiosera: El estúpido eres tú… No insultes a mis chicas.
Nocte: ¿Tus chicas?

Las sirenas al parecer absorbían parte del alma de Kaiosera y Athu con cada beso que les daban en alguna parte de su cuerpo.

Nocte: ¡ESAS COSAS VAN A ROBARLES EL ALMA!
Athu: No sé qué dices… Pero no te dejaré hacerles daño.
Kaiosera: Así es, si quieres lastimarlas deberás pasar sobre nosotros.

Nocte enfrenta una difícil situación: ¿Debe pelear con sus amigos para salvarlos?

Continuará.

Me tardé más de lo que pensé con este capítulo, pero ya está. Hice un dibujo que dejaré más abajo. Felices 5 años y 1 mes Belu, te amo muchísimo <3 Espero que te guste este capítulo.

Los soundtracks los pondré luego o los pondrá Belu quizás.

Los seis amuletos, para efectos imaginativos:

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Última edición por # Koji el Lun Dic 16, 2013 12:52 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Sáb Oct 05, 2013 7:40 pm

Day and Night
El salvador de Drakunia
Capítulo 22: El capitán matadragones

En capítulos anteriores, Nocte y Kaiosera habían terminado su entrenamiento y parten desde la montaña de Agnastar a buscar uno de los seis amuletos mágicos: Edad de Dragón, un poderoso reloj de arena que controla el tiempo. Este reloj había sido sacado del mar nada más y nada menos que por Drake, un pirata conocido como “el matadragones”, quien planeaba venderlo a un alto precio.

Poco a poco los amigos de Solet, las hadas y los Dark-Slayers se enteran de la situación sobre los seis amuletos que antes formaban parte del colgante en el que se selló a Lunaris y que ahora estaban separados por el mundo. Deciden entonces enviar a Azark y Krirhim para una misión importante: ayudar a Nocte a encontrar el reloj lo más pronto posible o no serían capaces de continuar buscando los otros amuletos.

Pero Nocte atravesaba una situación más difícil: Una dulce melodía había hecho caer a Kaiosera por alguna razón, en una isla que parecía desierta. Al despertar, se consigue con que sus amigos, tanto Athu como Kaiosera, han sido seducidos por sirenas y que la única manera de despertarlos de su ilusión es luchar contra ellos.

Kaiosera: Ya, Nocte, no nos hagas lastimarte. Vete y déjanos en paz con las chicas.
Nocte: Hmph… Tendré que pelear con ustedes entonces para hacerlos reaccionar.
Athu: ¡Atrévete a acercarte! ¡Te haré una llave y te destruiré, maldito!
Nocte: ¡Esa es una boca muy grande para un dragón tan pequeño e inútil!
Athu: ¿¡Qué dijiste!?

Athu se disparó a una velocidad increíble hacia Nocte, derribándolo. Luego de eso, lo tomó por un brazo y lo levantó en el aire, dándole vueltas y lanzándolo contra una palmera, con la que se chocó muy fuerte. Seguido a esto, varios cocos cayeron de dicha palmera, golpeándolo en diferentes partes.

Nocte: Agh… ¿Desde cuándo tú…?
Athu: ¡No me subestimes!
Nocte: *Piensa: ¡Joder, es cierto!

Nocte recordó algunas palabras de su maestro.

Nocte: Maestro Koji… ¿Por qué tanto interés en Athu?
Koji: Es algo que sabrás en su momento, Nocte-san.
Nocte: Pero es un dragón pequeño e insignificante…
Koji: Hace algún tiempo un guerrero dragón pequeño e insignificante se adentró sin idea alguna a un bosque horrible y venció a los peores enemigos con los que se podría haber topado, revelando ser un gran luchador. ¿Por qué con Athu no pasaría igual? El mejor perfume viene en frascos pequeños.
Nocte: Oiga… ¿Se refiere a mí con eso del pequeño e insignificante guerrero?
Koji: Me refería a mí, pero bueno, también sirve contigo.
Nocte: Pero… ¿¡Cómo se defenderá!? ¡No sabe nada!
Koji: Le he enseñado a la par que te enseñaba a ti. Él sabe todas las técnicas de combate que sabes tú.

Nocte terminó de acordar lo que había dicho Koji y entonces vio a Athu.

Nocte: Así que eso es lo que te enseñó el maestro.
Athu: ¡Sí, así que ten mucho cuidado conmigo!
Kaiosera: Ustedes dos hagan lo que les dé la gana, yo me quedaré un rato más con las chicas.

Las sirenas seguían absorbiendo el alma de Kaiosera lentamente, mientras Athu los defendía.
Nocte se levantó,  se limpió y vio con muy mala cara a Athu.

Nocte: Se acabaron las estupideces, nos vamos de aquí.

Athu volvió a atacar a Nocte con mucha rabia, pero Nocte interceptó el ataque, tomando control sobre el cuerpo de Athu con una llave, y luego levantándolo en el aire y lanzándolo hacia una de las sirenas, que cayó lastimada, quitándole el control a Athu.

Kaiosera: ¿¡Qué has hecho!?
Athu: Agh… ¿Qué pasó?

La otra sirena rugió fuertemente hacia Nocte, molesta. Kaiosera se levantó muy molesto, dispuesto a pelear contra su domador.

Kaiosera: ¡Has ido muy lejos! ¡Te comeré vivo!
Nocte: ¡Por Dios, Kaiosera, cálmate!

Una fuerte llamarada golpeó a Kaiosera de lado, tumbándolo, y luego otra fue disparada hacia la sirena que seguía de pie, haciéndola huir. La otra se escurrió llevándose a Athu y se alejaron hacia el mar.

Nocte: ¡Athu!

Nocte vio quien había disparado la llamarada. Era Sindraziel, el dragón de Azark, quien venía con este último y con Krirhim.

Azark: Vaya, te hacen falta tus dark-slayers, sin ellos no eres nada.
Nocte: ¡Tú…! ¿¡Qué haces aquí!?
Azark: Vine a ayudarte a encontrar el reloj de arena.
Krirhim: Nos volvemos a ver.
Nocte: ¿Y esa hada prepotente?
Krirhim: ¡Oye!
Azark: Opino lo mismo que tú, no sé qué hace aquí, pero me hicieron traerla.
Krirhim: ¡Cállense los dos, malditos, o los mataré!
Nocte: Déjense de tonterías… Hay que salvar a Athu.
Azark: ¿Quién es Athu?
Nocte: Ese pequeño dragón que se llevaron las sirenas…

Nocte vio a Kaiosera tumbado, recuperando la conciencia, y fue con él.

Nocte: Kaiosera, amigo, ¿Estás bien?
Kaiosera: Me duele la cabeza… ¿Dónde está Athu?
Nocte: Se lo llevaron.
Kaiosera: ¿¡Qué!? ¿¡Quiénes!?
Nocte: ¿No recuerdas nada? Las sirenas que los tenían a ustedes dos. Posiblemente te hubiesen llevado a ti también si fueses más pequeño.
Kaiosera: Así que me tuvieron unas sirenas… ¿Y a ti por qué no te pasó nada?
Nocte: Pues supongo que es porque yo ya tengo a alguien.
Azark: ¿A alguien?
Nocte: Te contaré de eso luego. A propósito, me dijeron que tenías algo que contarme.
Azark: Hmph… Te lo diré en otro momento, hay que salvar a tu amigo. A propósito, ¿Los dragones pueden respirar bajo el agua?
Sindraziel: Algunos, es posible que ese pequeño dragón sí pueda, pues es verde.
Kaiosera: Hay que apresurarnos, las sirenas nadan increíblemente rápido… Ahora mismo podrían estar a leguas de aquí.
Nocte: Vale.

Nocte se subió al lomo de Kaiosera y tanto Sindraziel como él abrieron vuelo rápidamente, sobrevolando las aguas del nuevo océano y buscando las sombras de las sirenas bajo la superficie.

Tras horas buscando, Kaiosera y Sindraziel estaban muy cansados y no podían seguir volando. Visto esto decidieron pararse a descansar en algún pequeño pedazo de isla. Sentían mucha hambre también, y estaban muy preocupados, pues, en ese momento, Athu podría estar muerto.

Se hallaban sentados en una orilla, tomando leche de un coco, viendo el mar, aunque desde cierto punto ya no se podía ver nada, pues estaba lleno de neblina.

Nocte: Maldita sea… Tendría que haber protegido a Athu con todo lo que pude.
Krirhim: No fue tu culpa.
Azark: No creo que lo maten… Cuando golpeaste a ese dragón ya no estaba hipnotizado, se debe haber logrado defender solo.
Nocte: ¿Eso crees?
Azark: Sí…
Nocte: ¿Qué era lo que tenías que contarme?
Azark: … Bueno…
Nocte: Espera, ahora que caigo, ¿Qué haces con ese dragón?
Kaiosera: Me recuerda a…
Nocte/Kaiosera: ¿¡Alumbria!?
Sindraziel: Eso solía ser.
Kaiosera: ¿¡Qué hace Alumbria aquí!? ¡No puede ser que no me haya dado cuenta! A decir verdad, Nocte… Ese chico se parece mucho a…
Azark: …
Nocte: ¿A mí? Dime, Azark, ¿Es eso lo que me ibas a decir? ¿Que eres mi hermano?
Azark: Así es.
Nocte: Jaja… *Toma un sorbo del coco* No te preocupes, ya lo sabía.
Azark: ¿¡Eh!?
Nocte: Desde el momento en que te vi por primera vez, luego que Lunaris dejara de poseerme… Me di cuenta en seguida. Fue algo extraño, ¿Sabes? El poder de la sangre…
Azark: Entonces, ¿No te importa? Nuestro padre es…
Nocte: lo que sea mi padre no tiene que ver nada contigo o conmigo, ¿No? Somos personas diferentes. Sus errores no tienen por qué caer sobre ti… Y que no tengamos la misma madre no significa que dejemos de ser hermanos. Lo que me preocupa es… ¿Qué hace ese dragón contigo?
Azark: Lo encontramos moribundo en Atraska. Casi nos aplasta…
Kaiosera: Entonces… ¿No puedes volver a Drakunia?
Sindraziel: Así es… A menos que vaya con Azark…
Nocte: Entonces planeas ir allí y… ¿Matarnos a Kaiosera y a mí, no es así? Por eso te ligaste a Azark.
Sindraziel: No es así; los sentimientos de Azark me conectaron a su cuerpo. Yo no me ligué a él voluntariamente, él me conecto a su cadena de domadragones inconscientemente y a la fuerza. Lo que haga a partir de ahora es decisión de Azark… Pero ya no quiero volver a Drakunia. Azark me salvó y le debo la vida… Y mi padre… No podría verle la cara.
Nocte: …
Kaiosera: Estás al tanto de que iré y acabaré con él, ¿No es cierto?
Sindraziel: Lo sé… Pero eso ya no me importa. He sido tratado como un esclavo toda mi vida.
Nocte: Y, Azark, ¿Qué es lo que quieres hacer tú?
Azark: … Terminar la guerra y convertirme en el Rey de Urr.
Kaiosera: ¿¡Eh!?
Sindraziel: …
Nocte: *Sonríe* ¿Es así?... Ya veo.
Kaiosera: Nocte, pero tú…
Nocte: Lo sé. Dejemos que el tiempo pase, hay cosas que hacer antes de preocuparnos por eso. Hay que salvar a Athu, para empezar.
Kaiosera: Pero no lo puedo oler…
Nocte: Athu vino a nosotros por primera vez. Siempre que se pierde es él quien aparece… En algún momento lo encontraremos.

Nocte se levantó y tiró la corteza vacía del coco al suelo. Ya habiendo llenado sus estómagos con algo, decidieron elevar vuelo nuevamente para buscar a Athu.

Pero mientras tanto, Athu ya había sido encontrado por alguien. Drake, el cruel pirata, lo había subido a su enorme nave y lo había atado en un palo.

Athu: ¡Suéltame! Maldita sea… ¿¡Por qué todo el mundo me secuestra!?
Drake: No soltaré a un pequeño e insignificante dragón como tú. ¿Sabes cómo me llaman?  Soy conocido por cada uno de los nueve mares como “el matadragones”.
Athu: ¡Eres un matamoscas, eso es lo que eres! No tiene sentido lo que dices porque… Para empezar… ¡ESTA NAVE ES UN PUTO DRAGÓN!
Voz: ¿Se dio cuenta?
Drake: ¡vaya vaya vaya, amiguito! ¡Así que tenemos un sabelotodo a bordo! Dime, ¿Cómo es que reconociste que mi nave era un dragón?
Athu: ¡Pues porque soy un dragón! Bueno… No precisamente… ¡Pero sé que esta nave es un dragón! ¡Un dragón azul de cuello largo, específicamente! Mi maestro me enseñó todo sobre los otros dragones…
Drake: Vaya vaya, sabes mucho. Te lo diré entonces: Su nombre es Nataivel, y es exactamente como yo. Nuestros destinos se cruzaron cuando ambos fuimos expulsados de nuestra tierra natal. Nos convertimos en socios, y me ha dado parte de sus poderes. Con ellos he aniquilado a miles de dragones marinos y bestias de cualquier tipo. No hay nadie más temido que yo en ninguna masa de agua.
Athu: No me interesa.
Drake: Bueno, ya que sabes tanto, rata de alcantarilla, quizás sepas decirme qué es esto.

Drake pateó un cofre que tenía justo al lado. Este se abrió por la fuerza de la patada, ya que no estaba sellado con llave, y de él sacó el reloj dorado: el Edad de Dragón.

Athu: ¡Es el Edad de…! *Se queda callado*
Drake: ¡Ajá! ¡Así que sabes, maldita mierda! ¡Dime qué es esto y para qué sirve! *Le echa la cabeza para atrás*
Athu: ¡Argh! ¡Es un objeto muy poderoso, y debes dárselo a un domador de dragones! ¡En tus manos puede significar la destrucción de este mundo!
Drake: ¿¡Entonces puedo dominar el mundo con esto!?
Athu: No es eso lo que quise decir…
Drake: ¿¡Para qué venderlo!? ¡Con esto tendré todo el dinero del mundo! ¡Gracias, pequeño bagre!
Athu: ¿¡BAGRE!? ¡Estás muy equivocado! ¡Esa cosa…!
Nataivel: No lo escuches, Drake. Con eso podremos no solo dominar este mundo, sino también el mío.
Drake: ¡AJOY! ¡Así que tú también te emocionaste! ¡Pues está decidido, Nataivel! ¡Iremos a ese mundo tuyo! *Se guarda el reloj en su traje de pirata*
Voz: ¡Suelten a Athu!
Oficial: ¡Señor! ¡Se aproximan dos objetos de gran tamaño por los costados de la nave!
Drake: ¿¡Qué!? ¿¡Por qué no avisaron antes!?
Oficial: ¡Aparecieron muy rápido!

El barco recibió varios impactos desde los costados, como explosiones de fuertes cantidades de fuego chocando.

Se escuchó un chillido agudo: la voz de Nataivel herido.

De entre la neblina se pudo ver a Kaiosera con Nocte en su lomo y por el otro lado a Azark subido a lomos de Sindraziel junto con Krirhim.

Drake: ¿¡Dos dragones, eh!? ¡Más presas! Son amigos tuyos, ¿¡Verdad!? *Patea a Athu*
Athu: Pensé que nunca me encontrarían…
Nocte: No te íbamos a abandonar, enano.
Athu: Hmph >_>
Nocte: ¡Athu! ¿¡Quién es este tipo!?
Athu: ¡Se llama Drake, es un pirata muy peligroso! ¡Ten cuidado con este barco, es un dragón!
Nocte: ¿¡Qué!?
Athu: ¿¡Kaiosera y esa cosa no se dieron cuenta!?

Un potente chorro de agua golpeó a Kaiosera, tirándolo al mar junto con Nocte.

Azark: ¡Nocte!
Krirhim: ¡Cuidado!

Otro chorro igual se dirigía a Sindraziel, pero Krirhim creó una barrera protectora que lo hizo rebotar.

Drake: ¿¡Qué es esa mariconada de ahí!? ¿¡Un hada!?
Nataivel: Eso parece…
Krirhim: ¡Oye!
Azark: Esa cosa… ¿Nos disparó un chorro de agua de su boca?  Entonces es verdad… Ese barco es un dragón…

De la cubierta del barco salieron varios tentáculos que intentaron tomar a Sindraziel con sus dos tripulantes. Éste los esquivó como pudo, pero de alguna manera lo acorralaron. Sin embargo, del agua surgió Nocte, con una espada negra muy brillante, y cortó cada uno de los tentáculos.
Nocte lucía molesto, y tenía los dientes más largos.

Azark: ¡Nocte! ¡Estás bien! ¿¡Y Kaiosera!?
Nocte: Está aquí *Muestra el arma*

Mientras iba cayendo de nuevo al agua, Nocte abrió unas enormes alas en su espalda y voló alto, dirigiéndose al capitán Drake con su espada. Éste desenvainó la suya y bloqueó el ataque, aunque el poder de la espada de Nocte era mucho más poderoso, y comenzó a destruir parte del barco, llevando todos estos pedazos hacia Drake, quien fue impactado. Además, antes de eso, la espada de Nocte quebró la de Drake y le hizo un corte en medio del pecho, aunque no fue muy profundo.

Oficiales: ¡Capitán!

Nocte vio a los oficiales: dracónicos; hombres dragón, engendros influenciados por el poder de un dragón. Estos se abalanzaron hacia él con espadas y sables para defender a su capitán.

Nocte se pudo defender de algunos, pero los otros lo estaban acorralando.

Azark: Necesita nuestra ayuda.
Krirhim: Yo me encargo, tú libera al dragón.

Krirhim sacó sus espadas y voló a gran velocidad hacia el barco. A la velocidad de la luz, disparó cargas eléctricas a través de los cuerpos de los oficiales, cortándolos con su espada y derribándolos.

Mientras tanto, Sindraziel aterrizó en la nave y soltó a Athu.

Nocte: Gracias, pero no hacía falta.
Drake: Jejeje… Veo que te subestimé.
Athu: ¡Nocte, ese pirata tiene el Edad de Dragón!
Nocte: ¿¡Qué!?
Athu: ¡Lo tiene dentro de su traje de pirata!
Drake: Así que buscas ese reloj… ¿¡Tú también quieres dominar al mundo, eh, sabandija!?
Nocte: ¿¡Dominar al mundo!? ¿¡De qué hablas!? ¡Necesito ese reloj para ir a Drakunia y liberarla de la tiranía por la que está siendo sometida!
Drake: ¿Qué es eso de la tiranía, Nataivel?
Nataivel: Este humano está en contra del Rey de Drakunia
Drake: ¿No es quien te expulsó?
Nataivel: ¡Sí, pero si tenemos ese reloj podremos hacer lo que queramos!
Athu: Tienen una idea equivocada sobre el reloj…
Nocte: Pues no les dejaré tener ese reloj…
Drake: ¡Intenta quitármelo, maldita mierda!

En cuestión de segundos Nocte ya estaba frente a Drake, y cortó de manera horizontal su abdomen. Este se convirtió en agua y la espada lo traspasó.

Nocte: ¿¡Qué!?
Drake: ¡Es el poder que me ha dado Nataivel! No soy un mago, pero al estar tanto tiempo con él… Me he convertido en un hombre de agua.
Nocte: ¿¡Por qué no usaste ese poder cuando te ataqué por primera vez!?
Drake: No contaba con los pedazos del barco que intentarían golpearme ni con que mi espada se rompería… ¿Qué es ese poder tuyo, eh?
Nocte: Hmph… No te interesa.
Drake: ¡Vaya! ¡Parece que te crees muy rudo!

Los tentáculos de Nataivel tomaron de nuevo a Athu, quien estaba desprotegido, y lo elevaron por los aires, dejándolo en los brazos de Drake, quien puso una navaja en su cuello.

Athu: Agh…
Nocte: ¡Athu!
Krirhim: oh no…
Drake: Ya no eres tan valiente, ¿O sí? Ríndete y no le pasará nada a tu mascota.
Athu: ¡No soy su mascota! ¡Agh! *Drake lo aprieta más*
Nocte: Maldito…
Kaiosera: Nocte… No lo escuches… Podemos salvar a Athu.
Nocte: *Piensa: Pero… Kaiosera…*
Kaiosera: Escucha… Cuando cortamos su abdomen, sus piernas dejaron de moverse y se aflojaron, empezando a temblar mientras su abdomen se convertía en agua… Mientras la conexión de alguna parte de su cuerpo se pierda con su cerebro, no puede mover esa parte. Si cortas su hombro no podrá cortar a Athu con esa navaja; su mano caerá. Eso te dará tiempo de quitar a Athu de sus manos sin peligro.
Nataivel: ¡Drake, ten cuidado con tu brazo derecho, intentarán cortarlo!
Nocte: ¿¡Qué!? Esa cosa te puede oír…
Kaiosera: Es cierto… Es un dragón… Puede oír lo que digo.
Drake: ¿Así que ibas a jugarme un truco sucio? Vaya vaya… Eso está muy mal, ¿Sabes?
Nocte: ¡El único que está jugando sucio eres tú, devuélveme a Athu y ese reloj!
Drake: Pues si quieres a tu amigo como se llame y el reloj… Deberás darme algo más valioso… ¡Dame esa espada!
Nocte: No entiendes… Esta espada es un dragón y en el momento en que la suelte, volverá a ser un dragón.
Drake: Tener un dragón que se convierte en espada… No suena mal.
Nocte: Sólo funciona conmigo.
Drake: Uhm… Entonces hay algo más valioso que quiero… ¡ENTRÉGAME A ESA HADA!
Krirhim: ¿¡Qué!?
Nocte: ¿¡Para qué quieres un hada!?
Drake: Quiero absorber su poder… Con el poder de absorción de agua que me dio Nataivel.
Kaiosera: Antimagia Azul… Pero ese tipo no es un domadragones…
Nataivel: Me expulsaron de mi tierra por esa razón…
Nocte: ¿Eh? ¿Nos hablas a nosotros?
Nataivel: Puedo darle mi magia a cualquier ser vivo, aun cuando Drake nunca pudo usar magia… Yo le di una.
Kaiosera: ¡Espera! Nataivel… Lo recuerdo… Cuando yo era muy pequeño, su caso se hizo oír en toda Drakunia… Le dio el poder de la antimagia a un hada que se infiltró en Drakunia y al tener ambos poderes, el hada destruyó varias ciudades. Mi padre tuvo que encargarse del asunto personalmente…
Krirhim: ¿Un hada delincuente en Drakunia? Recuerdo que expulsamos a un hada conflictiva hace mucho. Su nombre era Sinrhim.
Drake: Si tuviese el poder de un hada y un dragón… Sería tan poderoso como lo fue esa hada y podría dominar el mar y el mundo entero… No necesitaría este reloj.
Nocte: No pienso entregarte a Krirhim…
Krirhim: Si es para obtener el reloj… Lo haré.
Nocte: ¿¡Qué!? No lo hagas…
Azark: Es cierto… Es una locura… De cualquiera de las dos formas, él destruiría el mundo…

Nocte vio a Krirhim un momento y éste asintió.

Krirhim: Bien… Me entregaré… Pero dile a tu dragón que me tome.

Nataivel llevó uno de sus tentáculos hacia Krirhim y lo apretó fuertemente.

Nocte: Ahora suelta a Athu

Drake soltó a Athu como si nada, y lo pateó hacia Nocte.

Drake: ¡Puedes quedarte con esa basura! ¡Y con esto también! *Le tira el reloj de arena y Nocte lo atrapa con las manos* ¡No necesito nada de eso! ¡De todos modos, lo recuperaré cuando tenga el poder de esta hada y pueda destruir mi tierra natal y todos los cuarteles de la marina que me siguen!

Nocte: ¡Ahora!
Drake: ¿¡Eh!?

Azark se subió a Sindraziel junto con Athu y volaron alejándose del barco rápidamente, mientras que Nocte clavó su espada en la cubierta del barco, usando el poder de gravedad para manejar la madera que estaba bajo él y juntarla en una gran esfera que lo cubrió completamente por todos lados, y que luego se suspendió en el aire.

Nataivel se alarmó, pues se imaginaba lo que iba a pasar, pero era demasiado tarde.

Un enorme rayo cayó del cielo, hacia Krirhim y éste se llenó de electricidad, descargándola toda en el cuerpo de Nataivel, quien se comenzó a retorcer por el alto voltaje que lo estaba recorriendo, además de estar sobre el agua. La electricidad no tocó a Drake pues estaba aún sobre algunos pedazos de madera de la cubierta, y sólo pudo ver como su “socio” se electrocutaba.

Drake: Nataivel… No…

Krirhim dejó de descargar electricidad y los tentáculos lo soltaron por sí solos.

Drake: ¿En qué momento… Planearon todo eso?
Krirhim: Las hadas tenemos poderes telepáticos. Nocte me miró y eso me señaló que quería hablar conmigo. Usé parte de mi energía para oír lo que planeaba y luego me comuniqué con los demás mientras me dejaba tomar por ustedes.

Drake: No puede ser que un montón de mocosos, un par de dragones enclenques y un hadita me hayan vencido… Nataivel… Nataivel, responde.
Krirhim: La descarga fue muy grande y debajo de él había un conductor: el agua. Nataivel ya no vive.
Drake: ¡Tú! ¡MALDITA HADA, TE MATARÉ! ¡LOS MATARÉ A TODOS USTEDES!

Drake se convirtió en un hombre mitad dragón, sin alas pero con grandes aletas, y elevó sus manos, que llamaron a las grandes olas, dirigiendo dragones hechos de agua hacia Krirhim y Azark (olvidándose de Nocte), para matarlos. Sin embargo, la madera que cubría a Nocte se disparó hacia él, clavándose en diferentes partes de su cuerpo sin darle oportunidad de reaccionar para convertirse en agua, y dándole muerte al atravesar su cabeza.

Krirhim: Esto… Ha terminado.
Nocte: Sí…

Kaiosera volvió a su forma normal, y Nocte se subió a él. Krirhim también se subió con él, para dejar de volar y descansar.

Azark: Entonces ahora que tienes ese reloj… El tiempo volverá a la normalidad.
Nocte: ¿A la normalidad? ¿Qué quieres decir?
Azark: Mientras Drake tenía ese reloj, los días en otros lugares se estaban repitiendo una y otra vez. Por lo visto, mientras más me acercaba al punto donde estaba Drake, el tiempo comenzaba a correr más lento. Si mi teoría es cierta, no debe haber pasado ni una hora fuera del epicentro desde que llegué a salvarte de las sirenas. Es decir… Aunque hayamos estado un día completo aquí, allá no debe haber pasado mucho tiempo.
Nocte: Entiendo… Por cierto… ¿Cómo sabías del reloj y por qué lo necesitan?
Azark: ¿No lo sabes? Tú estabas intentando destruir los amuletos, en especial este.
Nocte: ¿Qué? ¿Por qué? ¿Cuándo?
Azark: Mientras estabas poseído por Lunaris dejaste varias notas en tu castillo. Este amuleto y otros cinco son los componentes del colgante que llevas en el cuello. Son el sello que mantenía a Lunaris ahí adentro, pero se fue debilitando y los amuletos quedaron regados por el mundo… Por eso Lunaris los quería destruir.
Nocte: Entonces debo regresar con este reloj una vez lo haya usado…
Azark: Así es.
Nocte: Entiendo… Ve con ellos y diles que el reloj ya está en buenas manos. Debo ir a Drakunia ahora…
Sindraziel: Entonces es el momento, ¿No?
Kaiosera: Sí. Volveremos con nuestro maestro y luego iremos a Drakunia.
Sindraziel: Ya veo… Suerte entonces, mi padre no es un oponente fácil, y tampoco lo es Quasar.
Azark: ¿De verdad estás de acuerdo con eso?
Sindraziel: Mientras tú lo estés…
Azark: Vale, entonces suerte, herm… Nocte.

Krirhim voló hacia Sindraziel y tomó a Athu de su lomo, llevándolo hasta el lomo de Kaiosera nuevamente, y luego devolviéndose al de Sindraziel para irse con Azark.

Nocte: Athu, ¿Lograste recordar algo?
Athu: Aún no…
Nocte: Ya veo. Adiós entonces, Azark.
Krirhim: Un momento.
Athu: ¿Uhm?
Krirhim: Athu te llamas, ¿No? Te pareces mucho a un dragón que he visto muchas veces en pinturas…
Athu: ¿En pinturas?
Krirhim: Su nombre era… No, olvídalo. No puedes ser tú. Vayan con cuidado.
Athu: ¿¡Eh!? ¡Espera! ¿¡Qué ibas a decir!?
Krirhim: Fue solo una confusión. Vámonos, Azark.

Sindraziel emprendió vuelo rumbo al Témpano Errante nuevamente, con la buena noticia sobre el reloj. Athu quedó desconcertado, y Nocte quedó viendo el cadáver gigante de Nataivel, los oficiales de Drake, y al mismo Drake.

Kaiosera: ¿Qué pasa, Nocte?
Nocte: Este tipo de enemigos… Me imagino que en Drakunia serán mucho más fuertes.
Kaiosera: Eso es seguro… Pero volvamos con el maestro Koji, no tiene caso pensar en eso mucho tiempo.

Nocte ya tiene el Edad de Dragón, la pieza que le hace falta para ir a Drakunia, pero primero debe vencer a Quasar. Sin embargo, Solet y su grupo también deben conseguir los otros amuletos. En el siguiente capítulo sabremos cómo se las arreglan.

Y ahora, una sorpresa especial que les tenía preparada. El capítulo piloto del próximo fic que vendrá en el 2014

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=jc4zHyDADCU ]

La luna era hermosa ese día. Su luz se reflejaba en la superficie de un enorme lago, en cada gota de agua que se precipitaba al vacío desde las hojas de los árboles, que habían quedado impregnadas luego de una apacible lluvia.

En la orilla del lago, rodeada de pastizales y árboles, yacía una hermosa mujer de cabello negro y largo. Su pelo recordaba a la noche, pues era oscuro pero reflejaba la brillante y hermosa luz de la luna. Sus ojos eran azules, como dos zafiros, y su piel clara y suave a la vista. Llevaba consigo un camisón para dormir, pero le quedaba algo grande, y unos pantalones de pijama. Estaba descalza y sus brazos se curvaban alrededor de sus piernas, mientras su cabeza se dejaba descansar en ellos, viendo el reflejo de la luna en el agua.

Voz: Es hermosa.

La mujer se vio sorprendida por la voz de un hombre que a simple vista tenía la misma edad (o quizás no…). Su cabello era negro y rebelde, con varios picos a los lados, sus ojos grises, casi vacíos, pero eso no fue lo que le impresionó: tenía los dientes afilados como un tiburón, y sus orejas eran puntiagudas como las de un duende. Por si fuera poco, su piel era totalmente pálida, blanca al cien por cien, como si nunca en su vida hubiese sentido el Sol sobre ella.
Su ropa era algo extraña: Iba vestido con una franela negra sobre la cual llevaba una chaqueta del mismo color, con su cierre entreabierto. A esta ropa le acompañaban unos pantalones largos del mismo color característico, y para completar su conjunto monocromático, unos zapatos mocasines negros.

Chica: ¿Qué cosa es hermosa?
Chico: La luna. Está tan cerca pero tan lejos a la vez… ¿Sabes? Jeje.

El chico hizo un gesto con su mano, como intentando tomar la luna con ella, intentando demostrar lo pequeña que era entre sus dedos, aunque sabemos que no es así.

Chica: ¿¡Y quién eres!? ¿¡Cómo descubriste este sitio!? ¿¡Por qué estás aquí!?
Chico: Oye… Habla más bajo… Me atormentas.

El chico llevó su dedo meñique a su oído derecho e intentó rascarse, señalando lo ruidosa que era su compañera.

Chico: ¿Le haces tantas preguntas a un extraño? Sólo llegué aquí porque quería ver la luna y esos árboles me tapan. No sabía que había alguien aquí… Veo que los humanos son muy exagerados y escandalosos.

La chica estaba muy nerviosa: Sólo podía temblar, y ella misma no entendía qué pasaba. Se planteaba una y otra vez: ¿Por qué me siento así? ¿Qué es esta sensación de miedo? ¿Por qué me siento tan amenazada simplemente por su presencia?

Chico: Bueno… Si estás muy intranquila, me iré. Lo siento, bye.
Chica: Espera… ¿Cómo te llamas?
Chico: ¿Uhm?
Chica: Si sé tu nombre no serás un extraño, ¿No?
Chico: Bueno, no creo que deje de ser extraño por saber mi nombre. Mi hermano es muy extraño y nos conocemos desde que nacimos.
Chica: No me refiero a eso…
Chico: Como quieras, me llamo Mortem… De todos modos dudo que nos volvamos a ver.
Chica: ¿Mortem?
Mortem: Sí, ¿Qué pasa? ¿Nunca habías oído un nombre así?
Chica: No… La verdad no.
Mortem: ¡Oh, vamos! ¡Seguro tu nombre debe ser muy normal!
Chica: Me llamo Nii.
Mortem: ¿Nii? Uhm… Nii…

El chico se tomó el mentón con la mano derecha, como si estuviese pensando.

Mortem: No suena mal, pero nunca en mi vida había oído ese nombre.
Nii: ¿De dónde eres? ¿Por qué dijiste “humanos” hace un rato? ¿Acaso tú no lo eres?
Mortem: Pues claro que no, ¿¡Acaso has visto algún humano así!?
Nii: Bueno, yo… Espera… ¿Entonces qué eres? ¿¡ERES UN ALIEN!?

Nii se tiró hacia atrás, asustada de Mortem, haciendo un gesto muy chistoso con su cara.

Mortem: ¿Qué demonios es eso? O mejor dicho, ¿Qué demonios soy? Jajaja. El chiste es bueno porque soy un demonio.
Nii: ¿U-Un… Demonio?
Mortem: Sí, así es, un demonio, ¿Contenta?
Nii: ¿Viniste por mi alma?
Mortem: … ¿¡Pero qué idiotez es esa!? ¿¡Qué mierda crees que soy!? Ustedes los humanos tienen unas ideas muy extrañas… En fin… Me voy.
Nii: Espera… Pero… ¿Qué hace un demonio entonces en el mundo humano?

Mortem puso una cara muy seria y vio fijamente a Nii.

Mortem: Me sentenciaron al exilio. Simplemente no puedo volver a Nocheterna.
Nii: ¿Qué es Nocheterna?
Mortem: Nocheterna es el mundo de la oscuridad. Cuando es de noche en tu mundo, se abre un portal a Nocheterna. Me tiraron por ahí.
Nii: Entonces… ¿A dónde irás?
Mortem: Yo qué sé… Ya me las arreglaré.
Nii: ¿Qué comerás? ¿Dónde dormirás?
Mortem: ¿En serio te interesa tanto? Puedo estar días sin dormir y días sin comer… No me preocupa…
Nii: Conozco un lugar donde te puedes quedar…
Mortem: ¿Con humanos?
Nii: Sí…
Mortem: … ¿Por qué no? Llévame ahí

Mortem le dio la mano a Nii para ayudarla a levantarse. Ella dudó por un momento, pero se la dio.
Sin embargo, al momento de tocarse, una chispa salió de sus pieles y una pequeña llama se encendió por un momento, lastimando a ambos.

Mortem: ¿Qué fue… Eso?
Nii: No lo sé…
Mortem: Uhm… Lo siento, supongo que habrá sido culpa mía… De alguna manera.
Nii: Descuida, ¿Te ha pasado antes?
Mortem: No, han pasado cosas peores.

Nii quedó intrigada con esto último pero no le prestó más atención y simplemente se levantó por ella misma. Hecho esto se limpió la tierra y comenzó a correr descalza por la hierba, guiando a Mortem.

Nii: ¡Ven, por aquí!

Mortem la siguió corriendo también, algo desconcertado.

Mortem: ¡Eh, espera! ¿¡Por qué corres!?

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=lENhHAT0xXQ ]

No pasó mucho tiempo de su pequeña carrera, pues a sólo unos metros del lago, había una pequeña cabaña cuyas luces yacían encendidas y su chimenea echaba fuego. Nii entró por la puerta y la dejó abierta para Mortem, quien entró atrás de ella.

Todos los que estaban ahí vieron con mala cara al nuevo invitado. Mortem no se inmutó por las miradas y permaneció inexpresivo, analizando el sitio.

Nii: ¡Les presento a Mortem, es un demonio y fue exiliado de su mundo, así que está solo!
Hombre: ¿¡Traes un demonio a nuestra casa!?

Quien había hablado era un hombre de cabello corto y rojo con una pequeña barba de, por supuesto, el mismo color. Tenía los ojos marrones y estaba vestido con un kimono blanco y fumando de una pipa mientras estaba sentado frente a la chimenea. Todos las demás personas allí, que en mayoría eran niños o preadolescentes, le vieron con intriga, pero demostrando un gran respeto.

Nii: ¡No es malo! ¡No tiene a dónde ir! ¡Por favor, Ignem!
Mortem: Si me disculpan, me voy de aquí, no quiero ocasionar molestias.
Ignem: ¡Detente ahí!

Ignem se levantó rápidamente y se acercó a Mortem, mirándolo de frente, a solo unos cuantos centímetros de su cara, con una mirada muy desafiante. Mortem se mostró inmutable, con la misma expresión.

Ignem: No creo que seas un demonio… No tienes pinta de serlo…
Mortem: ¿Y qué más da si lo soy o no?
Ignem: Pruébalo.
Mortem: ¿Que pruebe ser un demonio? ¿Cuál es tu interés?
Ignem: ¡Demuéstralo y ya!
Mortem: Bueno, ¿Y cómo te lo demuestro?
Ignem: Hazme una maldad
Mortem: ¿¡Una maldad!? ¿¡Pero qué clase de tontería me estás diciendo!?

Ignem le vio con cara desafiante, esperando que hiciera algo. Mortem simplemente suspiró, y cerrando los ojos en gesto de conformidad, aceptó.

Mortem: Está bien… Ehm…

El chico hizo un puño en su mano derecha y luego sacó sus dedos índice y meñique hacia afuera y los acercó rápidamente a los ojos de Ignem, cegándolo por un rato.

Ignem: ¡AAAH! ¡MIS OJOOOOS! ¡ES UN DEMONIO, ES UN DEMONIO!
Mortem: ¿¡PERO QUÉ CLASE DE ESTUPIDEZ ES ESTA!?

Bueno, ese fue un pequeño fragmento de capítulo del fic que vendrá a principios del año que viene. Dejen sus opiniones sobre él y también aprovechen para dejar un nombre que les gustaría para el fic, pues yo aún no lo decido.
¡Que tengan buenas noches!
Te amo Belu <3

Y gracias a los pocos que me siguen leyendo Smile

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Última edición por # Koji el Lun Dic 16, 2013 12:51 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
@Bugs Bunny
Moderador
Moderador
avatar

Hibird : Bug&#39;s bunny
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 09/09/2010
Edad : 20
Localización : En tu nevera buscando una zanahoria.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Dom Oct 06, 2013 9:48 am

Ignem pls, staph, me encantaron los 2 capitulos, tanto D&N, como el nuevo cap, y sobre el titulo, no tengo ni la mas mínima idea, así que, adiós Very Happy.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
''El solo decir que soy diferente, es estar diciendo que eres normal.''
Volver arriba Ir abajo
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Mar Nov 05, 2013 2:22 pm

Day and Night
El salvador de Drakunia
Capítulo 23: Dragon ejecuta sus planes

En capítulos anteriores, Nocte y Kaiosera terminaron su entrenamiento de un año con el maestro Koji y se les fue encargado encontrar uno de los seis amuletos: El Edad de Dragón, con el que serían capaces de ir a Drakunia. Además de este amuleto, como ya dije, existen otros cinco, que deben ser juntados para poder sellar a Lunaris por siempre. Sin embargo, una de estas piezas se encuentra bajo el poder de Agnius, la mano derecha del Rey Dragon.
Es la misión de Research y Angerhim dar con el paradero de Agnius y recuperar esta pieza. Para esto, el Témpano Errante ha abierto vuelo nuevamente hacia Urr, pero será difícil atravesar la frontera.

Una hora luego de la partida de Azark, éste ya se hallaba de vuelta junto con Sindraziel y Krirhim, y entraron al salón principal, donde se encontraban todos.

Fairhim: ¿¡Qué hacen ustedes aquí!? ¿¡Están bien!?
Azark: Sí, sí. La misión ya está cumplida; Nocte tiene el reloj.
Solet: ¿Tan rápido?
Azark: Bueno, estuvimos allá durante casi un día, pero aquí no ha pasado ni una hora, ya que mientras más cerca estábamos del reloj, el tiempo corría más lento.
Fairhim: Tiene lógica…
Krirhim: ¿No faltan el tal Research y Angerhim?
Fairhim: Ya salieron. Gracias a la habilidad de Materialización de Research, es capaz de pasar desapercibido transformado en algún animal volador… Y a Angerhim casi no se le ve por su tamaño.
Azark: ¿Materialización? ¿Qué es eso?
Fairhim: Oh… Nada, se me salió. Es bueno que estés de vuelta. Ya nos dirigimos hacia Urr y seguro necesitaremos su ayuda.
Azark: Denme un descanso, joder. No he comido nada.
Krirhim: Ni yo tampoco.
Phoenix: ¡Luego soy yo el que siempre tiene hambre! ¡Estos comieron hace una hora y ya quieren comer otra vez!
Azark/Krirhim: ¡Que estuvimos allá por horas!
Phoenix: Golosos…

Organize apareció en la sala principal, corriendo como podía, y se cayó por las escaleras.

Destroyer: ¡Organize! ¿Estás bien?

Destroyer ayudó a levantarse a Organize, mientras éste anunciaba a gritos que ya estaban llegando a la frontera, que, según podemos recordar, ahora era el enorme mar.

Fairhim: Hhairhim, Krirhim, ayúdenme a poner la barrera. ¡Solet, tú también! ¡Serás el puente entre nuestro poder y el mundo humano! Es hora que pongamos en práctica lo que has aprendido durante todo este año.
Solet: ¡S-Sí, maestra!

Solet corrió hacia una de las terrazas del castillo, seguida por Fairhim, Hairhim y Krirhim, quienes iban volando.
Destroyer: Azark, tú deberías comer algo. Absorb preparó comida para ti y para Sindraziel.
Azark: ¿Qué comida le dan a Sindraziel?
Absorb: *Se acerca para unirse a la conversación* Los dragones son muy exquisitos con lo que comen, pero hemos alimentado a Kaiosera durante años. Los dragones pueden comer cualquier cosa si está bien preparada, pero lo que más aman es el metal.
Azark: ¿¡Los dragones comen metal!?
Absorb: Así es. Al digerirlo, las altas temperaturas de su cuerpo lo derriten y lo evaporan, convirtiéndolo en varias toxinas que ellos almacenan en su cuerpo. Estas toxinas endurecen su piel y aumentan la intensidad de su fuego. Les hace sentirse poderosos.
Azark: Vaya…
Absorb: Claro, tú tienes otro festín… Ve a la cocina y sírvete.
Azark: ¿No necesitarán mi ayuda?
Destroyer: No, las hadas harán el resto.
Takuma: Ya querría Phoenix que le hagan comida así…

Monique se acercó desde atrás a Azark y le puso la mano en la cabeza. Éste se asustó y, ya percatándose de quién era, se volteó molesto.

Azark: ¡Tía! ¡Deja de aparecer así!
Monique: Ven, deja de quejarte y vamos a comer.

Mientras ellos hablaban, Phoenix se había acercado a su maestro, Hazzel.

Phoenix: Maestro Hazzel…
Hazzel: ¿Qué pasa?
Phoenix: ¿Qué cree que le haya pasado a Kaltenhertz mientras no estábamos?
Hazzel: No sé… Confío en que mi hermano y mi familia la habrán cuidado bien.
Phoenix: Hmm…

Phoenix tenía un mal presentimiento dentro de sí mismo, y estaba muy angustiado. Algo no iba bien en Kaltenhertz.

En la terraza a la que había ido Solet, ya se podían ver varios barcos de la marina de Urr peleando con los hombres de Atraska, pero al verlos a ellos, concentraron todo el fuego en el castillo.

Capitán de la marina: ¡ATAQUEN A ESE CASTILLO VOLADOR! ¡NO DEJEN QUE ATRAVIESE EL MAR!
Fairhim: Es hora.

Fairhim, Krirhim y Hairhim dispararon rayos de energía de diferentes colores hacia Solet, quien mantenía una postura erguida, con las palmas de las manos juntas en su pecho. La energía comenzó a rodearla, como una capa, y ésta comenzó a decir unas palabras en un idioma inentendible.

Solet: O-Rhim Melody kerhim heimn. Rhim mol godrhim shun.

Dicho esto, a Solet le crecieron las orejas, como a un hada, y su cabello se hizo más largo. Comenzó a mover sus brazos entonces, con los codos flexionados, y dando vueltas en círculos con sus manos. La energía de Solet entonces se expandió por todo el castillo, formando una enorme burbuja: Un Rhim Mol gigante.

Esta burbuja protectora anuló todos los pequeños e insignificantes ataques que venían de los barcos, y Solet sólo la tenía que regular para las hadas, pues éstas no podían usar tanto poder en el mundo humano.

Fairhim: lo has hecho bien, Solet.
Solet: Gracias, maestra.

Gracias al escudo de Solet, el castillo pudo pasar el bloqueo, y pudo tomar su rumbo concreto hacia Kaltenhertz. Sin embargo,  algo pasó.

Un fuerte golpe se escuchó en el escudo. La energía de Solet se desestabilizó, pero pudo controlarla un rato más y endurecerla. El golpe volvió a sentirse 10 segundos después. Esta vez como un gran temblor en todo el castillo. Solet vanamente pudo resistirlo.

Solet: ¿Qué es… Lo que pasa?

Frente a ellos, volando, apareció Murdok, el director de Vulcan 9.

Solet: ¿¡Tú!? ¡Pero moriste en Atraska!
Murdok: Jajaja… ¡JAJAJAJA! *Se aferra a la barrera invisible creada por Solet*
Solet: ¿Cómo es posible que te agarres… De una barrera de energía?
Fairhim: ¿Conoces a este hombre?
Solet: Es el director de Vulcan 9… Lo vimos en Atraska intentando domar al Atraskuum y…

Murdok estaba abriendo el escudo con sus manos, como si fuese una persiana. Solet quedó callada, petrificada por el miedo.

Krirhim:  ¡SOLET! ¿¡QUÉ HACES!? ¡ENDURÉCELA!

Solet volvió a concentrar la energía de las hadas en la muralla, cerrando la pequeña brecha que había hecho Murdok, aunque no por mucho. Murdok seguía luchando por abrirla, sin quitar su cara de locura y demencia.

Hairhim: Este tipo… Está usando una magia muy extraña… una magia gris de manipulación de energía.
Fairhim: lo que significa que… Puede controlar cualquier tipo de energía a placer…
Solet: Claro… Así es como pretendía manipular la energía del Atraskuum.
Murdok: ¡Jajajaja… JAJAJAJA! ¡QUÉ LISTOS SON USTEDES! ¡NO PERMITIRÉ QUE DAÑEN LOS PLANES DE DRAGON-SAMA! ¡NOCTE DEBE MORIR!
Solet: ¿¡QUÉ!?
Krirhim: Iré a llamar a Absorb… Él es el único que…
Murdok: ¿¡ABSORB!? ¿¡DIJISTE ABSORB!? ¡ESA MIERDA ESTÁ AQUÍ! ¡INTERESANTE!

Krirhim escuchó lo que dijo Murdok, pero se apresuró a buscar a Absorb y a los demás. Al llegar al salón, alarmado, contó todo rápidamente a Absorb y le pidió que lo siguiera.

Organize: Iré contigo
Absorb: ¡No, no venga nadie más!

Absorb corrió detrás de Krirhim hacia la terraza, donde Solet seguía luchando contra Murdok, evitando que entrara.

Absorb vio a Murdok, y ambos cruzaron miradas. Murdok se puso más sádico aún, con una mirada completamente desquiciada.

Murdok: ¡Así que es verdad! ¡Estás con Nocte después de todos estos años, Akron!
Absorb: Maestro…
Solet: ¿¡Maestro!? ¿¡Akron!? ¿¡De qué mierda hablan!?
Murdok: Cuéntales Absorb… Cómo me traicionaste por unirte a Nocte… Cómo traicionaste a Vulcan 9…
Absorb: Está equivocado… Yo… Tuve que hacerlo por salvar a Urr.
Murdok: ¡LA SALVACIÓN DE URR SOLO ES CAPAZ CON LORD DRAGON! ¡ÉL SERÁ NUESTRO SALVADOR! Y tú… Asesino… ¡Pagarás por haberme matado!
Solet: ¿M-Matado…? Pero… Azark te mató en Atraska.
Murdok: ¿Crees que sacarme unas venas es suficiente? JAJAJAJA Pequeña niña… Puedo controlar la materia, la energía. Toda la vida está hecha por energía… El universo fue hecho por energía… Yo… ¡Puedo mantener la energía dentro de mi cuerpo y no morir jamás! ¡Y todo gracias a Lord Dragon!... Pero debería agradecerte a ti, Absorb, por matarme y darme este poder en el inframundo… ¡Un poder hecho para vengarme de ti!
Fairhim: Entonces este sujeto fue revivido por una piedra filosofal… Y si Absorb lo mató… La piedra filosofal le dio un poder que contrarrestara el de Absorb…
Absorb: Maestro… Yo…
Murdok: ¡Ahórrate tus palabras! ¡Destruiré este castillo al igual que destruí Kaltenhertz!
Todos: ¿¡Qué!?
Murdok: ¿No me creen? ¿No les suena esto?

Murdok quitó una de sus manos de la brecha que había hecho en el escudo y la llevó a su chaleco, de donde sacó el colgante de zafiro.

Solet: Tú…

Murdok se guardó nuevamente el colgante y luego puso su mano en la brecha. Nuevamente volvió a hacer fuerza, y Solet, desconcertada y asustada, no pudo mantener el Rhim Mol. Murdok pudo abrir la barrera y luego esta cayó. Golpeó a las hadas, que estaban cansadas, tirándolas a un lado, y luego tomó a Solet del cuello.

Murdok: Tú debes ser Solet… Lord Dragon fue muy claro con nosotros… debemos llevarte al castillo para darle tu poder…
Solet: ¿Nosotros?
Murdok: No importa… Nos vamos de aquí, y luego haré volar este castillo.
Absorb: ¡Tú no vas a ninguna parte!

Absorb extendió su enorme lengua, golpeando el brazo de Murdok y haciendo que soltara a Solet por un momento.

Murdok: ¿Quieres apresurar tu muerte entonces, pequeña rata traidora? Pues bien…

Murdok se movió a una velocidad increíble: más rápido que la luz. Entonces golpeó a Absorb en el estómago con una gran cantidad de energía, mandándolo a volar escaleras abajo, y rompiendo el techo, enviándolo justo donde estaban los demás, en el salón.

Azark había llegado al salón junto a Monique. Viendo a Murdok, se confundió muchísimo.

Azark: Tú… Tú estabas muerto…
Murdok: Tú eres ese chiquillo insolente que me atacó en Atraska…
Absorb: Azark… Aléjate de él…
Monique: Ese hombre es…
Hazzel: ¿¡Murdok!?
Murdok: Es increíble… Incluso tú, Hazzel, amigo de nuestro señor Dragon, has caído en las manos de Nocte… Me encargaré de destruirlos a todos ustedes, traidores de Urr… Al igual que destruí tu academia, Hazzel.

Hazzel: ¿¡Qué!?
Murdok: Era increíble… Tu hermano pidiendo clemencia… Tus alumnos huyendo… Cada muro de ese sitio cayendo poco a poco…
Hazzel: No puede ser… Es imposible… Tú…
Murdok: Jaja… Ninguno de ustedes puede vencerme…

Hazzel intentó levantarse y congelar a Murdok, pero éste levantó sus manos e inmediatamente todos cayeron al suelo, sin energía.

Hazzel: ¿Qué has…?
Absorb: Ahora puede manipular la energía… Él murió durante el ataque de Nocte a Vulcan 9… Y yo lo maté… Fue revivido por una piedra filosofal…
Azark: ¿Por qué no decidiste usar el Atraskuum entonces?
Murdok: Mi poder no era tan grande en ese tiempo y tuve que huir… Pero ha pasado un año y me he vuelto mucho más fuerte e imparable…
Azark: Así que es eso…

Mientras hablaba, Azark llamaba a Sindraziel con el pensamiento.
En un corto tiempo, Sindraziel apareció para ayudar a Azark, rompiendo una de las ventanas, y echando fuego hacia Murdok, quien lo quitó del medio manipulando la energía que había dentro del fuego, y luego, controló a Sindraziel en el aire, lanzándolo hacia Azark y los demás, quienes fueron aplastados.

Phoenix: ¡Azark!
Murdok: Ahora a terminar lo que tenía que hacer…

Murdok se devolvió hacia la terraza, para buscar a Solet.

Azark: Agh…

Sindraziel se quitó de encima de Azark y los demás lo más rápido que pudo, y estos se levantaron. Azark no parecía tan herido, pero Monique, Absorb, Takuma, Organize y Hazzel estaban bastante adoloridos. Algunos huesos se les habrían roto.

Azark: ¿Qué es lo que quiere ese pedazo de mierda aquí?
Absorb: Va a… Destruir el castillo… Y llevarse a Solet.
Takuma: ¿¡A Solet!? ¡No podemos permitirlo!
Organize: Debe haber alguna forma de detenerlo…
Absorb: No hay… Ninguna que conozca… Al menos yo…

Solet apenas se levantaba, y las hadas estaban muy adoloridas.

Solet: Maestra… ¿Está bien?
Fairhim: Solet… El enemigo es muy fuerte…
Solet: Debemos hacerlo… Debemos fusionarnos…
Fairhim: Aún no estás preparada… Tú incluso podrías…
Solet: ¿Morir? Lo sé… pero si no lo derrotamos… Perderemos el colgante… Destruirá este castillo… Y Kaltenhertz habrá sido destruido en vano… Y no podemos permitirnos perder esta guerra… Nosotros necesitamos vencer… Para revivir a todas las hadas, para hacer pagar a Dragon por sus crímenes, para reconstruir Atraska y Urr… Para ser libres.
Fairhim: Solet…
Murdok: Bien… *Mientras sube las escaleras* Es hora de irnos, Solet.
Solet: No será así… El único que se irá serás tú… Maestra Fairhim, ¿Lista?
Fairhim: Solet… ¡No lo hagas!
Solet: ¡Rhim Fuss!

Un brillo impresionante cubrió a Fairhim y a Solet, cegando a Murdok, quien no sabía lo que pasaba. Los cuerpos de Fairhim y Solet se fusionaron, convirtiéndose en una sola. Ahora Solet tenía seis alas de hada en la espalda, de color rojo. Sus orejas eran más largas y ahora llevaba una corona sobre su bello cabello dorado.

Murdok: no importa lo que seas… te controlaré igual.

Murdok levantó su mano hacia Solet e intentó tomar control sobre la energía de su cuerpo, pero no pudo: era demasiado densa. Era la energía densificada de Fairhim dentro del cuerpo de Solet.

Krirhim: lo logró… Solet se fusionó con la reina Fairhim.
Voz (Dentro de la cabeza de Solet): Solet… No tenemos mucho tiempo antes que la fusión se rompa… Encárgate de él.
Solet: ¡Sí!

Solet desapareció de la vista de Murdok, y apareció rápidamente atrás de él, dándole una patada que lo mandó a volar fuera de la terraza, precipitándose a caer.
Murdok intentó condensar la energía a su alrededor para caer más rápido, pero no tuvo tiempo, pues Solet apareció nuevamente frente a él y le propinó un montón de golpes mientras volaban por el cielo.

Solet lo pateó nuevamente desde su espalda, mandándolo hacia arriba, y luego apareció frente a él nuevamente, dándole un gran golpe con energía solar.

Solet: Solar Beam! (Rayo Solar)

Con ese golpe, Solet disparó un enorme rayo que atravesó a Murdok y lo envió fuertemente contra el suelo, destrozando sus huesos y dejándolo inmóvil, sangrando.

Solet aterrizó frente a él, destrozado, y acercó su mano a su cabeza. Murdok sonreía, aún destrozado, y le miraba.

Murdok: V-Vamos… Mátame… No será la primera vez… Ya no le temo a la muerte…
Solet: No… No te mataré.

Solet le tapó la cara a Murdok con su mano, y entre sus dedos se pudo ver una brillante luz blanca saliendo de los ojos y boca de éste. Luego de un rato, Solet separó su mano de la cara de Murdok, y se levantó, mirándole con desprecio.

Solet: ya no serás capaz de manipular la energía… Te he desligado de todos tus poderes. Nunca más usarás la magia. Eventualmente morirás aquí, sin poder regenerarte.
Murdok: Tú… ¡MALDITA NIÑA!
Solet: Jaja… ya no eres tan rudo, ¿Verdad?

Solet le quitó el colgante de zafiro a Murdok y abrió vuelo, alejándose de él y subiendo al castillo nuevamente.

Murdok: ¡ME ENCARGARÉ DE MATARTE! ¡ESTO NO SE QUEDARÁ ASÍ!

Solet ignoró a Murdok y siguió volando, entrando al castillo para curar a los heridos, mientras este se quedaba solo. Pasadas las horas, Murdok intentó ahogarse para suicidarse, pero alguien apareció frente a él.
Ya casi incapaz de ver, Murdok forzó la vista, aunque el hombre estaba parado frente al Sol, y sólo se podía ver su silueta negra, pero pudo reconocerlo por su voz.

Lucius: Parece que llegué a tiempo… Ya querías suicidarte…
Murdok: Tú… Pedazo de mierda… Encárgate de matarlos.
Lucius: Primero hay que salvarte a ti. No le sirves de nada a Dragon estando muerto…
Murdok: Pequeña sabandija… ¿¡Qué crees que haces!? ¡MÁTALOS! ¡YO NO TENGO IMPORTANCIA!
Lucius: Ya, ya. Cállate la boca un poco *lo carga sobre él y desaparecen*

En el castillo, Solet se encontraba sanando a los heridos, aún fusionada con la reina Fairhim.

Azark: Así que para esto has estado entrenando...
Solet: Sí. Es una de las habilidades que me dejó Solaris.
Krirhim: Reina Fairhim... Ustedes dejarán de estar fusionadas, ¿No es cierto?
Solet: Uhm... Sí, eventualmente nos separaremos.
Krirhim: Uff menos mal...
Solet: ¿Por qué lo preguntas?
Krirhim: ¿¡Eh!? *Se sonroja* ¡Nada, nada!

Mientras todo esto ocurría en el Témpano Errante, más alejados de ellos, Research y Angerhim ya le habían encontrado la pista a Agnius, quien iba en un carruaje camino a Methril. Así, Research lo seguía con la forma de un buitre, y Angerhim iba en su lomo, pues no quería volar.

Angerhim: Hey, ¿Por qué te transformaste en buitre? ¡Apestas!
Research: ¡Cállate, el que lleva al otro en el lomo no eres tú! Lo importante es que ya lo tenemos aquí.

De repente, el carruaje se detuvo, y Research se paró en una rama, viendo a Agnius desde lejos. Angerhim se ocultó detrás de un árbol.

El carruaje había sido detenidos por bandidos, que quisieron lastimar al chofer. Sin embargo, Agnius se bajó a encargarse de ellos por sí mismo.

Research: Es nuestra oportunidad... Le quitaré el pendiente.
Angerhim: Pero está... Aferrado a su oreja.
Research: Lo sé... *Sonríe sádicamente* Eso es lo que lo hace emocionante.
Angerhim: No... No hagas eso, por favor.
Research: No nos queda de otra.

Research cambió de forma, esta vez transformándose en una urraca. Voló entonces hacia Agnius y tomó el pendiente de Agnius con el pico, arrancándolo fuertemente y rompiendo la oreja de este.

Este gritó un rato, y los ladrones lo empezaron a golpear mientras sangraba. Research voló hacia Angerhim y rápidamente se fueron con el pendiente.

Sin embargo, los ladrones se detuvieron y Agnius dejó de gritar en el momento en que se fueron. Todos los ladrones y Agnius sonrieron. El pendiente se desintegró en el pico de Research, y éste, alarmado, se volteó a mirar mientras planeaba en el aire.

Agnius se desintegró también, y los ladrones, que habían estado encapuchados, se quitaron sus capuchas. Todos eran Agnius.

Research: ¡Nos engañó! ¡Son imágenes de luz!
Agnius (Todas sus imágenes): Jaja, así que quieres este pendiente, ¿No es así?
Angerhim: Tú... ya sabías que te seguíamos...
Agnius: ¿Quién no se daría cuenta? ¡Eres un hada, sentí tu energía a kilómetros de aquí!
Angerhim: Ups... Se me pasó. Lo siento, Research.
Research: Entonces no hay de otra.

Research bajó y tomó su forma real. Luego, materializó una guadaña, preparándose para pelear.

Research: Tendré que vencerte.
Agnius: ¿Y cómo puedes asegurarte de que en verdad estoy aquí?
Research: Tendré que averiguarlo.

El chofer temblaba de miedo, sin saber lo que pasaba.

Agnius: Egius, entra a los interiores del carruaje. Esto será rápido.
Egius: ¡G-Gracias, Agnius-sama!

El chofer, Egius entró al carruaje y se escondió.

Agnius: Hagamos esto más interesante. Si encuentras a mi yo real, pelearé contigo. No tengo tiempo para estas cosas. Si no eres capaz de saber quién soy, no vales la pena.
Angerhim: No lo escuches... Nos está haciendo perder el tiempo... Su cuerpo real debe estar lejos de aquí.
Agnius: Oh, no. Les garantizo de buena fe que mi cuerpo está aquí. Tengo palabra de caballero.
Research: Si no quieres pelear... Puedo forzarte...
Agnius: ¿Peleando contra tres? Si no sabes cuál es el correcto, no te servirá de nada. Te mataré en cuestión de segundos.
Research: ¿Por qué darme una oportunidad así?
Agnius: Ya lo dije, quiero hacer esto más interesante. Hace tiempo no tengo una buena pelea. Demuéstrame que vales la pena y pelearé contigo uno a uno, sin trucos.
Agnius: Es una buena decisión. Está bien entonces. Esperaré tu respuesta, pero piénsala bien, sólo tendrás una oportunidad. Si no adivinas llevaré mi cuerpo real lejos de aquí.
Angerhim: Hay tres de él... Tienes 33% de posibilidades de acertar.
Research: No... No sería tan fácil... Él oculta algo más...
Agnius: Te daré diez minutos... Tengo otras ocupaciones.
Research: Je...
Agnius: ¿Uhm? ¿Dije algo chistoso?
Research: ¿Otras ocupaciones, no? ¿Como conducir un carruaje?
Agnius: Temo que no sé a qué te refieres.
Research: ¿Ah, no?

Research se acercó al carruaje y abrió la puerta, viendo a Agnius vestido como el chofer, sonriendo, mientras comía una manzana.

Agnius: Jaja, has sido muy listo. *Chasquea sus dedos y las imágenes desaparecen*
Angerhim: ¡Bien hecho, Research!
Agnius: Lamentablemente me lo he pensado mejor y no quiero pelear contigo.

Agnius se quitó el pendiente y se lo ofreció a Research.

Agnius: Toma.
Research: ¿Eh?
Agnius: Tómalo. No lo quiero. No lo necesitamos.
Research: *Toma el amuleto y lo aprieta fuertemente, para asegurarse que no se rompa* No se quiebra... Es real...
Agnius: Claro que es real... Soy un hombre de palabra y te dije que mi cuerpo estaba aquí. Lamentablemente ya no quiero luchar.
Research: ¿Por qué me lo das?
Agnius: Lord Dragon y yo hemos hecho todo lo que necesitábamos con esos amuletos. Ya no son de utilidad. No los necesitamos contra Nocte. Dragon puede matarlo diez veces sin él.
Research: No lo subestimes...
Agnius: Como sea, debo irme. Adiós.
Angerhim: ¡No lo dejes irse!

Agnius desapareció en un destello de luz, señalando que se había ido lejos rápidamente. Research aún tenía el amuleto en su mano, y simplemente le dejó ir.

Agnius: Al principio quería pelear con él... pero recordé quién era. Le conozco desde que está pequeño, en el castillo de Lord Dragon... Ese chico tiene poderes mucho más allá de lo sobrenatural. No me conviene luchar contra él. Recuperaré ese amuleto luego.

Lucius ha reaparecido y ha salvado a Murdok de su muerte. ¿Por qué Dragon está reviviendo a estas personas? ¿Qué más tendrá Dragon bajo la manga? El grupo de Solet y los demás ha logrado recuperar ambos amuletos y ahora van a Kaltenhertz a ver lo que ha pasado... Pero espera un momento… ¿Qué ha sido de Nocte, Kaiosera y Athu?

¡Próximo capítulo: El Sabio de las Estrellas aparece!

bueno, con esta pc ni loco me pongo a buscar soundtracks. Espero que les haya gustado el capítulo. En especial a ti Belu, te amo mucho <3

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
Saaku
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 821
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 23
Localización : In the Abyss . . .

MensajeTema: Re: Day and Night.   Mar Nov 05, 2013 4:35 pm

Síííí al fin ! un nuevo capítulo, me encantó mucho y más por la fusión de Solet *-*  quiero más cap y que nunca termine (o.o)9!
sigo diciendo que tu forma de redactar es super, cada vez mejoras y eso me alegra mucho n_n !
bebé si necesitas ayuda en poner los soundtracks me lo dices y te ayudo ! ^u^
me la imagine así a solet perocon una corona y las alas

siguelo amor me encanta , se pone mas interesaaaante Very Happy♥️
te amo demasiado mucho mucho mucho mucho mucho

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


No importa la muralla que nos divide, yo la escalaré sin obstaculos ~
 L&B ♥️  15/07/08
Vocaloid Fangirl ♫ The Virtual Idol (°ω°)/ !
Nyan Nyan ♫
Mi Deviantart   :3
Volver arriba Ir abajo
http://xsaakux.deviantart.com/
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Miér Nov 06, 2013 3:58 pm

Day and Night
El salvador de Drakunia
Capítulo 24: El sabio de las estrellas aparece. Pt.1  - El hijo de los dragones

[Soundtrack = https://www.youtube.com/watch?v=AzSVCqhdPd8 ]

Hace más de 300 años, la raza humana vivía en guerra. Los conflictos políticos y sociales de la época los llevó a agruparse en bandos y crear armas biológicas altamente destructivas.
Tras este apocalipsis nuclear, sólo el 15% de la raza humana sobrevivió, todos ellos presentando anomalías genéticas a causa de la radiación, aunque unos menos que otros.
Oceanía fue completamente devastada, sin quedar un solo superviviente. África apenas fue tocada por la guerra nuclear, pero el impacto fue suficiente para que su población terminara de extinguirse. El resto del mundo, buscando la salvación, se trasladó a Asia Oriental, a los territorios conocidos como China. Japoneses, alemanes, italianos, portugueses, franceses, ingleses, , árabes, rusos, vietnamitas y americanos se juntaron a los chinos y se asentaron alrededor del Himalaya, creando un decreto de paz en el que establecían que permanecerían unidos sin importar las diferencias que alguna vez hubo. A aquel día se le conoció como el día CERO, y el año, 2025, pasó a llamarse Año X. Decidieron entonces eliminar todo rastro de tecnología que se pudiese usar para el mal o para desatar una nueva guerra, y su idioma principal de comunicación fue el inglés. Renombraron entonces al Himalaya como Agnastar y su nuevo país, que ahora era azotado por el frío, producto del calentamiento global, pasó a llamarse Urr. Pasados los meses, se dieron cuenta que la humanidad no podría progresar sin la tecnología, pero no podían volver a sus viejos caminos: caminos que los habían llevado a la destrucción.
Fue, cuando, pidiendo ayuda al cielo, descendió de este un ser al que llamaron “el Sabio de las Estrellas”. El hombre… Que les enseñó la magia… O mejor dicho, que se las regresó.

De un día a otro apareció allí, encima de una colina. Él estaba como si nada, tapado por unas mantas, pero abandonado. Su piel no era como la de los otros: era morena;  y su cabello era rubio, casi blanco. Sus ojos eran violetas, aunque apenas los abría, pues lo único que hacía era llorar. Era un bebé de unos tres meses de nacido, que había aparecido en Drakunia, como si nada. Un dragón de gran tamaño, color rojo, con la forma del típico dragón europeo, lo encontró cuando exploraba el reino. Lo que más le sorprendió fue una especie de marca que tenía en la frente: era un círculo de color blanco, pero parecía estar tatuado.
No era como los humanos que vivían en Drakunia por aquel entonces. Al llevarlo a la tribu de los Tsukodomo, nadie lo reconoció. Allí todos eran pálidos y de cabello negro. Nunca nadie había visto un chico como ese. Sus padres no se hallaban ahí, definitivamente.

“¿Y si un humano de la Tierra se coló aquí?” “¿Un hombre impuro ha tirado aquí a su bebé?” “¡Es imposible que un humano normal atraviese el portal de Quasar! ¡Nunca nadie lo ha hecho” eran las opiniones que se escuchaban en la tribu, temiendo que algún humano impuro se hubiese colado en Drakunia y hubiese dejado a su bebé para huir… Pero era imposible.
Una de las parejas que conformaban la tribu, estériles, decidieron adoptarlo como nuevo miembro de su familia.
Él apareció de la nada, sin ningún rastro más que unas viejas sábanas. Había caído del cielo para esa pareja. Las estrellas los habían escuchado… Y fue llamado el Niño de las Estrellas.

Pero todos crecen, y el niño, al que llamaron Ikki, creció. A los ocho años de edad, se le tuvo que enseñar, junto a los otros niños de su edad, a adaptarse a las costumbres de los Tsukodomo.
Una noche, los sentaron a todos alrededor de una fogata. La gran shaman del a tribu, Aekasha, una mujer de piel blanca, vieja y cabello lleno de canas, que no abría los ojos, pues estaba ciega, les iba a decir algo muy importante.
Las prendas que vestían la tribu eran ligeras. Se trataba de ropajes de colores negro y blanco que tapaban las partes fundamentales de su cuerpo, mientras que iban descalzos. Todos se dejaban crecer el cabello y se lo ataban en una coleta, fuesen hombres o mujeres.
Se sentaron en posición de meditación, sobre sus piernas, y escucharon a la anciana Aekasha.
Junto a los pequeños niños, había varios dragones. Todos de colores diferentes, pero predominando los colores amarillo, blanco y rojo, excepto por una niña de cabello blanco y ojos azules, llamada Selena, que tenía un dragón negro. Sin embargo… Ikki estaba solo.

Aekasha: los amos dragones crearon este universo junto con las poderosas hadas. Quien llevó esto a cabo fue nuestro supremo líder, Asura-sama, hace muchos millones de años. Las hadas nos crearon a nosotros, los humanos, junto al planeta Tierra, pero los Tsukodomo fuimos elegidos para vivir con los dragones, pues nuestro primer líder, Kuunala, fue el primer hombre en domar a un dragón… Domó a Asura… Y se volvieron grandes amigos… Así como ustedes son amigos de esos brillantes dragones que tienen con ustedes…
Este poder se lo debemos a la luna: la primera domadora de las bestias. Ella nos enseñó a controlar el cuerpo y a convertirnos en poderosos guerreros como ustedes lo serán algún día.
El lazo entre un dragón y ustedes, es fundamental. En el momento en que se vuelvan amigos, nada podrá separarlos jamás…
Ikki: Pero… Abuela Aekasha… ¿Por qué yo no tengo un dragón?
Niño: ¡Porque tú no eres como nosotros! ¡Eres un impuro!
Aekasha: ¡Kenshin, no digas eso!

Los otros compañeros de Ikki se rieron y comentaron cruelmente al respecto. Ikki bajó su cabeza, triste, por cómo lo trataban.

Selena: Ikki no es raro… Ni es un impuro.
Ikki: ¿Eh?
Selena: Yo creo… Que él es especial… *Se sonroja al ver que Ikki lo ve*
Kenshin: ¡Eso lo dices porque tú también eres una rara de cabello blanco!
Aekasha: ¡YA BASTA! No toleraré que sigan hablando así… ¡Son niños, por Dios santo! Ikki… Todos los humanos podemos domar a un dragón… Sólo debes aprender de la luna, igual que lo hizo Kuunala. Quizás tardes más que los demás… Pero estoy segura que serás un hombre maravillosamente fuerte.
Ikki: *Sonríe y sube la cabeza* Gracias abuela Aekasha… Y gracias… Selena.

Ikki se convirtió en un gran guerrero, aún sin un dragón. A pesar de no tener uno, Ikki aprendió a controlar a cualquier dragón, aunque fuese de otra persona. Ikki se convirtió en el primer humano que pudo controlar la mente de los dragones, y por eso… Se convirtió en una amenaza para ellos. Con el tiempo, él y Selena se casaron y tuvieron una hermosa bebé: una niña de piel morena y cabello blanco, con los ojos azules… Llamada Lunaris. Lunaris creció, poderosa y con una gran ambición. Obtuvo su primer dragón, hijo de la dragona Erin, quien le pertenecía a su madre Selena. Un dragón negro algo especial llamado Kaiser.

Para ese entonces, Asura había muerto y ahora Arkadium, su hijo, tenía el control de Drakunia, aunque su hermano Byakuryu no estaba de acuerdo.

Ikki y Selena le enseñaron a Lunaris a cómo luchar y defenderse. La hicieron una niña recta apegada a las costumbres de su pueblo, y sobre todo, una niña con una gran autoestima. Quizás el mayor error de ellos fue consentirla tanto, pues creció arrogante y atrevida.
Ikki le enseñó a domar a cualquier dragón, y no solo eso… Le enseñó a controlar su mente y a entrar tan profundo en su corazón, que podría sacar sus sentimientos ocultos y cambiar completamente su forma, personalidad y fidelidad.

Pronto, Lunaris se convertiría en una de las domadoras de dragones más talentosas que hubiese. Sin embargo, a pesar de sus aspectos negativos, ella siempre buscó ayudar a su tribu y hacer el bien.

Pero cierto día todo cambió: el poder de domar la mente de los dragones se había propagado mucho y los dragones más fuertes tenían miedo de ser aplastados por los humanos. Cuando Lunaris tenía 12 años, los dragones atacaron a los Tsukodomo, quemando su aldea y matando a los dragones que intentaban protegerlos. Sólo su padre, ella y cuatro amigos de su edad pudieron salvarse, escapando a la Tierra con sus dragones.
Lunaris perdió a su madre, y nunca se lo perdonaría a Ikki.

Tras llegar a la Tierra, Ikki y los niños que con el estaban, se encontraban tan destrozados que no prestaron atención al sitio donde se encontraban. Estaban llorando y temblando, pues el frío que hacía era terrible. Estaban en la cima del Himalaya, pero ellos sólo querían llorar.

Lunaris: ¡T-Todo es tu culpa!
Ikki: ¡Lo sé…! ¡Lo sé…!

Uno de los niños que se encontraba con ellos, una niña de cabello negro y ojos azules, abrazó a Lunaris. Por el dragón que estaba con ella, uno de color blanco y largo sin alas, podemos saber que esa niña era Victoria.

Victoria: Todo va a estar bien… Pero… brr… Este frío es… Abrumador…

Los dragones que los acompañaban hicieron una enorme fogata y se abrazaron a sus domadores para calentarlos, excepto por Ikki, que no tenía ninguno. Otro de los chicos, un pelirrojo, permanecía mudo, sin palabras, y con una cara totalmente inexpresiva. El dragón que lo acompañaba era un dragón sin brazos, que solo tenía alas. Este chico era Guerra y su dragón Cataclismo.
Dos chicos más: uno moreno con cabello negro y ojos negros, que iba con un dragón de tres cabezas llamado Bite, era Hambre, y, por último, un chico pálido de cabello verde y ojos verdes, que iba con un dragón sin piernas llamado Heartless. Se trataba de Muerte, pero… Tanto él como Heartless eran muy distintos en esa época.

Lunaris: Zyg… Nuestras familias… Nuestros hogares… Todo ha sido destruido…

Al parecer, Victoria se llamaba Zyg.

Zyg: Lo sé… Yo tampoco puedo creerlo… Pero lo importante es que estamos juntos…
Hambre: ¿Y qué haremos ahora, Dod?
Muerte (Dod): Yo qué sé, Sult… Quizás deberíamos habernos muerto allí…
Ikki: No digan eso… Lo importante es que estamos con vida.
Guerra: *Decide hablar, y grita* ¿¡De qué sirve estar con vida si nunca los volveremos a ver!?
Cataclismo: Krig… No digas que no los volverás a ver… Ellos están siempre contigo…
Ikki: …

Ikki se levantó, calentándose con el fuego que salía por su nariz, para ver dónde estaban exactamente. Mirando por un costado de la montaña, pudo ver una luz mucho más abajo.

Ikki: Veo luz… ¿Serán personas?
Lunaris: ¿Personas…?
Ikki: Sí. Estamos en la Tierra.
Lunaris: ¿¡En la tierra!? ¿¡Con los impuros!?
Ikki: No les digas así…
Lunaris: ¿¡Y a ti qué más te da!? ¡No te importó mamá! ¡¿Y vas a darle importancia a lo que yo diga de ellos!?
Ikki: … Las cosas no son así, Lunaris. Algún día entenderás… Yo amé mucho a tu mamá... ¡La amo!... Pero tú eras más importante…
Lunaris: …
Ikki: Debemos ir ahí… Quizás podamos saber dónde están las hadas.

Montados en sus dragones, decidieron bajar entonces. Ikki iba sobre el lomo de Kaiser, junto con Lunaris, mientras que los otros iban en su propio dragón.
Llegaron así a un templo algo pequeño, lleno de monjes. Estos se impresionaron al ver a los dragones, pues allí se les adoraba. Con el que más se emocionaron fue con Moon, que se parecía a los dragones que ellos tenían dibujados en todo el templo.
Ikki preguntó sobre las hadas, sin tener éxito. Los humanos de la Tierra no tenían idea de la existencia real de las hadas. Al venir con los dragones, fueron aceptados en el templo como huéspedes, aunque con la condición de no hacer ruido y no molestar a los monjes.
Eran monjes budistas tibetanos, que vivían a los extremos del Himalaya. Entrenaban todos los días el cuerpo y la mente, y con el tiempo, Ikki y los niños fueron aceptados también como alumnos.
A pesar de ya conocer las artes marciales de Drakunia, aprendieron también las de aquellos hombres, y cuando Lunaris y los demás cumplieron los quince años, decidieron marcharse y buscar el mundo de las hadas, Sieblein, por su propia cuenta.
Los monjes se aventuraron entonces a la cima del Himalaya, y expandieron su templo hasta allá: el sitio donde los dragones habían llegado luego de tantos siglos.

Nocte se encontraba escuchando esta historia junto con Athu, Cynder y Winder en una de las salas del templo, de la boca de su maestro Koji, quien estaba sentado frente a ellos.

Nocte: Así que esa es la historia de la creación de este templo…
Koji: Así es. El sabio de las estrellas contó a los monjes todo lo que había pasado antes de llegar aquí, y se ha transmitido por siglos, hasta llegar a mí. También les enseñó a domar a los dragones, a la par que él aprendía de ellos, y muchos de esos monjes hicieron sus propios viajes y algunos de desligaron de sus votos de monje y tuvieron familia. De ahí que haya más domadores de dragones aparte de ti.
Nocte: Entonces Muerte, Hambre, Victoria y Guerra nacieron en Drakunia.
Koji: Así es. Crecieron con Lunaris, como hermanos.
Kaiosera: Mi hermano casi fue asesinado… ¿En el gobierno de mi padre?... Increíble… Por ello estaba tan arrepentido el día que el clan blanco nos exterminó.
Koji: Sí… De hecho, el exterminio del clan negro fue producto de lo que pasó ese día cuando se exterminó a los Tsukodomo. Una venganza.
Cynder: ¿¡Y qué pasó luego!?
Winder: ¡Sí, queremos saber!
Athu: Ikki… Ese nombre…
Nocte: Oigan, recuerden que hay cosas que hacer. Debo ir a Drakunia, no me hagan perder el tiempo en esto.
Cynder: ¡Pero debes conocer la historia completa si quieres vencer a Lunaris!
Koji: Los chicos tienen razón… Debes oír la historia completa.
Nocte: ¿¡En serio!?
Koji: ¡No me repliques! Debes saber lo que pasó cuando el sabio fue a Sieblein… Y además… Athu debe saber lo que viene.
Athu: ¿Eh?

¡La historia completa de Lunaris en manos de Koji! ¿¡Qué es exactamente lo que quiere que Nocte y Athu sepan!?

Próximo capítulo: ¡El sabio de las estrellas aparece! Parte 2: Athonugia, el dragón mestizo.

Como ven, este capítulo se divide en dos partes. La segunda parte saldrá pronto.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


Última edición por # Koji el Lun Dic 16, 2013 12:52 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
Saaku
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 821
Fecha de inscripción : 29/05/2010
Edad : 23
Localización : In the Abyss . . .

MensajeTema: Re: Day and Night.   Miér Nov 06, 2013 4:50 pm

ooooooooh me hizo llorar esa historia Q_Q pobre lunaris ella solo necesitaba amoooooooooor >w< !. . .
aaaaah quiero que saques maaas caaaaaaaaaaaap necesito mas ;-;
como dje la otra vez tu redaccion perfecta y cuando este con tiempo libre le pondre al otro cap soundtracks !
Te amo mucho mucho mucho mucho mucho ♥ sigue asi amor!!

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


No importa la muralla que nos divide, yo la escalaré sin obstaculos ~
 L&B ♥️  15/07/08
Vocaloid Fangirl ♫ The Virtual Idol (°ω°)/ !
Nyan Nyan ♫
Mi Deviantart   :3
Volver arriba Ir abajo
http://xsaakux.deviantart.com/
# Koji
Administrador
Administrador
avatar

Hibird : Hibird está alegre.
Mensajes : 934
Fecha de inscripción : 17/12/2008
Edad : 23
Localización : Yomi.

MensajeTema: Re: Day and Night.   Vie Ene 24, 2014 1:25 pm

Day and Night
El salvador de Drakunia
Capítulo 24: El sabio de las estrellas aparece. Pt.2 - Athonugia, el dragón mestizo

Tras partir de la montaña de Agnastar, el sabio de las estrellas, Ikki, junto con su hija Lunaris, y los cuatro futuros jinetes apocalípticos: Zyg (Victoria), Krig (Guerra), Dod (Muerte) y Sult (hambre), volaban sobre los dragones con destino hacia las tierras de lo que sería las montañas de Helter Shelter, donde se suponía que estaría una tribu de hombres que conocían a las hadas.
Esta información la habían obtenido algunos días luego de partir, con un hombre errante y misterioso que no quiso revelar su identidad.

Ellos eran los únicos seres mágicos en aquella región en plena destrucción, y por lo tanto, eran los únicos en los que podían confiar en un momento como ese.

Tras viajar toda una noche, lo que fue menos de lo que esperaban, pudieron llegar al sitio. Aquel lugar donde se les había enviado estaba vacío, aunque parecían haber casas, y en el centro del pueblo, un enorme agujero sellado por madera, como un pozo, que seguro ya podrán haber imaginado que se trata del portal entre Sieblein y el mundo humano.

Ikki: Es extraño… A pesar que no veo a nadie, puedo sentir la energía de muchas personas.

Fue entonces cuando sintieron algo pesado subiendo a los dragones, que los halaba. Rápidamente, seres invisibles los habían atrapado y los iban bajando hasta el suelo. Pronto, perdieron el conocimiento hasta el día siguiente.

Cuando la luz del Sol apareció, Lunaris fue la primera en despertar. Estaban en camas, bien acomodados, vendados y atendidos. Lunaris no entendía lo que pasaba, pues habían sido bruscamente emboscados la noche anterior. Luego de cerciorarse de que su padre y sus amigos estuviesen ahí, prosiguió a despertar a cada uno sin alarmarlo mucho. La reacción de todos fue igual: nadie entendía lo que pasaba.

Sigilosamente, Ikki se escurrió hasta la ventana más cercana y miró fuera de la cabaña en la que se encontraban, para intentar hallar la lógica de lo que sucedía. Tras hacerlo, vio un poblado lleno de gente de piel morena y cabello rubio, con tatuajes en forma de Sol en sus frentes y hombros. Eran como él.

Ikki: ¿Qué… Es esto?
Lunaris: ¿Qué ves, papá?
Ikki: Estamos en un pueblo… O quizás ciudad… Muy habitado.

Rápidamente, la curiosidad de los otros los empujó a unirse a Ikki en su exploración del mundo externo. Rápidamente, igual que él, intuyeron el gran parecido que tenían aquellos hombres y mujeres con su patriarca.

Lunaris: Ellos se parecen… Mucho a ti…
Ikki: Lo sé… Y creo saber el porqué.

Pero antes de darse a explicar, corrieron a ocultarse. Alguien se acercaba a la cabaña, así que, como gatos asustados, se fueron a meter a sus camas. Al entrar, un hombre que parecía muy amable, de un aspecto igual que el resto, y vestido de ropajes finos de colores amarillos que tapaban su cuerpo exceptuando sus pies y hombros, les saludó cordialmente.

¿?: Hola… Buenos días… Me alegro que hayan despertado. Lamento lo ocurrido anoche, sé que deben estar asustados, pero están en buenas manos.
Ikki: Estamos algo confundidos, ¿Has sido tú quien nos ha cuidado?
¿?: Efectivamente; déjenme presentarme. Soy Yan, y soy un Karuma, tal como usted.
Ikki: ¿Se refiere a mí?
Yan: Así es. Anoche la tropa vigilante los atrapó, confundiéndolos como intrusos. Luego de eso, fueron severamente regañados por nuestra líder, Yena, pues, gracias a sus dragones, era obvio que son seres mágicos, y además, se le identificó a usted como uno de nuestra raza, los hijos de las hadas.
Zyg: Entonces este es el pueblo de las hadas… A donde llegamos ayer pero… ¿Cómo es que anoche no vimos a nadie?
Yan: Nuestra especie usa un hechizo cada noche para hacerse invisibles. Sólo se nos puede ver durante la luz del día, cuando el Sol nos ilumina directamente. A eso de las seis de la tarde, comenzamos a desaparecer.
Lunaris: papá… Entonces tú no eres un tsukodomo…
Ikki: Esto no me agarra por sorpresa… Siempre supe que no era parte de ellos… Nunca tuve un dragón propio…
Yan: ¿Dices que has vivido toda tu vida con los tsukodomo?
Ikki: Así es. Me criaron allí, pero siempre fui adoptado. Aunque crecí como cualquier otro niño de allí, siempre me faltó algo: tener mi propio dragón.
Yan: Eso es porque, aunque aprendiste a domar a los dragones como lo hacen ellos, tu cadena espiritual es más fina y sólo se unirá a un dragón lo suficientemente puro…
Ikki: Lo que dices suena sencillo para ti… Pero no lo entiendo del todo.
Yan: Supimos lo que pasó en Drakunia. Los invito a quedarse con nosotros y me disculpo una vez más por lo que pasó anoche.

Sin hogar, y sin otra opción, Ikki y sus queridos muchachos se quedaron a vivir en aquel pueblo sin nombre.
Mientras que los chicos entrenaban con sus dragones, Ikki era entrenado por los lugareños sobre la unión con las hadas. Ellas vivían al otro lado del pozo y pocas veces salían, pero una vez cada año, una salía y se quedaba a vivir con un humano el resto de su vida.
Al pasar el tiempo, Ikki conoció a la líder de la tribu: Yena. Era una mujer con el mismo aspecto que los demás, con los ojos rojos como el fuego. Era muy fuerte y decidida, carismática y poderosa, y sobretodo, protegía a su tribu como si fueran parte de ella misma.

Cierto día, un escándalo conmovió a la tribu: un dragón verde, muy grande y enfadado, con alas gigantes de mosca, que asemejaban a las de las hadas, y orejas punzantes que salían de los lados de su cara (característica que no tenían otros dragones), atacó el pueblo por la noche.
Los más expertos de la aldea usaron el brillo de la luna, que reflejaba el del Sol, para pelear contra él, pero no fue suficiente. Este dragón secuestró a la líder de la tribu y la llevó a unos bosques montaña arriba, donde mucho después se construiría Kaltenhertz.

Los chicos quisieron buscarla, pero fue Ikki, con ayuda del dragón de Lunaris, Kaiser, quien fue en su ayuda.
Se dice que Ikki pudo finalmente conectar con un dragón esa noche, y fue aquel dragón con alas de hada, que se llamó Athonugia. Tras poder hablar con él, descubrieron que este dragón fue hijo de un hada y un dragón, que, en su forma humana, procrearon y crearon una nueva especie. Era un hadragón o Derhym (Deru significa dragón en el idioma de las hadas)
Tras haber salvado a Yena, Ikki fue llamado caballero de honor, y tras ese día, Ikki y la líder de la tribu se hicieron más cercanos, hasta que el sabio decidió darse una segunda oportunidad en la vida y se casaron.

Lunaris fue la más afectada en esto, pues aún no perdonaba a su padre por la muerte de su propia madre, pero tuvo que aceptarlo al final.
De esta relación, nació un niño Karuma llamado Solaris, el hermano menor de Lunaris.

Koji había terminado de contar la historia y Nocte se le quedó mirando fijamente, pensando sobre lo que acababa de oír. Athu aún no entendía el porqué tenía que darle importancia a este relato, pero algo zumbaba en su cabeza. Era un recuerdo vago, pero él no lograba capturarlo.

Nocte: Así que… Lunaris en el fondo…
Koji: Sólo estaba resentida con su padre. Ikki no le dio la suficiente atención nunca, intentando protegerla, mantenerla alejada de todo esto… Pero sólo la convirtió en un ser lleno de dudas y rencor.
Athu: Pero… No logro entender… ¿Por qué debía escuchar esto?
Koji: Aún no lo recuerdas…
Athu: Hay algo… Molestándome… ¿Por qué mejor no me lo dices y dejas de joder, anciano?
Nocte: ¡Athu!
Koji: Tranquilo… Es normal que se sienta así.
Athu: ¿Vas a seguir callándotelo?
Koji: Todo a su tiempo, Athu.
Cynder: Pero no has terminado la historia…
Koji: Lo siento… Pero es todo lo que sé.
Winder: ¿Eh? ¿Pero cómo es eso posible?
Koji: La primera parte era lo que sabían los monjes. Lo que les he contado luego es lo que dicen los libros. Yo nací un tiempo luego que la guerra terminara. Los espíritus les dijeron eso, ¿O no? Yo tuve que pasar la misma prueba que pasó Nocte… Por ende, cuando yo llegué aquí, Lunaris ya había sido sellada y Solaris estaba muerto. Los libros de los que hablo, los conseguí en el pueblo de los Karuma. Ningún libro, al parecer, habla de lo que pasó luego. Pero dudo que nunca haya habido uno… Lo más probable es que todos hayan sido destruidos de alguna forma.
Nocte: Bueno… Entonces, supongo que es hora de partir… Pero no me has dicho cómo vencer a Quasar
Koji: Te preguntarás cómo fue que terminó el sabio de las estrellas en Drakunia si él era un Karuma… Es algo que no está escrito en ningún lado, pero seguro podrás entenderlo. Quien lo haya dejado ahí, pudo traspasar el portal de Quasar. Si eso es correcto, hay solo una cosa que puede hacer un humano para vencer a Quasar, y esa cosa se encuentra en los Karuma.
Nocte: Pero ni tú ni yo somos Karuma…
Koji: Así es… Pero, ¿Qué es lo que tienes en el cuello?

Nocte tocó la bufanda de Solet y entonces entendió. Todo tenía sentido ahora.
Koji: Cuando se creó el mundo, las hadas protegieron a los dragones, sellándolos con el poder del tiempo, que se les fue heredado por el universo, dentro de una dimensión llamada Drakunia.
Drakunia se encuentra sellada más de mil años en el pasado. Por eso es necesario este reloj de arena conocido como Edad de Dragón para ir ahí. Por otro lado, los dragones sellaron a las hadas en Sieblein, un mundo paralelo, con el poder del espacio, con el que crearon el universo. Así fue como crearon un hoyo de gusano en la Tierra que te envía directamente a Sieblein. Ambas razas juraron protegerse, pero, como te habrán dicho los espíritus que vigilaban la montaña, las hadas tienen el don del espíritu y los dragones el don del cuerpo. Las hadas fueron dotadas de amor y sabiduría para poder controlar a los dragones, llenos de fuerza e impulsos. Así es como el espíritu debe domar al cuerpo.
Nocte: En otras palabras… El poder de las hadas puede anular la fuerza de los dragones…
Koji: Exactamente. Fue así como el sabio de las estrellas aprendió a domar a cualquier dragón. Este don fue pasado a Lunaris y a todos sus descendientes. A pesar que Lunaris creció como una Tsukodomo, ella también era mitad Karuma, pues su padre, Ikki, lo era.
Nocte: por eso el poder de Solet puede mitigar el de Lunaris…
Koji: Sí. Por eso en este templo entrenamos el espíritu. Si entrenas el espíritu, aunque no seas un Karuma, podrás domar tu cuerpo. Los humanos, junto con los Eirien, somos las únicas razas que fueron dotadas de espíritu y cuerpo a la vez. Somos parte de este universo, y somos parte de la vida en él. Tú, que tienes sangre de Karuma y tienes sangre de Tsukodomo, puedes domar a cualquier dragón si te lo propones. Estoy seguro que, junto con Kaiosera, lograrán vencer a Quasar.
Kaiosera: Entonces eso fue lo que hiciste tú, Koji… Domaste a Quasar
Koji: No, lo estás entendiendo mal. No lo domé; anulé sus poderes. Además, hay un amigo mío allá que seguro te ayudará, Nocte.
Nocte: ¿Amigo?
Koji: Sí. Lo conocerás cuando vayas.
Nocte: Bien… Entonces es hora.
Koji: ¿Crees que es tan fácil?
Nocte: ¿De qué hablas?
Koji: Llegaste aquí siendo derrotado por mí. ¿Crees que te dejaré ir a enfrentarte a un dragón gigante sin haberme vencido a mí, un pobre viejo?
Nocte: ¿Quieres pelear contra mí?
Koji: Quiero probar si el entrenamiento ha tenido frutos.

Nocte miró a Kaiosera, y éste le devolvió un gesto de afirmación. Ambos estaban decididos a vencer a su maestro a como diera lugar.

Nocte: Bien… Entonces… Niños, váyanse de aquí.
Koji: Je, irás en serio entonces.
Nocte: No hacerlo sería irrespetarlo, maestro.
Koji: Muy bien, entonces…

Koji señaló a Cynder y Winder y los envió volando a otra parte, dejándolos a salvo fuera de aquella habitación del templo.

Nocte estiró la mano hacia Kaiosera, y éste se convirtió en una enorme espada de color negro, adhiriéndose a su mano. Koji se levantó, poniendo sus manos en el aire en una posición de batalla.
Nocte gritó alto y fuerte, lanzándose a gran velocidad hacia su maestro, tomando fuertemente a Kaiosera y arrastrando su filo por el suelo, destruyendo todo, hasta levantarlo con fuerza hacia Koji y luego impactando en el techo.
Koji solo se había movido un poco y había logrado esquivar el ataque completamente, pero una gran franja morada se había creado en el aire: una fisura dimensional provocada por el poder de gravedad de Nocte y su dragón.
Las paredes y muebles de la habitación fueron atraídas hacia allí, intentando golpear a Koji, pues Nocte se había cubierto a sí mismo con un campo gravitacional, que repelía las cosas y las hacía girar alrededor suyo.

Pero de un momento a otro, todo lo que había pasado parecía estar al revés. Era Koji quien tenía un campo gravitacional alrededor suyo, y todo se abalanzaba hacia Nocte.

Nocte reaccionó lo suficientemente rápido para mover a Kaiosera y dar un fuerte corte de 360 grados para destruir todo, creando una gran explosión, de la que ambos rivales se cubrieron.

Nocte: ¿Qué fue eso?
Koji: Llevamos un año conociéndonos, pero aún no sabes que tipo de antimagia controlo, ¿Eh?
Nocte: Es cierto…
Koji: Pues bien. Soy un antimago gris, y mi dragón, o mejor dicho, mi otra parte se llama Genn.
Kaiosera: Lo sabía… Siempre sentí algo familiar en él…
Nocte: ¿De qué hablas?
Kaiosera: Como ya te habíamos dicho, mi abuelo era un dragón gris y tuvo dos hijos: un dragón blanco y uno negro. Pero es obvio que, si mi abuelo fue el primer dragón gris, algo debería haber pasado para que hubiese más dragones del mismo color y se formara el clan gris. Mi abuelo tuvo un tercer hijo: Genn… Que heredó sus poderes… Los poderes del vacío. Por alguna razón, mi tío se fusionó con Koji-sensei.
Nocte: Así que tu antimagia… Es del vacío… ¿Qué significa eso?
Koji: El vacío es inexistente, pero existente a la vez. Es la nada, pero a la vez es el todo. No tengo una magia en sí, pero a la vez, tengo cualquiera. Lo que ves no es lo que hay.
Nocte: … ¿Qué?
Koji: En otras palabras, Nocte, yo controlo el todo y la nada a la vez. Puedo cambiar las cosas a mi antojo. Puedo reestructurar cada pieza del universo y cambiar los acontecimientos.
Nocte: Con ese poder… Tú eres un…
Koji: ¿Un dios? Muchos dicen eso. Yo sólo soy tu maestro.
Nocte: Tener ese poder tan grande… Y aún así permanecer tan humilde… Tan solemne… Muchos habrían caído en la tentación… Y podrían haber usado ese poder para su propio beneficio… Pero tú…
Koji: me ha llevado siglos perfeccionarlo, pero tengo toda la eternidad, de todas formas… Es difícil controlar un poder del que nadie sabe nada… Como tú lo dices, muchos habrían caído en la tentación y habrían hecho cosas horribles… Lo importante es saber quién eres en realidad y tomar las decisiones correctas.
Nocte: Si puedes hacer cualquier cosa… ¿Por qué eres…?
Koji: ¿Ciego? Yo decidí ser así. Cuando te conviertes en un monje dragón, tu poder se vuelve tan grande como el de un hada, así que te haces inestable para este mundo. Por ello, cada monje dragón debe sacrificar una parte de su cuerpo, donde almacena el exceso de energía que deteriora el mundo, y la sella. En mi caso, sellé mis ojos con esta banda especial. Cegué mis ojos, que solo veían injusticia y dolor, y abrí mi corazón para ver mejor el mundo.
Nocte: Entonces… Si eres así… Es imposible vencerte.
Koji: Sí, de hecho, actualmente lo es… A menos que se usara algo como el Edad de Dragón para revertir mi edad a cuando era joven y no sabía usar mis poderes… Pero eso no sucederá, a menos que me quieras traicionar.
Nocte: ¿A qué viene todo eso? Estás loco. Entonces, ¿Cómo se supone que querías que te venciera?
Koji: No quería realmente eso. Sólo quería darte una lección. Cuando estés enfrentando a Quasar, dudarás mucho sobre algunas cosas, pero sé que, al igual que yo, encontrarás el camino.
Nocte: Bien… Entonces…

Kaiosera volvió a su forma normal, aunque diminuta y se subió a la espalda de Nocte.

Koji: Ahora sí, debes irte.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Volver arriba Ir abajo
http://ficplanet.foroes.org
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Day and Night.   

Volver arriba Ir abajo
 
Day and Night.
Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
 Temas similares
-
» -Last Night- {privado}
» Audion Silver Night 300b.
» losi night crawler
» Curiosidades sobre discos
» Preparando el paso a SET 300B

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
JR Anime ~ La cultura del animé adaptada al Rock. :: Fanfics :: Fantasía-
Cambiar a: